Balearon en la cabeza a nene que esperaba jugar al fútbol

Policiales 19 de agosto de 2019 Por
ROSARIO

Un nene de 8 años fue baleado en la cabeza cuando esperaba para jugar un partido de fútbol en un club de Rosario y permanecía internado en grave estado. Fuentes policiales informaron que el pequeño, de nombre Benjamín, fue operado y quedó internado en el Hospital de Niños Víctor J. Vilela de Rosario. Todo comenzó el sábado alrededor de las 16:00, cuando el nene esperaba para jugar en una de las canchas del Club Paulo VI, situado en la calle Garzón y Boulevard Seguí, del barrio Goy, cuando recibió un disparo de arma de fuego presuntamente producto de una bala perdida. El niño, quien juega desde los 7 años en el Club 7 de Septiembre, es sobrino del ex delantero de Newell's y Banfield Mauricio Sperdutti, quien estuvo en el Hospital Vilela junto a los padres del nene. La subdirectora del hospital Vilela, Carolina Binner, dio a conocer el estado de salud del pequeño en declaraciones al portal del diario La Capital y señaló: "Está estable, con asistencia respiratoria, en coma farmacológico y hemodinámicamente compensado". Los padres de Benjamín relataron angustiados que "en un segundo arruinan a una familia". Javier, padre del pequeño, sostuvo que lo único que espera es que su hijo "se recupere" y remarcó que "lo demás no importa", en relación al autor del balazo que podría haber matado al chico. "Se desmayó y luego volvió en sí. Logró ponerse de pie y caminar. Dijo que le dolía la cabeza, y se desvaneció nuevamente", contó el hombre en declaraciones al canal Todo Noticias (TN). Indicó que quienes estaban en el lugar pensaron que se había desmayado por una enfermedad, y que la herida era por un golpe. "Enseguida llamaron a la ambulancia, pero les dijeron que iban a tardar y el padre de otro chico decidió trasladarlo de urgencia en su auto", indicó. Además, añadió: "Solo pienso en él, es muy fuerte, y solo quiero que salga adelante. Lo demás no importa".

ABUSADA EN BARILOCCHE
Una chica rosarina de 17 años denunció que fue abusada sexualmente en su viaje de egresados en San Carlos de Bariloche. El acusado tiene 18 años e integraba el mismo contingente de alumnos rosarinos. El hecho denunciado ocurrió en la noche del pasado domingo 11, en el hotel Lagos Andinos. Luego de la denuncia formal, a principios de esta semana se realizó la audiencia imputativa, que resolvió dejar en libertad al supuesto agresor. Para proteger la identidad de la víctima se determinó un hermetismo absoluto en torno al caso, al punto en que no se conoció el nombre del juez que estuvo a cargo de la audiencia y tampoco cómo se calificó penalmente el abuso atribuido al sospechoso. Apenas la chica denunció el episodio se activó el protocolo para los casos de abuso sexual e intervino personal de la Oficina de Asistencia a la Víctima.

MURIO TRAS INGERIR COCAINA
Un hombre de 38 años murió de un infarto tras ingerir un envoltorio con cocaína durante un operativo contra el narcotráfico en San Luis, según informó este domingo la dirección de Relaciones Policiales puntana. El hecho ocurrió en uno de los cinco allanamientos que se realizaron durante la noche del viernes y la madrugada del sábado en la casa 9 de la manzana 33 del barrio Serranías Puntanas, ubicado en la zona sur de la capital provincial. En ese domicilio, los policías de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico pusieron a resguardo a una adolescente de 15 años en la comisaría del menor y demoraron a tres hombres, uno de 28 años, otro de 51, que tenía consigo dos envoltorios con cocaína y un tercero de nombre identificado como Daniel Alberto "El Negro" Díaz. Según las fuentes, a éste último sospechoso le encontraron dos envoltorios de nailon con cocaína y 700 pesos. En ese momento, Díaz se descompensó y los policías intentaron reanimarlo hasta la llegada de la ambulancia con personal del Sempro, quien certificó su deceso.

IDENTIFICO AL DETENIDO
Un testigo identificó en rueda de reconocimiento al único detenido por el crimen del niño de cuatro años Ulises Benjamín Amaya, ocurrido en la localidad tucumana de Las Talitas. De esa manera, se complicó la situación de Claudio "Cococho" Argañaraz, hermano del abuelastro del menor, quien fue arrestado el jueves pasado, una semana después que el cuerpo del pequeño fuera encontrado colgado por el cuello de un puente. El testigo reconoció a Argañaraz, un hombre de 37 años, como la persona que caminaba junto al chico cuando fue visto por última vez, horas antes de ser encontrado muerto. Según la información difundida por el sitio del diario La Gaceta, "Cococho" fue reconocido por una deformación que posee en la boca. Argañaraz fue llevado a declarar por segunda vez ante la fiscal Adriana Giannoni, que se encuentra a cargo de la instrucción del caso. El hombre negó haber participado del homicidio y se negó a contestar preguntas. Las principales sospechas, según trascendió, apuntan a que "Cococho" llevó a un descampado al niño para abusar sexualmente de él y que ante la resistencia, lo terminó asesinando. Por otro lado, se supo que en la vivienda que habitaba el detenido se encontró un trozo de cable similar al que fue utilizado para ahorcar al pequeño. El detenido es uno de los diez hermanos de Francisco Peñalva, quien era abuelastro de Benjamín, y no tenía antecedentes de violencia ni delictivos. El joven sufre de un problema de baja talla, a causa de alimentación deficiente de niño, situación que podría haber influido en el hecho de que habría sido tomado como un menor de edad por testigos que lo vieron junto a Benjamín horas antes del crimen. El pequeño fue encontrado muerto en la noche del 8 de agosto pasado en un predio descampado privado, colgado de un puente, tras desaparecer de su domicilio, donde estaba al cuidado de una abuela, a unos 500 metros del lugar.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar