O bem não faz manchete

Sociales 19 de agosto de 2019 Por
Leer mas ...

(Por Miguel Pettinati).-Nuestros hermanos brasileños tienen una expresión amasada por la experiencia y acuñada por el lenguaje cotidiano, que, traducida, afirma "el bien no hace noticia" (JLK).
Para este caso, podríamos colocarle como rúbrica el adagio "Vox populi, vox Dei", ya que esa apreciación objetiva de que el bien, aun en sus formas más significativas, no es motivo de información ni busca ser publicitado, es una verdad que no necesita demostrarse con argumentos. Por el contrario, lo que no tiene explicación lógica es el manejo que se hace del mal en sí mismo y de la malicia de tantos seres inteligentes.
Es una sociedad - lamentablemente- globalizada por el contubernio de una propaganda engañosa y por un sistema informativo subjetivista y morboso, no hay tiempo ni lugar para dar cabida al bien. Pareciera que, por el contrario, existe un deleite nefasto en divulgar e imponer el mal en todas sus manifestaciones.
Los grandes  anuncios , las noticias que " producen", es decir: que venden, generalmente, no son halagüeñas, ni esperanzadoras, ni motiva una vida signada por la verdad. El triunfo de la mentira ya es una institución acreditada con personería pública internacional.
Pero el bien ¿todavía subsiste? ¡por supuesto! aunque el mal haga más roncha, aunque salpique más lejos, aunque sea más apetitoso para los malvados, el bien existe por sí mismo, tiene entidad propia y nunca jamás podrá ser totalmente aniquilado; mientras que el mal es un cáncer que abusa de lo bueno con el fin de anidar, corromper y destruir.
Sin embargo, si "el bien no hace noticia", quizá sea porque todavía no se conoce suficientemente a Dios, el bien infinito.
querido lector pienso algo más. En la Sagrada Biblia, se encuentran reiteradas exhortaciones a obrar bien, para contrarrestar el mal en todas sus formas. Así, por ejemplo:
¡Cesen de hacer el mal, aprendan a hacer el bien!¡Busquen el derecho, socorran al oprimido! (Isaías 1,16-17).
Cristo Jesús enseña: hermano no imites lo malo sino lo bueno. El que hace el bien pertenece a Dios, pero el que hace el mal no lo ha visto a Dios ( 3 Juan 1,15).
Nos se engañen: nadie se burla de Dios. Se recoge lo que se siembra. No nos cansemos de hacer el bien, porque la cosecha llegará a su tiempo, si no desfallecemos ( Gálatas 6,7).
No devuelvan mal por mal, ni injuria por injuria: al contrario, retribuyan con bendiciones, porque ustedes mismos están llamados a heredar una bendición ¿quién puede hacerles daño, si se dedican a practicar  el bien?( 1 Pedro 3,9).
Por supuesto que, en todo caso y sin buscar la noticia, es fundamental hacer una opción consciente y decidida por el bien, ya que quien sabe hacer el bien y no lo hace comete pecado (Santiago 4,17):Palabra de Dios, Gloria a ti Señor Jesucristo.
Pidámosle a Jesús la gracia de hacer siempre el bien. Amén.
Señor mío y Dios mío tu palabra se cumpla en mi. Amén.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar