El juez no prolongó el pedido de la Fiscalía y Williner quedará en libertad

Policiales 09 de agosto de 2019 Por
En otra audiencia llevada a cabo ayer en los Tribunales, con la presencia de los familiares del fallecido Luciano Beninca y del acusado, Javier Bottero no aceptó el pedido de los fiscales de prorrogar la detención del único imputado, con lo cual José María Williner quedaría en libertad a partir del próximo domingo. Para ello, se deberá pagar una fianza de un millón de pesos y deberá cumplir una serie de medidas restrictivas.
FOTO LA OPINION AUDIENCIA. Se llevó a cabo en la sala de la planta baja de los Tribunales. ABOGADOS. Néstor Oroño y Juan Degiovanni.
FOTO LA OPINION AUDIENCIA. Se llevó a cabo en la sala de la planta baja de los Tribunales. ABOGADOS. Néstor Oroño y Juan Degiovanni.

En otra extensa audiencia que se realizó este jueves en la planta baja del edificio de los Tribunales rafaelinos, en una pequeña sala donde los medios de prensa locales tuvieron que seguir las alternativas en la zona de pasillos, tuvo continuidad el caso Luciano Beninca, y que ha conmocionado a toda la sociedad rafaelina durante los últimos dos meses. Allí, se expusieron los argumentos en relación a la continuidad o no de la prisión preventiva de José Maria Williner, -el domingo vence el plazo de 60 días de prisión preventiva dispuesta en la primera audiencia- el único imputado por el homicidio de su amigo Luciano Beninca, ocurrido el pasado 8 de julio en un edificio ubicado en calle Belgrano y Aarón Castellanos. Estuvieron presentes, por un lado, los padres de la víctima y hasta el propio Guillermo, el hermano que participó de la pelea, y por el otro, el padre del imputado Williner. Luego de escuchar cada uno de los argumentos, el de la Fiscalía, el del abogado querellante de la familia Beninca y el del abogado defensor, el juez de la Investigación Penal Preparatoria, Dr. Javier Bottero, desestimó el el pedido de los fiscales Guillermo Loyola y Martín Castellano de extender por tiempo indefinido la preventiva de José María Williner, aceptando lo solicitado por parte de Néstor Oroño. Esto implica que su defendido sea excarcelado previo pago de una fianza de un millón de pesos -o un embargo sobre ese valor.- y bajo varias medidas estrictas y alternativas que Williner deberá cumplir obligatoriamente hasta que se lleve a cabo el juicio oral. Dichas medidas tienen que ver con la prohibición de concurrir a locales de diversión en los que se expenda bebidas alcohólicas, prohibición de ausentarse de la ciudad de Rafaela sin previo aviso, no podrá asistir al CRAR, quedar al cuidado de su progenitor, presentarse todos los días viernes a firmar en las instalaciones de la Oficina de Gestión Judicial, sumado a la prohibición de acercamiento hacia las víctimas u otras personas o testigos ligados a la causa, además de realizar un tratamiento de desintoxicación por el consumo de drogas.
En relación a lo expuesto ante el Juez, el fiscal Loyola comenzó relatando que “hasta hoy no han variado los argumentos que permiten mantener la prisión preventiva. Hasta el momento no están los resultados de la autopsia y aún no se puede saber la causa de la muerte de Luciano, más allá de los informes preliminares con los que contamos. También restan las pericias de teléfonos celulares, las cuales llegaron el día de ayer -por el miércoles.- pero aún no pudieron ser analizadas por el caudal de información”. También hizo hincapié en los resultados de los exámenes toxicológicos, donde la víctima arrojó 1,26 gramos de alcohol en sangre, mientras que el acusado arrojó 0,90 de alcohol y positivo en relación a la presencia de marihuana y cocaína. Con respecto a esto el Fiscal manifestó que falta saber el porcentaje de estas sustancias para determinar la influencia de los componentes en el hecho en cuestión.
Otra prueba que hizo alusión la Fiscalía fue el de la personalidad del acusado y para esto entrevistaron a dos personas que llamaron "testigos de concepto", quienes relataron situaciones violentas vividas con Williner en distintos sectores bailables de la ciudad. Además, también se refirió a la situación de Guillermo Beninca, mencionando que “su participación se encuadra dentro de una conducta de legítima defensa de un tercero", solicitando, por último, la prisión preventiva del imputado.
Posteriormente, Juan Bautista Degiovanni, el abogado querellante, afirmó que “desde la Querella coincidimos con la carátula del hecho y la solicitud de prórroga de la prisión preventiva sin plazo alguna"
Luego fue el turno de tomar la palabra de Néstor Oroño, defensor del Pelado Williner. "La postura de la Fiscalía no deja de sorprenderme, porque el que comenzó toda esta saga de locura fue Guillermo Beninca, quien hostigó en todo momento a Williner por una ex novia de su hermano. Acá si hay un culpable, ese es Guillermo, porque fue él quien comenzó con todo esto, y no puedo creer que Fiscalía lo premie con la legítima defensa, lo victimizan faltando a su objetividad", narró el santafesino, acotando luego que “se deberían analizar las personalidades de los tres y no solo del acusado. Además, Williner, como cualquier acusado, goza del estatus de inocencia, no se puede presumir nada, todo debe demostrarse, mi defendido tiene su historia, pero también la tiene Beninca, y reitero, acá el único responsable de todo lo que pasó fue Guillermo Beninca, el hermano de Luciano, quien en todo momento instó a que esto terminara de esta manera. De mi defendido se podrán decir muchas cosas, es más mucha gente aprovecha para aparecer ahora y cobrarse alguna factura, pero de su padre, del Dr. Williner, que personalmente invité a que venga a esta audiencia, nadie puede decir nada, por eso una de las medidas alternativas que solicitaré será que José María quede al cuidado de él mientras dure el proceso". También sostuvo que “el alto poder adquisitivo tanto de él como de su familia no lo convierte en peligroso, sino se trataría de una discriminación y todas aquellas personas que cuenten con dinero estarían presos". Para finalizar, aclaró que “su defendido no podría entorpecer las pruebas ya que se encuentran debidamente resguardadas y que en estos 60 días no surgieron nuevos elementos que hagan que el Juez prorrogue la prisión preventiva. Por todos estos motivos solicito medidas alternativas y el pago de una fianza”.
Cabe señalar que resulta de vital importancia el resultado de un estudio de histopatología al que accederán las partes en los próximos días, a través del cual se precisará si la muerte por trauma cráneoencefálico, fue producto de un golpe de puño o del impacto final sobre la vereda.

“ASESINO”
Por último, el juez le otorgó la palabra al padre de Luciano Beninca, quién con lágrimas de por medio, dolido y conmovido, dijo que “hace dos meses que me vengo preguntando porqué me lo mató cuando le dijeron 'pará Pelado, pará, ya fue'. Es un maldito asesino, cuídenos señor Juez, esta gente no puede estar en libertad, hoy fue mi hijo pero mañana puede ser el de cualquiera de ustedes. No encuentro explicación a lo que sucedió”.

“DECISION RAZONABLE”
Néstor Oroño volvió a realizar una estupenda defensa de Williner, al afirmar luego ante LA OPINION y la prensa local que “es lo más razonable que podía ocurrir. No le encontraba mucho sentido a la continuidad de la prisión preventiva de mi defendido. Se han dispuesto medidas alternativas conformes al artículo 219 la más importante una caución real de 1 millón de pesos para la que habrá que constituir un embargo sobre un bien de algún familiar que tendrá que acreditar solvencia y una vez constituida esa caución recién allí se efectivizará la libertad porque el trámite hay  que relizarlo en el Registro de la Propiedad de Santa Fe”. También habló Loyola, y dijo que “el Juez no hizo lugar a nuestro pedido y  vamos a tener que esperar los fundamentos, no es lo que habíamos solicitado”, adelantando que luego de la lectura de los fundamentos se evaluará la posibilidad de una apelación. “Los tiempos no dependen de nosotros” respondió ante la consulta acerca de cuándo se darán a conocer las pericias. “La postura nuestra es a partir de las evidencias recolectadas, seguimos trabajando, y obviamente pueden seguir apareciendo testigos”. Y en relación a un audio que se viralizó a través de whatsapp que sería de un hermano de Luciano  Beninca. Loyola subrayó que “esos dichos no se corresponden  en nada con las evidencias recolectadas en la causa”. A su vez, Degiovanni opinó que “el proceso sigue” y anticipó que están preparando el juicio oral “con entrevistas a testigos, testigos de concepto que tenemos que entrevistarlo en el correr de los días y otras diligencias probatorias. Los celulares llegaron este miércoles pero falta verificar los contenidos que fueron examinados en la ciudad de Rosario. Faltan pruebas periciales médicas que es lo que determinaría cual fue la causa de la muerte. Hay resultados preliminares pero necesita un examen fisiopatológico que es lo que determina exactamente cuál fue la causa real y contundente de la muerte, ese resultado no está y estamos a la espera”.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar