A 136 años de la creación de la primera escuela de veterinaria

Información General 06 de agosto de 2019 Por
Leer mas ...

Chevallier, Agote y Martínez fueron los únicos estudiantes que un día como hoy pero de 1883 comenzaron las clases de la carrera de veterinaria en el Instituto Superior de Agronomía y Veterinaria que funcionaba en la localidad bonaerense de Llavallol. La institución había sido creada en 1872 por el agrónomo Eduardo Olivera,​ egresado de la Escuela de Agricultura de la francesa Grignon y considerado como el primer ingeniero agrónomo argentino.​ Ese mismo año había sido creado el Departamento Nacional de Agricultura para fomentar el desarrollo agropecuario en tiempos donde se extendía la frontera -cabe recordar además que entre 1878 y 1885 se llevó a cabo la campaña militar del desierto que permitió la conquista de grandes extensiones de territorio cultivable que hasta ese momento estaban bajo control de los pueblos originarios-.
Un siglo después, en 1983, a partir de un decreto nacional se estableció el 6 de agosto como el Día del Veterinario Argentino en recuerdo a aquel primer día de clases del que se cumplen hoy 136 años y de la creación de la primera escuela de estudios superiores de veterinaria.
Para cerrar aquella historia, hasta 1887, que egresaron los primeros profesionales de Santa Catalina, la escuela se nutrió de profesores extranjeros, principalmente belgas y franceses, que marcaron el comienzo de la labor profesional en la Argentina. Mientras que en 1890 se trasladó todo a la ciudad de La Plata donde empezó a funcionar la Facultad de Agronomía y Veterinaria.
En 2016, de acuerdo al último dato disponible informado por el Ministerio de Educación de la Nación, la cantidad de estudiantes registrados en las carreras de veterinaria fue de 26.798 alumnos versus 26.231 en 2015 y 25.998 en 2014. Se trata de la cifra más alta de la última década.
A partir de 2011 se evidenció un incremento en la cantidad de adolescentes interesados en estudiar veterinaria, antes de ese año la cantidad de alumnos no superaba los 25.000. Durante ese año se registró un incremento sustancial del valor
de la hacienda bovina como consecuencia de la restricción de oferta generada por la megaliquidación del stock vacuno.
En términos regionales, la mayor cantidad de estudiantes se encuentran en centros universitarios de la provincia de Buenos Aires (11.279 en 2016), seguido por Santa Fe (3705), Córdoba (3310), Corrientes (2558), Tucumán (1446) y La Pampa (949).
Sin embargo, la cantidad de egresados, luego de registrar un máximo de 3199 alumnos en 2013, comenzó a descender desde entonces para ubicarse en 2016 en 3057 estudiantes. En términos relativos, mientras que en 2013 se recibieron 12.5 alumnos por cada 100 inscriptos, en 2016 esa cifra fue de 11.4 cada cien.
La mayor parte de los egresados en 2016 corresponden a la Universidad de Buenos Aires (UBA) con 188 alumnos recibidos, seguido por la Nacional de Río Cuarto (131), Nacional del Litoral (128), Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (102), Nacional de La Plata (101), Nacional del Nordeste (84), Nacional de La Pampa (68) y Nacional de Rosario (61).
En el período comprendido entre 2006 y 2016 egresaron un total de 11.228 médicos veterinarios, de los cuales 2058 corresponden a la UBA, 1605 a la Nacional de Río Cuarto, 1445 a la Nacional de La Plata, 1245 a la Nacional del Litoral, 1213 a la Nacional del Nordeste. Mientras que se recibieron 1001 en la Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, 652 en la Nacional de La Pampa, 540 en la Nacional de Rosario y 538 en la Católica de Córdoba: esta última es la única institución privada de todas las mencionadas.
¿Qué implica ser veterinario? La veterinaria es la ciencia que se encarga del estudio, diagnóstico, prevención y tratamiento de las enfermedades de los animales, ya sea domésticos, silvestres o de producción. Si bien un veterinario puede tener un consultorio especializado en perros y gatos como las mascotas más comunes, también puede atender otros pequeños animales. O bien trabajar en el campo para cuidar la salud de un rodeo lechero, de un stud o bien de un criadero de cerdos o de una granja avícola por citar las actividades productivas más comunes en Rafaela y toda la región. 
Al igual que en la medicina humana, los profesionales de esta carrera se forman con la misma intensidad en materias como anatomía, farmacología, clínica, fisiología, etc. pues, a pesar de la diferencia entre especies, se pone en juego la vida de un paciente. En ambos casos son médicos capaces de realizar un diagnóstico clínico con conocimiento de las enfermedades y con habilidades para el tratamiento y/o cirugía, en el caso que se requiera.
El egresado de estudios en veterinaria, además de ejercer en un consultorio, puede desempeñarse en docencia, investigación, divulgación científica, inspección de sanidad, formulación de productos, asesoría técnica, entre otros.
Si bien el rol del veterinario es muy amplio, los especialistas se caracterizan por sentir interés por la ciencia y un profundo amor por los animales. También se muestran interesados por la resolución de problemas relacionados con la salud y la producción animal, y se preocupan por la prevención de enfermedades perjudiciales para el hombre y otras especies animales. En general, sienten afinidad por la conservación del medio ambiente y de los recursos naturales y tienen una actitud de servicio destacada.






Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar