Veranito en invierno

Locales 22 de julio de 2019 Por
TIEMPO LOCO
Quién diría que en el reino del frío se hizo verano. El fin de semana sorprendió con temperaturas agradables aunque con la elevada humedad que se registró tanto sábado como domingo se hicieron algo pesados de soportar. En el Día del Amigo todos pudieron festejar durante la tarde livianos de ropa, con remera mangas cortas era suficiente para pasear por ejemplo en la Feria de Artesanías en la Plaza 25 de Mayo. Según la Estación Meteorológica Automática Rafaela, la máxima del sábado por la tarde fue de 24,8ºC en tanto que este domingo la temperatura más alta fue de 26,7ºC. 
El domingo que comenzó con viento norte algo denso concluyó con ráfagas intensas desde el sur. Ayer por la tarde, la Estación Meteorológica Aeródromo Rafaela publicó en su Twitter que "el pasaje de un frente frío provocará durante el día de hoy, un cambio de vientos al sector sur con velocidades estimadas entre 40 y 60 km/h con ráfagas. La intensidad de los vientos tenderá a disminuir entre la tarde y la madrugada del lunes 22". Más o menos es lo que se dio. 

EN BUENOS AIRES
La jornada del domingo en lo que respecta a meteorología pasó de un extraño calor que superó los 27 grados en pleno invierno a un tormenta eléctrica y fuertes vientos que afectaron a la Ciudad de Buenos Aires y parte del Conurbano bonaerense.
Los 19,8 grados centígrados con los que arrancó el último día del fin de semana fue el preludio de las siguientes horas que hicieron sentir a porteños y bonaerenses una suerte de verano fugaz, aunque la presencia de algunos nubarrones ya advertía cómo iba a terminar la jornada.
En esas raras horas de calor, que incluso perduraron pese a la llegada de las lluvias, llevaron al termómetro a marcar 27,6 grados centígrados a las 14:00, según datos del Servicio Meteorológico Nacional (SMN). Sin embargo, ese registro estuvo lejos de los 30,2 que hubo el 29 de julio de 1979, la temperatura más alta que hubo en la Ciudad de Buenos Aires en julio.

EN MENDOZA
Las fuertes ráfagas del viento Zonda afectaron a la provincia de Mendoza, en la que se produjeron incendios y graves destrozos por la caída de árboles que rompieron estadios, autos, líneas de electricidad e incluso murió una mujer aplastada por un tronco. El trágico hecho se registró durante la mañana de este domingo en una precaria vivienda del barrio Campo Papa, en el departamento de Godoy Cruz.
Las ráfagas de viento tumbaron un gran árbol, que cayó sobre la casa de Saldívar: sus dos hijas adolescentes, de 12 y 15 años, pudieron ser rescatadas por los vecinos del lugar.
Además, el Zonda, un viento seco y cálido que suele afectar a la zona de Cuyo, también provocó focos de incendios en Potrerillos y Las Vegas, que afectaron a más de 30 cabañas de un complejo turístico. Por el fuego, alrededor de 60 personas debieron ser evacuadas por los bomberos, que lograron controlar las llamas.
En las zonas urbanas, el viento derribó al menos 51 árboles, varios postes de luz y paredones, según los primeros reportes de Defensa Civil, informó el portal Mdzol. Como consecuencia de la caída de esos troncos, varios barrios se quedaron sin electricidad, así como también hubo registros de autos destrozados.




Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar

Boletín de noticias