La importancia que adquiere la preservación de escena del crimen

Policiales 19 de julio de 2019 Por
El no cumplimentarla debidamente, muchas veces conspiró con el resultado de la investigación.

En determinadas ocasiones, al conocerse información sobre un homicidio suele leerse, o escucharse, que un resultado positivo en cuanto al esclarecimiento podría naufragar debido a que no se preservó como debía lo que se denomina escena del crimen.
Y entre otras cosas se mencionan aspectos ligados a inexperiencia, o negligencia, de buena parte de quienes en labor investigativa de lo ocurrido, arribaron al lugar del hecho.
Solamente como un ejercicio periodístico que trae a la superficie situaciones inherentes a lo que se cita con antelación, ponemos a consideración del lector lo siguiente.

TIEMPO DE
PRESERVACION

La formulación de una metodología de intervención básica, consensuada y coordinada en el Lugar del hecho o escena del crimen, optimizará la utilización de recursos y seguramente coadyuvará a incrementar el porcentaje de esclarecimiento de hechos delictuosos, objetivo central en la lucha contra la impunidad.
En consecuencia, existen reglas básicas a tener en cuenta a fin de evitar posteriormente errores que dificulten la colección de pruebas, relacionadas con la investigación del delito y específicamente están dirigidas a los primeros momentos de intervención, tanto policial como judicial en el escenario.
No se debe soslayar que los procedimientos periciales son eminentemente de carácter científico, y que se realizan sobre aspectos tangibles, físicos y reales de la escena del crimen o vinculados con ella, incluyendo al autor y a sus partícipes, por lo que reviste fundamental importancia la preservación, conservación y resguardo del lugar del hecho.

LO INDISPENSABLE
Es indispensable que quienes previenen en el lugar del hecho, que posteriormente puede ser calificado como escena del crimen conozcan las reglas elementales relacionadas con el acceso y el tratamiento del lugar del hecho, con el propósito de que su accionar como primera persona y autoridad que llega conserve, preserve los indicios que revelarán la verdad de lo sucedido.
El desconocimiento o el tratamiento indebido en forma involuntaria pueden ocasionar la destrucción de los indicios.

CONCEPTOS BASICOS

* El lugar del hecho es el espacio físico en el que se ha producido un acontecimiento susceptible de una investigación científica criminal, con el propósito de establecer su naturaleza y quiénes intervinieron.
* El lugar del hecho se caracteriza por la presencia de elementos, rastros y indicios que puedan develar las circunstancias o características de lo allí ocurrido.
* El lugar del hecho se denomina escena del crimen cuando la naturaleza, circunstancias y características del acontecimiento permitan sospechar la comisión de un delito.
* El lugar del hecho siempre será considerado potencial escena del crimen hasta que se determine lo contrario.
* Verificada la existencia del lugar del hecho o escena del crimen, corresponde inmediatamente su preservación para garantizar la intangibilidad de los elementos, rastros o indicios que puedan existir y para evitar cualquier pérdida, alteración o contaminación.

PROTOCOLO DE LA
PRESERVACION

El funcionario policial o de fuerza de seguridad que arribe o intervenga inicialmente, debe extremar todos los recaudos a fin de preservar la intangibilidad del lugar del hecho o escena del crimen, para lo cual deberá cumplir con lo se se señala a continuación:
-llegar con celeridad al lugar del hecho; permanecer en continuo estado de alerta partiendo de la premisa que podría estar en curso un delito; el objetivo prioritario es tanto garantizar que las personas heridas reciban atención médica, como minimizar la contaminación de la escena ante la presencia de personas heridas o fallecidas.
-Así las cosas, debe evaluar a la víctima a fin de encontrar signos vitales, la naturaleza de sus lesiones, su posición y su vestimenta; llamar al personal médico; prestarle los primeros auxilios y realizar las gestiones tendientes a su traslado inmediato a un centro asistencial, debiendo fijar la posición del cuerpo a través de tomas fotográficas; y de no ser posibles las tomas fotográficas se debe demarcar con una tiza el lugar en el cual se encontraba la víctima, preservando el lugar demarcado por cualquier elemento, rastro y indicio que se pudiera hallar.
-Solucionada la emergencia se debe proseguir con el trabajo en el lugar registrando la hora de arribo al lugar del hecho; observar globalmente el lugar del hecho a fin de evaluar la escena, con carácter previo al desarrollo del procedimiento en sí y determinar quiénes son víctimas, presuntos autores y partícipes, testigos o público en general; despejar el lugar del hecho desalojando a los curiosos y restringiendo el acceso al lugar.
-Observar y registrar la presencia de personas, vehículos o cualquier otro elemento o circunstancia que, en principio, pudiere relacionarse con el acontecimiento; definir los límites del lugar del hecho a fin de protegerlo y asegurarlo, estableciendo un perímetro amplio; utilizar cordeles, cintas, vehículos, al propio personal o cualquier otro medio existente a su alcance para la demarcación, protección y aislamiento del lugar del hecho cuando se tratare de lugares abiertos.
-Clausurar los accesos cuando se tratare de lugares cerrados, ya sea ubicando personal frente a puertas y ventanas o sellando dichos sectores; disponer la inmovilización de elementos que por su naturaleza sean fácilmente removibles y que pudieren estar vinculados al hecho acaecido; resguardar de su destrucción, desaparición o manipulación, los elementos electrónicos, celulares, pendriver, computadoras, impresoras, teléfonos, cámaras fotográficas, filmadoras, fotocopiadoras y todo material de almacenamiento digital.
-Resguardar la integridad de víctimas, presuntos autores y partícipes, testigos, agentes de las fuerzas de seguridad y público en general, tanto frente a derivaciones del hecho acaecido como a la posibilidad de explosiones, emanaciones tóxicas, derrumbes, descargas eléctricas, etc.; brindar contención y asistencia a las víctimas; tomar todas las previsiones ante peligros inminentes para reducir al mínimo la posibilidad de que bienes materiales puedan resultar dañados.
-Comunicar el conjunto de lo observado y actuado, por la vía más rápida, a la superioridad, a efectos de su intervención para garantizar el orden y la seguridad pública, como así también la dotación de especialistas periciales a intervenir; impedir el acceso al lugar del hecho de personas no autorizadas con excepción de los servicios de emergencia hasta la llegada de la Policía Científica o Criminalística; controlar estrictamente que no se incorporen a la zona comprendida en el perímetro asegurado, elementos extraños.
-Reseñar por escrito lo observado y actuado, al Coordinador; tomar registro de las personas que, en razón de sus funciones, ingresen al perímetro asegurado; instruir al personal médico y de bomberos para que no limpie ni modifique la escena, a fin de que se evite el movimiento o la alteración de objetos originados dentro de la misma; registrar el nombre y matrícula del profesional médico interviniente, designación del centro asistencial al que pertenece y teléfono del mismo, así como nombre y domicilio del lugar donde se trasladará a la víctima.
-Documentar cualquier declaración o comentario realizado por la víctima, el presunto autor y partícipes o los testigos de la escena; evitar mover el cadáver de su posición original, salvo que medien justificadas razones para retirarlo con prontitud (por ejemplo un peligro inminente para otra persona, obstáculo para realizar alguna tarea pericial impostergable, posibilidad de ocurrencia de alguna catástrofe).
-El personal policial o de fuerzas de seguridad que intervenga en el lugar del hecho debe abstenerse de hablar acerca del hecho o de las circunstancias del mismo con terceras personas ajenas a la investigación; utilizar, durante todo el procedimiento, coberturas para las manos a fin de evitar dejar nuevos diseños papilares o contaminar las muestras con la transpiración del operador; abstenerse de fumar y salivar en el lugar del hecho; y evitar dejar abandonados efectos personales o material descartable utilizado en el lugar del hecho.
* Fuente: Programa Nacional de Capacitación de la Secretaría de Seguridad, del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos. (Archivo de: Rubén A. Armando).

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar