El Senado aprobó el "primer paso profesional"

Locales 17 de julio de 2019 Por
El programa facilita el acceso a una primera experiencia laboral para jóvenes graduados de carreras universitarias y terciarias, especialmente en pequeñas y medianas empresas de la provincia. Ahora deberá ser tratado por la Cámara de Diputados para convertirse en ley.
FOTO ARCHIVO AUTOR./El senador departamental Alcides Calvo.
FOTO ARCHIVO AUTOR./El senador departamental Alcides Calvo.
La Cámara de Senadores de la Provincia dio media sanción a un Proyecto de Ley, de autoría del senador Alcides Calvo (PJ – Castellanos), por medio del cual se dispone la creación del Programa Primer Paso Profesional con el objeto de facilitar la transición hacia el empleo formal de los jóvenes profesionales recién recibidos.
El proyecto fue presentado por sexta vez y ya había alcanzado media sanción en la Cámara de Senadores. Dicha iniciativa alcanza a jóvenes profesionales recién recibidos, desempleados, sin experiencia laboral relevante, que enfrenten dificultades de inserción en la actividad productiva y de servicios.
Calvo pone de manifiesto que “es de esperar que esta oportunidad el proyecto pueda convertirse en ley, ya que posibilitaría dar empleo a 500 jóvenes profesionales de toda la provincia, siendo equitativa la repartición de posibilidades por departamentos del sur, centro y norte de la provincia. Además, no menos del cincuenta por ciento (50%) de los beneficiarios deberán ser Pymes de no más de cincuenta (50) empleados y percibirán un valor equivalente”.
El programa tiene como destinatarios a jóvenes profesionales de ambos sexos, de entre 20 y 30 treinta años de edad inclusive, que se encuentren desocupados y registren domicilio en la provincia de Santa Fe.
Entre los requisitos que deben cumplimentar los interesados está el de contar con título universitario o terciario expedido por universidades, institutos u otros establecimientos educativos de carácter público o privado, con no más de tres años de vigencia contados desde la fecha de culminación de los estudios hasta la fecha de incorporación al programa, no tener empleo formal en los seis meses anteriores a la fecha de inscripción en el Programa, ni estar percibiendo seguro de desempleo, jubilación, pensión o ayuda económica alguna de otros programas de empleo, capacitación, asistencia o similares, del Estado Nacional, Provincial, Municipal o Comunal.
Se otorgará prioridad a postulantes con carreras vinculadas al sector productivo, conforme lo establezca la reglamentación. El Poder Ejecutivo podrá establecer otros requisitos, siempre que no impliquen la desnaturalización del objetivo del Programa.
En la modalidad se establece una relación laboral entre el empleador y el profesional beneficiario que se inicia cuando el empleador solicita la clave de Alta Temprana del Beneficiario ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). El monto del beneficio que recibirá el profesional debe ser equivalente al de un haber mínimo jubilatorio provincial por un período de tiempo determinado. La carga horaria no puede ser inferior a veinte (20) horas semanales.
Los posibles empleadores también deberán cumplimentar ciertos requisitos. Podrán participar del Programa las personas físicas o jurídicas, con domicilio en la provincia, y en el caso de las personas jurídicas deberán contar con la respectiva personería otorgada por el órgano de contralor correspondiente. No podrán participar del Programa: las cooperativas de trabajo, los organismos públicos (nacionales, provinciales o municipales), empresas públicas, entes autárquicos, organismos descentralizados, sociedades comerciales de capital estatal o de capital estatal mayoritario, ni aquellas instituciones que actualmente reciben subsidios o aportes del Estado Provincial para el pago de las remuneraciones.
Calvo destaca que “este tipo de Programas ayuda a combatir el desempleo y brinda oportunidades en el marco de la crisis económica en la cual se encuentra nuestro país y nuestra provincia. Es una forma de ayudar a ingresar al mercado laboral a los jóvenes profesionales egresados recientemente de las Casas de Altos Estudios y fomentar la profesionalización dentro de nuestras Pymes, dadas que estas últimas son las que componen en gran medida nuestra red de producción”.
Finalmente Calvo expresa que “los jóvenes profesionales se encuentran con un panorama de dificultades para ingresar al mercado de trabajo. Una de ellas es que muchas empresas plantean como indispensable para acceder al empleo el contar con experiencia laboral previa. Y aquí surge el gran dilema: ¿Cómo se puede contar con experiencia sino es posible iniciarse profesionalmente, y si no existen recursos económicos ni oportunidades en el medio?”.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar