Tapia y su pulseada política

Deportes 15 de julio de 2019 Por
Leer mas ...
FOTO ARCHIVO CONTINUIDAD. Con el OK de Messi y el plantel, Tapia le renovaría el contrato a Scaloni hasta el próximo mundial.
FOTO ARCHIVO CONTINUIDAD. Con el OK de Messi y el plantel, Tapia le renovaría el contrato a Scaloni hasta el próximo mundial.
El árbitro brasileño Wilton Samapaio, decreta el final del partido en el estadio Mineirao de Belo Horizonte y los jugadores argentinos, buscan respuestas con miradas torvas en el propio campo de juego, luego que no las encontrasen futbolísticamente, a lo largo de 90 minutos ante el combinado paraguayo, que, por estos tiempos, también atraviesa un proceso de transición severa.
Es el segundo partido de la fase de grupo de la Copa América y las posiciones, lo dejan incómodo y muy cerca de una eliminación, faltando solo un capítulo para cerrar el corte clasificatorio; en la zona mixta, el ambiente sabe a derrota y la mayoría de los jugadores, prefieren esquivar las preguntas de la prensa, como una medida absurda de autoprotección, frente a las evidencias de un mal juego y decepcionantes tareas individuales.
Messi lo asume todo y prefiere someterse a la lluvia de reproches y de comentarios cargados de pesimismo, no es para menos, el lastre del Mundial de Rusia, todavía no ha sido expulsado por el propio organismo de la Selección Mayor y perdura como una fastidiosa resaca, sin embargo, lo afronta con la humildad de los grandes, aún presintiendo, que algo frustrante se avecina y que ese karma, seguirá siendo la sombra de éste genio del futbol contemporáneo.
Scaloni, el novel entrenador, debutante como tal en ese campeonato, ofrece casi en paralelo a la salida del plantel, una conferencia, en la cual, las inconsistencias de las respuestas, meten miedo y su falta de reflejos para esbozar los argumentos de una recuperación, lo derrumban todo.
Se cierra así, un día, que debió pedirle varios minutos al siguiente, para permitir que los cronistas que allí estuvimos, volcáramos informaciones y sensaciones, con esa incontinencia que provocan, muchas veces, los resultados premonitorios.
Todos vislumbran un escenario de eliminación, pocos se sostienen con convicciones objetivas para augurar una recuperación inmediata, entonces, no tarda en aparecer en el imaginario popular, las voces que hablan de otra debacle deportiva, de un presidente ausente de ideas coherentes y de un técnico que carece de idoneidad para semejante desafío.
Los agoreros de turno, anticipan el final del ciclo del técnico, ni bien el avión, pise el aeropuerto de Ezeiza y otros, haciendo lecturas políticas, después de breve repaso del camino recorrido por Claudio Tapia, hacia la presidencia de AFA, vaticinan una dimisión, junto con el embate del resto de la dirigencia de la Superliga, que ha lucido por su ausencia en estas semanas en Brasil. Una tormenta perfecta y otro escándalo en ciernes.

HAY SCALONI PARA RATO
Un mes después de esa madrugada sombría en Minas Gerais y como si esta historia estuviera guionada, para una zaga de ficción, Tapia desbarató la polémica, despertando otra, luego de una mateada con César Menotti, uno de los grandes convidados de piedra de los últimos tiempos, para que el tema, se hiciera viral y todos nos volvamos a meter en esta historia, plagada de contradicciones e impulsos.
No es oficial, pero Claudio Tapia, es decir la AFA, le va a ofrecer a Lionel Scaloni, un contrato estable y con objetivos a largo plazo; Copa América Argentina-Colombia 2020, Eliminatorias Qatar 2022 y si tuviera el equipo mayor, la virtud de la clasificación, conducirlo en esa ocasión.
Un contrataque oportuno para sus intereses, apuntalado en la buena imagen que finalmente dejo el equipo en el cierre del torneo Sudamericano, aquella noche ante Paraguay, se tocó fondo y después, sin sobrarle nada, alcanzó niveles de aprobación impensados, acaso como parte de una bipolaridad crónica, y también, con los avales de Messi, que antes de tomarse unas vacaciones, le dejo al pope de Barracas Central, su ultimo deseo, casi como una condición para seguir liderando desde lo mas sanguíneo, esta transición como referente, y allí, también esta el nombre de Scaloni, como entrenador principal, para los próximos torneos.
El titular de la casa de calle Viamonte, sabe que se aproximan algunos frentes de tormenta; uno de ellos, el resultado de las elecciones nacionales, ya que, quien fuera electo Presidente de la Nación, no lo tiene entre los preferidos y esto podría quitarle fortaleza para liderar este complejo sistema y además, la cúpula de la Superliga, mantiene una distancia tensa y toda turbulencia, es aprovechada, para acercarle presiones y debilitarlo.
Tapia decidió armar una estrategia controvertida y de riesgo, su primera medida, confirmar a Lionel Scaloni como entrenador y patear los escritorios de la Conmebol, por el tema arbitrajes, un perfil que ensancha su dimensión política, pero que a su vez, lo deja expuesto y en soledad.

Nestor Clivati
Diario La Opinión

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar