Un alto acatamiento al paro de los colectivos

Locales 13 de julio de 2019 Por
NO HUBO ACTIVIDAD EN LOS SERVICIOS DE CORTA Y MEDIA DISTANCIA
FOTO J. BARRERA TERMINAL RAFAELINA. No llegaron ni salieron coches de las empresas ETAR, Ruta 13 y Ruta 70.
FOTO J. BARRERA TERMINAL RAFAELINA. No llegaron ni salieron coches de las empresas ETAR, Ruta 13 y Ruta 70.
La actividad en la Estación Terminal de Omnibus de Rafaela se resintió sustancialmente ayer a raíz del paro de 24 horas convocado por la UTA que afectó el transporte de pasajeros de corta y media distancia en toda la región ante la falta de acuerdo en torno a los salarios de los choferes de los colectivos. "Vino gente para viajar a Santa Fe pero se encontró con el paro. Varios no sabían nada y se enteraban acá en la Terminal. Lo que pasa es que ayer hasta la tarde se esperaba alguna novedad y que se suspenda el paro, pero al final se mantuvo y no todos estaban enterados evidentemente", sostuvo ayer el empleado de una boletería de una empresa de larga distancia que no fue alcanzada por la huelga. 
Desde el área de informes de la Terminal indicaron que el paro dispuesto por la Unión Tranviarios Automotor (UTA) afectó a las empresas ETAR, Ruta 13 y Ruta 70 (que incluye las empresas El Cóndor y San Cristóbal) que paralizaron sus actividades y tenían previsto retomar los viajes a partir de la 0 hora de este sábado. 
"Mucha gente preguntaba por qué no salían los colectivos para Santa Fe, no tenían ni idea que había paro. Encima en algunos casos se vinieron en remis hasta la estación y gastaron más de 200 pesos, pero se tenían que volver sin poder irse en los colectivos", agregó el boletero consultado. 
Como la UTA es una unión, cada vez que logra un acuerdo salarial debe ser suscripto en sus distintas delegaciones. Por ejemplo la provincia de Santa Fe mostró ayer las dos caras de esta discusión paritaria: en Rosario los empresarios aceptaron pagar los aumentos de sueldos solicitados por el gremio, por lo que no hubo medida de fuerza alguna. Mientras que la UTA Delegación Santa Fe no tuvo la misma suerte, los empresarios no aceptaron pagar las nuevas escalas salariales y por tanto el paro se hizo efectivo, con un alto grado de adhesión. De esta forma, ayer se podía viajar a Rosario a través de Empresa Güemes que tiene su sede central en aquella ciudad y por tanto no era afectada por la medida de fuerza, pero no a través de la rafaelina ETAR que pudo mover ni uno solo de sus micros. 
En tanto, cada día al menos 15 colectivos del grupo Ruta 70 viajan rumbo a Santa Fe desde la Estación Rafaela. Ayer no arrancó ninguna de las unidades. 
El jueves, tras fracasar un último intento de acuerdo con las empresas del sector, UTA ratificó el paro de colectivos de 24 horas que se llevó a cabo en el interior del país, con excepción de la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano, en reclamo de una mejora salarial del 20% y un bono de 16 mil pesos para los choferes.
La UTA pretende para los choferes de los sistemas urbanos del interior del país un aumento similar al que se obtuvo para los que trabajan en Capital Federal y el Gran Buenos Aires. El acuerdo es por el trimestre junio, julio y agosto y consta de una suba del 20% al conformado desde junio, y 16 mil pesos en tres cuotas: ocho mil pesos a cobrar el 20 de julio, cuatro mil pesos el 4 de agosto y los últimos cuatro mil pesos el 4 de septiembre.
"Se anticipa además que en caso de producirse una nueva interrupción de las negociaciones, si es que los empresarios y las autoridades persisten con su actitud y nuevamente frustran el diálogo previsto para el encuentro del próximo miércoles 17, se adoptarán medidas de fuerza mucho más graves", anticipó el gremio sobre la reunión que habrá la semana que viene. 
El secretario General de la UTA, Roberto Fernández explicó que con la Federación Argentina del Transporte Automotor de Pasajeros (Fatap) no hubo acuerdo porque las empresas dicen que no tienen el dinero suficiente para financiar la paritaria. "No acordamos el aumento salarial debido a que, como el Gobierno les ha sacado los subsidios a las empresas y los gobernadores no tienen para cubrir ese faltante, las empresas dicen que no tienen el dinero suficiente para hacerse cargo del nuevo acuerdo paritario", precisó el líder de la UTA.
En tanto, el sindicato, agregó: "Hacemos responsables de la situación que atraviesan tanto los trabajadores de la actividad como los usuarios de los servicios no solamente al sector empresario, que se ha negado sistemáticamente a discutir, sino también a las autoridades nacionales y provinciales que ignoran y no se hacen eco del planteo sindical".
¿Recogerán el guante los funcionarios del Gobierno de la Provincia de Santa Fe?






Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar