“Nunca vi algo así”

Policiales 12 de julio de 2019 Por
AUTOPSIA DE DIEGO ROMAN
El forense que realizó la autopsia al cuerpo de Diego Román -de 12 años-, cuyo cadáver con al menos 15 heridas de arma blanca fue hallado el jueves de la semana pasada en la ciudad de Recreo, aseguró ayer que el cuerpo presentaba “zonas mutiladas” y “múltiples lesiones” y destacó que nunca vio “algo así” a pesar de haber realizado “más de tres mil autopsias”. “No tengo registro de un caso así. Merece toda la investigación científica. Llevo más de tres mil autopsias y nunca vi algo así”, remarcó en declaraciones a la prensa el jefe del Cuerpo Médico Forense, Pascual Pimpinela. Según el forense, Diego tenía “múltiples lesiones en toda la zona corporal y eso está totalmente documentado”, al tiempo que confirmó que había “zonas mutiladas del cuerpo”.
En tanto, los fiscales de Homicidios de Santa Fe, Ana Laura Gioria y Jorge Nessier, recibieron a María Cardozo, la mamá del niño, quien fue acompañada por el intendente de Recreo, Omar Colombo, y el abogado Dionisio Ayala. Fuentes de la investigación aseguraron que los fiscales interiorizaron a la madre sobre los últimos avances de la investigación del crimen que, por el momento, no tiene detenidos. Durante los últimos días, numerosas personas, entre ellas familiares, amigos y vecinos de la comunidad mocoví Com Caia, de Recreo, se movilizaron por las calles de la ciudad para exigir justicia y realizaron cortes en la ruta provincial 70 y en la nacional 11. El caso conmocionó a la región debido a las características del crimen y la alevosía que mostró el asesino, que además de asestarle alrededor de 15 puñaladas le efectuó mutilaciones. El chico era intensamente buscado desde el miércoles de la semana pasada, cuando no regresó a su casa luego de ir a la escuela.
Su padre realizó la denuncia en la comisaría 16 de Recreo y un día más tarde el vicepresidente del Club Social Central Oeste, donde el niño jugaba al fútbol, encontró su cuerpo entre la vegetación de un descampado cercano a su casa. Según los primeros peritajes realizados por la Policía de Investigaciones (PDI), Diego estaba desnudo y presentaba varias puñaladas en distintas partes del cuerpo, además de tener sus genitales cortados.
En el marco de la pesquisa, el crimen fue cometido en otro lugar y luego abandonado en el sitio donde fue hallado, y el homicidio fue aparentemente cometido entre 12 y 24 horas antes del hallazgo.

VELARON CUERPO EQUIVOCADO
La familia de una mujer que murió este fin de semana recibió un cuerpo equivocado al que veló y sepultó, por lo que fueron separados de sus cargos cuatro empleados del Hospital Muñiz, de la ciudad de Buenos Aires, cuya directora presentó la renuncia. El hecho se conoció este fin de semana cuando la familia de Sandra Ávalos, una mujer de 41 años que murió el fin de semana pasado, recibió la noticia, al retirar el cuerpo, que el mismo había sido sepultado en un cementerio de la localidad bonaerense de Monte Grande. Mónica, una hermana de Sandra, contó en declaraciones a la prensa que cuando fueron a retirar el cuerpo del hospital para proceder con el velatorio, les dijeron que tenían que esperar "porque los cadáveres no estaban rotulados". Y cuando reclamaron que en el sanatorio se apuraran con ese trámite, "los trabajadores le mostraron un cuerpo que no era el de Sandra" y admitieron, de acuerdo con Mónica, que habían cometido "una c... muy grande". Según trascendió, Sandra Ávalos -integrante de una familia de Ciudad Evita- sufría de problemas cardíacos, "necesitaba un trasplante", dijo su madre, María Portillo, y falleció el sábado pasado después de dos paros cardíacos en el mencionado sanatorio del barrio porteño de Parque Patricios. Según explicó el director general de Hospitales porteño, Sergio Auger, hubo un error en el momento de ubicar los cuerpos en los féretros que habían sido etiquetados, por lo que el cuerpo de Ávalos fue velado y sepultado por la familia de otra mujer, de 53 y sin ninguna similitud física. "Hay un protocolo muy preciso en torno al manejo de cadáveres, se cumplió hasta el último paso, pero el error se cumplió en esa instancia, en la entrega del cuerpo", explicó el funcionario. Los cuerpos fueron identificados por los familiares, pero luego habría habido un error en la adjudicación de los féretros, mientras que el velatorio que se celebró en Monte Grande fue a cajón cerrado. Auger, en diálogo con el canal TN, precisó que en el Hospital Muñiz "hay cuatro personas que están siendo investigadas y fueron separadas en forma transitoria", mientras que la directora, Mabel Nogueras, "presentó la renuncia".

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar