Para Jorrat, “hay señales de que la economía comenzó a recuperarse”

Locales 11 de julio de 2019 Por
"Perspectivas de la economía frente a una elección presidencial" fue el tema de la charla que brindó el especialista en la capital provincial.
FOTO PRENSA BCSF EN SANTA FE. Mendoza, Jorrat y D`Jorge en la sala de conferencias de la Bolsa de Comercio.
FOTO PRENSA BCSF EN SANTA FE. Mendoza, Jorrat y D`Jorge en la sala de conferencias de la Bolsa de Comercio.

580-x-100-FA-MM

En el marco de las actividades organizadas con motivo del 135° aniversario de la Bolsa de Comercio de Santa Fe, disertó en el auditorio de la institución, el Dr. Juan Mario Jorrat, sobre el tema: “Perspectivas de la economía frente a una elección presidencial”.
El orador, en el arranque de la charla, calificó a la elección nacional que se avecina, como “crucial”, porque la Argentina debía tomar una decisión básica respecto de su modelo de país y de la economía. “Elegimos seguir siendo un país capitalista o queremos el comunismo”, espetó. 
En ese marco, realizó una fuerte defensa de la Constitución Nacional inspirada en Juan Bautista Alberdi y en el Estado de derecho, con foco en la preservación del derecho a la propiedad. Por eso remarcó que en octubre, “la decisión del electorado será crucial respecto del futuro”. 
El Dr. Jorrat, cuenta con una vasta trayectoria como economista, formada tanto en la Argentina y como en los Estados Unidos. Desde 1993, dirige el proyecto de Investigación sobre Ciclos económicos del Consejo de Investigaciones de la UTN, que fuera declarado de interés por el Senado de la Nación Argentina. En 2016 recibió el Premio Konex al Mérito en Análisis Económico Aplicado.
El académico tucumano asesora al Centro de Estudios y Servicios de la BCSF en cuanto a la elaboración del índice Compuesto de Actividad Económica de la Provincia de Santa Fe, ICASFe. Precisamente, en estos días, se encuentra trabajando con los integrantes del CES, en la actualización de metodologías de medición y análisis de la información económica.
En oportunidad de la conferencia en la BCSF, fue presentado por el presidente de la institución, señor Ulises Mendoza, tras lo cual, la directora del CES, Lic. Lucrecia D’Jorge, explicó el alcance de la capacitación que estaba teniendo lugar, con el propósito de perfeccionar la metodología de elaboración del ICASFe pero, además, poder hacer proyecciones económicas con dicha información.

CON OPTIMISMO RACIONAL
La conferencia de Jorrat tuvo cuatro ejes: 1) Descripción de la situación económica actual; 2) Perspectivas de la economía entre nuestros días y las elecciones de octubre; 3) Peligros y condicionantes y 4) Predicción o esperanzas.
Respecto de la situación económica actual, el Índice Compuesto de Actividad Económica, proyecto que conduce el Dr. Jorrat, reflejó a mayo que “de 10 series analizadas sistemáticamente, 7 están dando resultados positivos”, sin llegar esos resultados a los niveles de años anteriores, por lo cual el académico aseveró que “en noviembre, la economía ingresó en un valle y algunos sectores, no todos, comenzaron a remontar. “Los resultados del índice nacional por los meses de abril y mayo tuvieron variaciones positivas”, dijo Jorrat.
Consideró que la recesión comenzó en 2017 y respecto del gradualismo, que caracterizó la primera parte del gobierno del Ing. Mauricio Macri, dijo que “tuvo algunas ventajas pero un enorme costo”. “Argentina es un país demasiado frágil; muy volátil”, señaló. 
Si bien mostró en las filmillas el crecimiento de 2016 y parte de 2017, consideró que “el desempeño económico del país fue demasiado pobre. Desde los años 70´, la Argentina crece porque los períodos de expansión duran el doble que los de recesión, pero la situación es muy inestable”, aseveró.
Entre los factores que incidían en este cuadro citó: la debilidad institucional; la falta apertura al mundo (depende solamente del mercado interno); el tamaño del Estado que implica “el costo argentino”, que se traduce en cargas laborales y cargas impositivas, y en tercer lugar, la falta de infraestructura.
Consideró errónea la política económica que pone foco sólo en el mercado doméstico, y explicó, que contrariamente a la opinión de otros, “las ganancias de la producción vienen por el tamaño del mercado y no al revés”. También señaló respecto del tamaño del Estado, que “el sector privado no aguanta más el gasto del Estado; y se pasa a la economía informal”.
A renglón seguido, siempre apoyado por filmillas mostró la diferencia entre los ingresos y el gasto del Estado, situación que obligó a buscar financiamiento externo. Acerca del presente y del futuro expuso que la economía estaba dando señales sobre el fin de la recesión, no en todos los sectores pero si en un número importante; que la información de los
índices líderes refleja una mirada hacia el futuro con optimismo, y que la construcción, también se estaban comenzando a mover. Citó a modo de ejemplo, que “se está activando el mercado de compra venta de autos usados, que implica un punto de salida de la recesión”. “El 40% de los sectores ya crece, pero falta que desparramen”, explicó para decir luego, que no sabía si la mejora económica iba a notarse con nitidez para la época de las elecciones.
En cuanto a los peligros y condicionantes, citó la elección presidencial “en la que se elegirá el sistema en el que queremos vivir, con respeto o no a la propiedad privada” y, entre otros comentarios, sostuvo que “si en las Elecciones Paso, la fórmula FF se imponía por más de 10 punto a la fórmula MP, entre agosto y octubre la Argentina vivirá momentos difíciles, porque se le cerrará el financiamiento”.
Luego, ante una pregunta al final de la conferencia, sugirió que el gobierno había hecho una previsión de este posible escenario y había acordado con el FMI un adicional de U$S 2.000 millones adicionales al préstamo de U$S 57.000 millones otorgado por el organismo multilateral. 
En cuanto al tipo de cambio consideró que no existen hoy día grandes presiones al alza, siendo 47,0 pesos una referencia de equilibrio de largo plazo. Respecto de la necesidad de financiamiento, la vinculó directamente con el gradualismo encarado en los primeros años del gobierno, ubicándolo en el 5,5% del PIB. En este punto se alineó a la doctrina de “aplicar de entrada tratamientos de shock para obtener rendimientos graduales”. Otro dato que el orador expuso fue la reversión de la tendencia en la opinión pública e indicó que el Índice de Confianza al Consumidor estaba dando resultados positivos. 
En el final de su exposición, luego de apelar por una reflexión profunda de todos los argentinos respecto de la elección nacional que se avecina, reiteró que “a fines de 2018 la economía había ingresado en un valle y ahora ya comenzó a recuperarse”.


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar