Policía: cuidado y uso del arma, y prácticas de tiro

Policiales 09 de julio de 2019 Por
La importancia de tres aspectos fundamentales.
FOTO ARCHIVO PRACTICAS DE TIRO. Se realizan en el Tiro Federal de Rafaela.
FOTO ARCHIVO PRACTICAS DE TIRO. Se realizan en el Tiro Federal de Rafaela.
Tomando como referencia lo que se menciona en el copete de esta nota, se trae a la superficie un tema que no resulta menor, y por el cual LA OPINION a través de los años le dedicó espacio informativo.
Tiene que ver con el cuidado y uso del arma reglamentaria que se entrega a policías, y consecuentemente con prácticas de tiro para familiarizarse con la misma.

PRACTICAS DE TIRO
El pasado 12 de abril, bajo el título "Capacitación policial: prácticas de tiro e instrucción general", en una parte de la nota se dio a conocer que el comisario general Juan Pablo Bengochea -titular de la Unidad Regional V de Policía, con sede en nuestra ciudad y ámbito laboral en todo el departamento Castellanos-, en referencia a las prácticas de tiro en diálogo con este Diario señaló que se llevan a cabo, periódicamente, en instalaciones del Tiro Federal local con el objetivo de obtener un aceitado mecanismo compuesto por efectivo/arma.

CUIDADO Y USO DEL
ARMA REGLAMENTARIA

Por otra parte, el 3 de octubre de 2017 en una publicación titulada "Policías: cuidado y uso del arma reglamentaria", se brindaron detalles de una charla mantenida por el comisario mayor Adrián Rodríguez -por entonces jefe de la Policía departamental-, en momento que estaba en el candelero el juzgamiento de un efectivo de la Unidad Regional V, involucrado en un suceso ocurrido en una vivienda de la cordobesa ciudad de San Francisco, donde su novia murió como consecuencia de un disparo proveniente del arma reglamentaria del policía.
Sobre dicha instancia, el fiscal de la causa determinó que fue accidental, o en otras palabras, que no hubo participación dolosa de quien fue detenido e investigado.
En tanto, en el terreno administrativo de la fuerza policíaca no se descartaba una actitud negligente por parte del servidor de la ley, al momento de ubicar un arma que debió estar en otro lugar, fuera del alcance de toda otra persona.

VIGENTE ACTUALIDAD
Porque las respuestas de entonces del citado jefe policial no perdieron actualidad, se memora el diálogo de aquella ocasión.
-¿Policialmente existe un protocolo que mencione cómo debe cuidar un arma un policía, tanto en una periódica revisión de la misma, como en la forma que debe guardarla cuando está en su domicilio?
-Es deber del funcionario policial hacer un buen uso de los recursos empleados para llevar adelante la tarea que le corresponda. El arma reglamentaria es fundamental en la labor policial como herramienta disuasiva y defensiva. Por este motivo la misma debe ser cuidada y mantenida de acuerdo a pautas que son adquiridas durante la instrucción del policía, y reforzadas durante su servicio en los diferentes destinos.
Además, su estado y autoridad policial le obliga a la portación de la misma en todo momento, salvo en casos excepcionales, como los viajes, dejando la misma a resguardo en la repartición de servicio. De igual manera, con respecto no sólo a la guarda en su domicilio, sino en cualquier sitio, deberá tomar las medidas de seguridad más adecuadas para su cuidado y preservación.
En definitiva, compete al funcionario policial el cuidado y mantenimiento de su arma reglamentaria y al jefe de la dependencia donde preste servicio, estimular y velar por que lo haga.
-¿Se conoce una estadística sobre qué porcentaje de efectivos cumplen con ambas situaciones, aunque sea difícil -por obvias razones- arriesgar un número al respecto?
-La responsabilidad, en este aspecto, es individual y se estimula la misma desde cada jefe a cargo. Hablar de números o porcentajes sobre esta cuestión no es posible hacerlo, ya que no existe forma de medirlo. Lo que se hace y se continuará haciendo es fomentar la responsabilidad en el uso y cuidado del arma reglamentaria, así como de todos los recursos y herramientas utilizadas.
-¿Se llevan a cabo periódicas jornadas de práctica de tiro, destinadas a cada uno de los integrantes de la Unidad Regional V de Policía?, y ¿se realizan jornadas académicas sobre cómo se aborda este tema que, sin dudas, no es menor a la luz de una importante cantidad de casos en los que -a través de los años- se vieron involucrados policías en situaciones complicadas que, inclusive, llegaron a la intervención de la Justicia?
-Con respecto a estas dos últimas preguntas, constantemente se estimula que el personal policial realice cursos y capacitaciones, no solamente de tiro, sino de todas las cuestiones inherentes a la tarea con el fin de perfeccionarse continuamente. Y la oferta, en este sentido, es bastante amplia y posibilidades para todos los efectivos.
Por otra parte, para los concursos de ascensos estas cuestiones son parte del cuerpo de materias que los policías deben estudiar, practicar para luego ser evaluados por profesionales idóneos, a fin de la aprobación.
Finalmente y como antes se planteaba, así como cada uno, en definitiva, debe cuidar su cuerpo y mente, así también es responsabilidad propia "mantenerse en forma" en el cuidado y uso del arma reglamentaria. En consecuencia, desde la Jefatura se implementa y estimula el acceso a cursos, y a realizar prácticas y capacitaciones relacionadas con todo lo que comprende el accionar policial, incluida esta temática en particular.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar