Las comidas en el campamento de Campo del Cielo y algún episodio más

Sociales 09 de julio de 2019 Por
Leer mas ...
Aquí, el agua que teníamos era de pozos hechos a pala, de 8 a 10 metros de profundidad, hasta la primera napa.Muchas veces he visto como toda la familia ingería esta agua llena de larvas, basuras y tierra, de color turbio, sin ninguna vacilación. Soplaban simplemente la basura que nadaba en la superficie y se la tomaban sin recelo. Por eso pasamos también pues no había otro recurso. Y aquí el agua es indispensable teniendo en cuenta las altas temperaturas que aún  en invierno se hacen sentir.
Hemos comido en esos días un ají muy picante que habían usado para condimentar la carne de chivo. la llaman en quichua "uchú" y tiene idéntico sabor al que pude probar en el altiplano boliviano. Lo mezclan con vinagre y así lo conservan. Son unos granos pequeños, como los de la pimienta, pero de muchos colores y crece naturalmente entre otras hierbas silvestres.1
En todos los aspectos se vive aquí una vida primitiva y rudimentaria.No exagero al decir que muchos viven de la caza y así se alimentan con huevos de "suri" 2 o carne de vizcachas, "charata"3, mulitas y peludos- De vez en cuando la carne del "guasuncho"4 trae una variación en el menú. Con respecto a la charata que vive en los árboles , su carne es apreciada y semejante a la del pollo, solamente que más dura. Se la come , por lo general, guisada. Por la mañana temprano, al salir el sol, las charatas entonan un grito que es, de allí su nombre, "cha-ra-ta", cha ra-ta, ensordeciendo a todos los que están más o menos cerca. este canto dura de 5 a 7 minutos no más y  no se lo vuelve a escuchar por el resto del día. Su plumaje es oscuro como el del cuervo, es de marcha rápida e inquieta y anda en bandadas por lo que su caza es relativamente fácil.
Un animal que va desapareciendo rápidamente de la región es el "suri" llamado por nosotros avestruz. A veces se lo ve en bandadas, a veces sol.Como sus huevos5 son muy apetecidos por los nativos y de cada nidada pueden hacer 3 o 4 por vez, la especie se va exterminando, sin contar con que además se los persigue y se los caza con boleadoras, pues apetecen su carne y aprovechan sus plumas para confeccionar almohadas y plumones. sin embargo el avestruz es sumamente hábil para eludir la caza y pone a prueba en múltiples ocasiones la destreza del boleador. Es un animal que puede domesticarse y hay familias que los tienen en los patios de sus casas. los huevos suelen ponerlos en los pajonales, donde han instalado su nido.
Cuando he comido suri que su nombre quichua, lo ha sido en empanadas, es decir, con la carne picada y bien condimentada. Así y todo la encontré un poco dura, aunque no del todo desagradable.
Alguna cosa quiero decir de esta gente de Chaco y Santiago. De esta gente nacida y criada en el mundo natural y sencillo del monte, con todos los sentidos aguzados y poderosamente sensibles, para percibir las más pequeñas manifestaciones de la naturaleza.
Andando por el monte con esta gente, uno se da cuenta de la  gran diferencia que hay entre un hombre nacido en la ciudad y de un montaraz o baqueano. Y así perciben los sonidos del monte y dicen:"los perros olfatean el aire, hay un gato montés cerca". Cuando en cambio siguen el rastro de un chancho de monte, los perros rastrean con el hocico pegado a la tierra. Los perros que nos acompañaban habían quedado unos 50 metros atrás, están me dijo el baqueano- olfateando un zorrino y efectivamente al volver hacia atrás el olor característico de estos pequeños animalitos nos lo confirmó.
Para ver las huellas de los animales que han pasado por los atajos, son incomparables. Aquí pasó un chancho, rea grande o era chico, era uno eran vairos en manada. Cruzó la víbora el camino por aquí, este es el rastro de un león, era enorme o era un cachorro. Tanta percepción eh los sentidos causa extrañeza y asombro a quienes - como nosotros- los usamos tan poco.
Con respecto a su oído, es tan fino y penetrante que Alberto Ríos podía decir, a tres kilómetros o más de distancia, que el Dr. Cassidy había salida con el Land Rover del campamento. Asimismo interpretan todos los ruidos imperceptibles- para otros oídos que no sean los suyos y pueden decir- sin equivocarse-qué es cada uno de los sonidos del monte y explicar lo que está sucediendo a miles de metros.
Este portentoso desarrollo de los sentidos se da también en los niños. Era un día lluvioso, y vinieron a buscarnos para dar una vuelta por el monte. allí estaban Erlinda, Higinio y Rubén ( a quien burlonamente le decíamos Rubin de Celis). Al igual que sus padres, nos iban diciendo: por aquí pasó una yarará, esta es la marca de un zorro, está cerca, o está lejos. De repente Ruben dijo : cuidado, viene un chancho salvaje por allí, hay que subirse rápido a uno árbol. Eso hicimos a pesar de lo dificultoso que era para nuestros pies,calzados con botas,poder trepar, pero terminó con risas porque el tal chacho era un pequeño zorrino que dejó bien perfumado el sendero.

1 Hay en Santiago del Estero una población que se llama Uchu Pallana,nombre quichua que significa en castellano "juntando ají".
2 Avestruz
3 Especie de gallina silvestre, también conocida como pava del monte.
4 Ciervo. Del guaraní guasú ciervo y birá colorado. Se le dan nombres  vulgares derivados de las dos voces del guaraní: viracho o biracho y guasuncho.
5 Un huevo de avestruz equivale a una docena de huevos de gallina.

Te puede interesar