Aumenta la polémica por la transparencia del escrutinio

Nacionales 07 de julio de 2019 Por
Desde el Correo defienden la informatización del operativo electoral por ser "más seguro". Pero en la oposición crecen las dudas. Gioja advirtió que el sistema digital para transmitir datos del escrutinio "no ofrece ninguna garantía". Moyano anticipó que Camioneros ayudará en la fiscalización para que el Gobierno "no haga trampa".
El sábado 29 de junio se realizó la primera prueba de integración, en la que participaron 1130 sucursales del país, y el próximo 20 de julio será la segunda y última prueba, ambas estipuladas desde que se decidió implementar el sistema. El director de Servicios Electorales del Correo Argentino, Adrián González, aseguró ayer que el nuevo sistema de trasmisión de datos, a cargo de la empresa Smartmatic, tiene como objetivo "ser más seguro, menos costoso y más rápido" que el sistema anterior, y negó que las pruebas realizadas hasta ahora hayan sido "un fracaso", frente a las elecciones primarias PASO del 11 de agosto, y las generales del 27 de octubre.
"El objetivo del nuevo sistema de trasmisión es que sea más rápido, menos costoso, más seguro", dijo González a Télam, al explicar la informatización que tendrá el operativo electoral a partir de tecnología que hará que cada colegio se convierta en un centro de transmisión de datos para agilizar tiempos y homogeneizar la carga de los resultados en todo el país.
"Con el sistema anterior, el Correo Argentino retiraba el telegrama y había que ir a la sucursal más cercana a transmitir, que podía estar a 1 cuadra o a 10 kilómetros, y ahora eso se hará dentro de la escuela, habrá un centro de transmisión en cada colegio, eso le da transparencia absoluta, además de ganar tiempo por una cuestión natural", dijo. Con el nuevo sistema, la transmisión desde los locales de comicios elimina "la manipulación de los telegramas" y acorta las distancias para su transmisión a los nodos centrales.
Por su parte, el diputado nacional y dirigente de La Cámpora, Máximo Kirchner, dijo que al presidente Mauricio Macri "no le gusta perder a nada" y afirmó que el gobierno "va a hacer todo lo que pueda para no perder las elecciones", por lo que advirtió que el kirchnerismo debe "estar atento porque nos van a querer hacer trampa".
"Ya han hecho pruebas con el nuevo escrutinio y les salió mal", consideró el dirigente en un acto realizado en la localidad bonaerense de Temperley, junto al intendente peronista de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde.
En tanto, el apoderado del Partido Justicialista, Jorge Landau, confirmó que solicitó a la Cámara Nacional Electoral que la empresa Smartmatic "no intervenga en las elecciones", al considerar que el Gobierno la "contrató de forma discrecional" y "genera incertidumbre con vistas a los comicios", luego de un simulacro de transmisión de datos del escrutinio provisorio.
Las declaraciones de Landau se enmarcan en el cambio de modalidad, propuesto por el Gobierno, de la transmisión de los telegramas que contienen los votos de los ciudadanos desde las escuelas, los que de esta manera se harían vía electrónica hacia el centro de cómputos, mediante este firma.
En la misma línea, el presidente del Consejo Nacional del PJ, José Luis Gioja, advirtió ayer que el sistema digital que quiere utilizar el Gobierno en la transmisión de datos del escrutinio de las elecciones "no ofrece ninguna garantía", ante lo cual reclamó "seriedad" en ese sentido "porque se está hablando de resultados muy ajustados".
"Están reemplazando los votos de los centros de votación que antes se llevaba en mano por un sistema digital de datos que no ofrece ninguna garantía. Todos dicen que el software que se usa es vulnerable", sostuvo el diputado nacional en diálogo con Rock & Pop.
"¿Por qué el Ejecutivo quiere cambiar esto ahora cuando estamos al filo de que se hagan las elecciones? Necesitamos seriedad en la transmisión de los datos porque se está hablando de resultados muy ajustados. Querer cambiar por algo nuevo que tiene antecedentes malos va a traer problemas ¿Para qué?", concluyó el presidente del Consejo Nacional del Partido Justicialista.

CAMIONEROS 
SERAN FISCALES
Por último, el secretario general del Sindicato de Choferes de Camiones, Hugo Moyano, anticipó ayer que los afiliados de su organización ayudarán en la fiscalización de las próximas elecciones para el Frente de Todos, ya que advirtió que los dirigentes del Gobierno y el oficialismo "son capaces de cualquier cosa" y hay que "preocuparse" para que "no hagan trampa".
"Vamos a ofrecer fiscales para que se puedan controlar las urnas. Es necesario, porque esto que ha denunciado el PJ es una realidad que tenemos presente. Estos son capaces de cualquier cosa. Hay que tener mucha atención en este tema y preocuparnos para que no nos hagan trampa", sostuvo el referente sindical.
En diálogo con AM750, el ex titular de la CGT se refirió a la denuncia que hizo el Partido Justicialista sobre el sistema de transmisión de datos desde los centros de votación.






Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar