El menor hallado en el río Colastiné fue asesinado

Policiales 07 de julio de 2019 Por
ESTUVO VARIOS DIAS DESAPARECIDO

El último viernes después del mediodía, hallaron el cadáver de Rubén Darío Mendoza, de 14 años, en el río Colastiné. Cuando los Buzos Tácticos de la Policía de Santa Fe extrajeron el cadáver del agua observaron que el menor tenía los pies atados con un cable como los que se usan en la televisión por cable y un hematoma compatible con un fuerte golpe en la cabeza. Luego, cuando el cuerpo fue examinado en la costa del río Colastiné, el médico policial constató que se trató de una muerte violenta provocada. Un asesinato.

HOMICIDIO
El padre de la víctima, un hombre de 68 años afincado en la zona de la costa santafesina, radicó la denuncia el sábado pasado en la sede de la Subcomisaría 4° de Colastiné, e hizo el pedido de paradero porque su hijo adolescente no regresó a la vivienda familiar, sin ningún motivo aparente. Desde entonces, hubo rastrillajes y una investigación policial alrededor de la desaparición súbita del menor, que finalmente ayer fue hallado por los Buzos Tácticos policiales en el río Colastiné. Pero, una vez que el cadáver fue levantado de las aguas y colocado sobre una embarcación, y cuando llegó a la costa, fue revisado por el médico policial, que a primera vista observó que tenía los pies atados con un cable y el hematoma que es la consecuencia de un fuerte golpe en la cabeza. También llegaron al lugar pesquisas de Homicidios y agentes del área Científica de la Policía de Investigaciones (PDI).

EN ROSARIO
A sus 61 años Marcelo Pedro Luis Giúdici era una persona reconocida en el ambiente gay de la ciudad. Tanto por su militancia por los derechos del colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (LGTB); por su paso como artista transformista con su personaje de “La Faraona”; como por su oficio de peluquero. Por eso el trágico final de su vida caló profundo en un gran sector de la sociedad rosarina que lo estimaba y lo apreciaba. Ese fin llegó al filo de la medianoche del jueves cuando un hombre de su confianza encontró su cuerpo en el interior de su peluquería, ubicada en San Juan 805, en pleno centro rosarino. Estaba atado de pies y manos con cables. Tenía un importante golpe en la cabeza y en principio se estimó que la causa de la muerte había sido la asfixia mecánica. Ninguno de los accesos al lugar, donde también vivía la víctima, habían sido forzados. Por lo que se intuye que quien cometió el hecho ingresó con el consentimiento de Marcelo. Anoche, la línea de investigación más concreta que seguía el fiscal Miguel Moreno era la de un robo seguido de homicidio.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar