Un sábado sin gloria

Deportes 06 de julio de 2019 Por
Tras la bronca por la derrota ante Brasil y polémica mediante por la actuación del árbitro y el no uso del VAR, la Selección argentina va hoy por el tercer puesto y la revancha frente a Chile en la Copa América.
Messi
FOTO NA - ¿SERA ESTA VEZ? Messi y el desafío de vencer a Chile tras dos finales perdidas.

Sabe a poco, casi a nada para las potencias en éste juego del fútbol, jugar como teloneros de los finalistas de un torneo con semejante historia como la Copa América.
Eso es en definitiva, lo que sucederá a partir de las 16 en el estadio Arena Corinthians, en un sábado donde se van reunir por un rato, la indiferencia y la frustración, de dos seleccionados que fueron grandes animadores en las ultimas dos ediciones de éste certamen.
Si hay algo que le faltaba a este partido por el 3º puesto, una vez, conocida la suerte de Argentina, era que su rival, fuese nada menos que Chile, el otro desangelado equipo, que llegó a Brasil, para defender su condición de bicampeón defensor del título, pero que esta competencia, se encargo de ubicarlo en este sábado, donde se convoca al honor, para encontrar un aliciente válido, para disputarlo desde el corazón, mas que de la razón.
No existe una motivación objetiva para involucrarse y sacar adelante un partido, cuyo resultado, define un lugar en el podio, pero que la historia muestra, que esa disposición final, en todo caso, mortifica a las partes.
Oscar Ruggeri, con quien charlamos en Belo Horizonte, después de la derrota albiceleste a manos del Scracht, aludiendo a ese ultimo antecedente de 1987, cuando en el estadio Monumental, Argentina, que fue el anfitrión de esa Copa América, se quedó en las puertas de la final y se sometió al designio reglamentario, cayendo ante los colombianos y cerrar en 4º lugar, para que el bochorno sea completo, decía, que “aquello fue una situación muy incómoda, nadie quería jugarlo, el estadio estaba semivacío y nuestro trabajo, fue el fiel reflejo de ese desgano inevitable, involuntario.”
Mas de 3 décadas después, se reedita esa misma situación; ya no estará enfrente el combinado cafetero, que en esa tarde de Nuñez, doblegara a los locales por 2 a 1, exponiendo mucho mas las falencias de aquel equipo de Carlos Bilardo, en su lugar, enfrentaremos a los chilenos y acaso esta circunstancia, le acerque un hilo de interés al partido, frente a las rivalidades que crecieron al rescoldo de los últimos torneos disputados en el país trasandino y en los Estados Unidos.
Un partido sin trofeo al ganador, apenas unas medallas, una mención, es decir, una forma de consuelo, en medio de bostezos y melancolias.

“EL VAR DEBE ACTUAR COMO UN TRIBUNAL SUPERIOR”

Esta definición llega de la mano de la experiencia y autoridad en la materia de Javier Castrilli; el ex arbitro, que se encuentra realizando tareas periodísticas para una emisora de Miami, que cubre la Copa de Oro de la Concacaf , aceptó una entrevista telefónica para ilustrarnos en algunos temas, por demás de candentes en estas horas, sus críticas apuntaron, no al sistema tecnológico llamado VAR, sino a la poca transparencia de su implementación, especialmente, en el partido entre Argentina y Brasil.
Sin eludir preguntas profundas sobre el tema, señalo con énfasis: “ha sido tan grotesco todo lo que sucedió en el Mineirao, que me desafecta de una postura prudente, y me lleva a levantar la voz y a pedirle a las autoridades que representan al futbol argentino, que lleven adelante con energía no solo la protesta, sino el pedido de una seria investigación, no solo por el hecho en si de este partido, sino porque, debemos resguardarnos para que esto no le pase a ningún otro equipo”
En otro momento del dialogo con La Opinión y Radio El Espectador, Castrilli, sentenció “todos aquellos que piensan, que hay actitudes y procedimientos, cercanos a la corrupción, tienen elementos de evidencia muy claros para sentirlo así, a la gente no hay que mentirle, por eso es necesaria la acción urgente de Conmebol y FIFA, este precedente, de un partido manchado como este de Argentina Brasil, puede sucederle a cualquiera y en otras competencias.
“Desde mi punto de vista el VAR, tiene que tener un efecto reparador y superior jerárquicamente al arbitro del juego, es al revés de como lo expresa el protocolo; si el arbitro central esta conceptualmente equivocado, por más que vea las imágenes a un costado del campo, seguirá profundizando su decisión e ignorando lo que el VAR, le está pidiendo al convocarlo. Hay que quitarle al arbitro principal esa última palabra y que sea este nuevo recurso, una instancia inapelable, de esta manera, se le va a quitar al juez principal, ese aire de omnipotencia que muchas veces esta presente”.
“Sí te llaman de arriba, es porque tenés que rectificar el fallo, en esa cabina, tienen toda la tecnología, de la que justamente carece el que dirige en el campo, por lo tanto, debe ser, ese acto, irrefutable y no dejarlo a criterio de alguien que no dispone de todos esos recursos”
Javier Castrilli no retacea calificativos y transmite un mensaje claro, es defensor de la tecnología en el fútbol, dice además, qué si al él le hubiese tocado dirigir en este tiempo, se sentiría tranquilo y hasta asegura, que sería placentero ser árbitro, ya que todo lo que al juez lo superare por una cuestión, de condición humana, sería reparado por el VAR y esto es maravilloso.
“En definitiva, todos aquellos que pretendemos darle a este juego, un estricto sentido de justicia, debemos proteger este recurso y exigir a los entes rectores, transparencia y capacitación para los responsables de tomar las decisiones, que se le transmitan a los jueces de campo. Todo un nuevo ejercicio para una tarea, como la del arbitraje, que debe asimilar a este gran aliado y ceder el poder que hasta aquí, todos tenían, al momento de tomar las decisiones finales”.
Ecos que todavía perduran en el ambiente de ésta Copa América, que tendrá esta tarde, al Seleccionado Nacional jugando por el 3er puesto en Sao Paulo y a Brasil, mañana, buscando un nuevo logro, precedido por una aire de ilegitimidad, consentida.

Las formaciones: 

Estadio: Arena Corinthians (San Pablo).
Árbitro: Mario Díaz de Vivar (Paraguay).
Hora: 16:00. TV: TyC Sports y TV Pública.

Argentina: Franco Armani; Juan Foyth, German Pezzela, Nicolás Otamendi, Nicolás Tagliafico; Rodrigo De Paul, Leandro Paredes, Giovani Lo Celso o Ángel Di María; Lionel Messi, Paulo Dybala y Sergio Agüero. DT: Lionel Scaloni.

Chile: Gabriel Arias; Mauricio Isla, Gary Medel, Guillermo Maripán, Jean Beausejour; Erick Pulgar, Charles Aránguiz, Arturo Vidal; José Fuenzalida, Eduardo Vargas y Alexis Sánchez. DT: Reinaldo Rueda (COL).

* Néstor Clivati es periodista acreditado por LA OPINION en la Copa América Brasil 2019.

Te puede interesar