Cambios de clima: la Guardia del Hospital recibe alrededor de 300 consultas diarias

Locales 30 de junio de 2019 Por
Si bien existen consultas por otras cuestiones, la gripe y el malestar por los permanentes cambios de clima son los principales inconvenientes.
Desde hace varias semanas, el clima en la ciudad ha sido cambiante y no ayuda a la salud de las personas. Nuestros abuelos y también los bebés, son los que más vienen sufriendo estas variaciones de experimentar calor y luego un clima más fresco en las noches o las madrugadas rafaelinos. Hasta de la nada hemos tenido lluvias. 
Esto ha llevado a que la gente concurra al médico, que haga consultas y parece que la guardia del Hospital Jaime Ferré es una de las más concurridas, ya que recibe alrededor de 300 visitas diarias. 
"En estos días tuvimos cuadros climáticos totalmente desagradables, como fue la humedad que persistió durante 2 semanas y eso genera cuadros respiratorios de vía aérea superiores. Las rinitis (inflamación de la mucosa nasal), el estornudi, las rinosinusitis y en forma incipiente a parte estos cuadros alérgicos que son predominantes está apareciendo la ola polar, la ola de frío y empiezan los cuadros de resfríos que son virósicos, donde principalmente el paciente empieza con leves cuadros de febrícula, una tos seca que no sede y que genera picor y estornudos en salva", expresó el director del nosocomio local, Jorge Bertram.
Seguido a esto confirmó que "en la Guardia es sostenida la demanda, estamos entre las 300 consultas diarias, tanto en adultos como en la parte pediátrica. Con todo el equipo de cuidados progresivos estamos organizando y reforzando todo lo que es la parte de guardia para que sea lo más rápido posible la atención. Bien está decir que sepan esperar, que se va a atender a todos, pero hay un mecanismo nuevo que hemos implementado que es una clasificación del paciente de acuerdo a la sintomatología y a la patología que tenga. Es decir, que va a tener prioridad el paciente que tenga un accidente o aquel que tenga un fuerte dolor en el pecho que puede estar relacionado a un infarto. En contrapartida, va a tener que esperar un poco el paciente que tenga un síndrome febril, un dolor de garganta u oído. Es una metodología que no es de nuestro Hospital, sino que es una metodología a nivel mundial", confirmó el director.  
En cuanto a los más chiquitos, Bertram dijo que "en la parte pediátrica las bronquiolitis, las bronquitis y los cuadros de las neumonías. Este es un panorama de lo que puede ir transcurriendo y puede ir sucediendo en todo este período invernal", dijo e hizo especial hincapié con el tema de la vacunación: "estamos en el tiempo de cierre, no porque no haya dosis de vacuna, sino que el sistema inmunológico ya tiene que estar preparado para con esta ola de frío y la adquisición de los anticuerpos ya tiene que estar generado. Nunca es tarde para vacunarse, pero estamos en los últimos días", relató.

AIREAR LOS AMBIENTES 
"Hay que airear los ambientes, el uso del alcohol en gel y el uso del jabón blanco. Lavarse las manos de manera periódica, no mantener los ambientes cerrados, dejar ventanas abiertas por el tema del monóxido de carbono y tomar mucho líquido. Además, el aporte de la Vitamina C es muy importante, por eso se sugiere consumir cítricos como así también la vacuna antigripal y la de la neumonía, que son muy importantes y que todos los tenemos que tener,
hay que evitar la automedicación, de ir a una farmacia y pedirle al farmacéutico una sugerencia. No es beneficioso y puede agudizar y agravar mucho el cuadro. Es por esto que se sugiere recurrir al médico de confianza ante la menor sintomatología", recomendó Bertram y dijo que "la vacuna de la neumonía se la puede colocar en cualquier momento del año, eso es muy importante ya que es una vacuna cada 5 años. En tanto, existe otra vacuna de la neumonía que se coloca una sola vez y dura para toda la vida. Tomen conciencia de eso, de colocarse las vacunas pertinentes. Hoy tenemos las dos vacunas en nuestro Hospital", expresó. 
A modo de cierre dijo que "la concientización es importante y saber que tienen que acudir a la guardia verdaderamente cuando tengan una sintomatología o una enfermedad que realmente lo vale. A veces cuando estamos frente a un síndrome gripal es conveniente hacer cama, quedarse en su domicilio, utilizar algunos analgésicos, antinflamatorios y punto. Y sino acudir al Hospital como siempre, ante la menor sintomatología, si es que persiste el cuadro, pero que tengan esa paciencia suficiente y el respeto a nuestro personal, tanto administrativo como médico, que están trabajando para que todos sean de la mejor forma atendidos", finalizó.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar