El policía explicó porqué disparó

Policiales 23 de junio de 2019 Por
MATO A LA VICTIMA DE UN ROBO
El policía que mató a un médico de un tiro en la cabeza en la localidad bonaerense de Burzaco, presuntamente al confundirlo con un ladrón, declaró que la víctima le apuntó con un arma y que él le disparó porque temió por su vida. El oficial Horacio Elías Godoy fue indagado este sábado por el fiscal de Lomas de Zamora Pablo Rossi, acusado del homicidio del médico homeópata Ricardo Tassara (64). Según informaron fuentes judiciales a Télam, el agente continuará detenido por la investigación en curso. En su indagatoria, el policía contó que el viernes a la madrugada, cerca de las 0:45 y luego de un llamado al 911, fueron convocados a concurrir a la casa ubicada en Arenales. Según explicó, al bajar del patrullero vio que estaba la puerta de la casa abierta. El agente explicó que comenzó a acercarse y advirtió que un hombre le estaba apuntando con un arma. Ahí fue cuando "temió" por su vida y disparó.  Consultado sobre el caso, el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, aseguró que el policía "no tendría que haber disparado" y sostuvo que "la protección de la vida está por sobre todas las cosas". "Mientras (el médico) estaba tratando de comunicarse con la Policía, ya había vecinos que habían llamado y el personal llegó con mucha velocidad al lugar de los hechos", explicó Rossi en diálogo con América 24. "Cuando llegan, se encuentra con esta persona en la casa. Estamos tratando de determinar con precisión cómo fueron esos segundos, pero uno de los funcionarios policiales efectuó un disparo al dueño de la vivienda, que resultó mortal", agregó. Rossi afirmó que los compañeros de Godoy manifestaron que "han llegado en dos móviles sin las balizas, las luces encendidas que suelen estar en el techo, y que esto sería parte del mecanismo de actuación destinado a generar sorpresa en los autores del ilícito para facilitar tanto su aprehensión como la seguridad del personal policial".

NO DECLARO
Por su parte, el efectivo de la Policía Federal detenido por el crimen de su pareja, una agente de la Policía de la Ciudad, tras una supuesta pelea y enfrentamiento a tiros en una casa del partido bonaerense de Quilmes, se negó a declarar este sábado y continuará detenido, informaron fuentes judiciales. En tanto, según la autopsia realizada en la morgue judicial de ese distrito, la joven recibió un disparo en el cráneo efectuado con el arma apoyada en su cabeza. El imputado es Mauricio Nicolás Sánchez (30), quien fue indagado esta mañana por la fiscal de la causa Karina Gallo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 del Departamento Judicial de Quilmes. Sánchez se negó a declarar ante la fiscal y permanecerá detenido, acusado de "homicidio agravado por el vínculo y por femicidio", delito que prevé la pena de prisión perpetua, indicaron voceros judiciales. El hecho comenzó el último jueves por la noche, cuando los dos policías -que estaban franco de servicio- se encontraban en una casa situada en San Juan al 2000, de Quilmes, y por motivos que se investigan mantuvieron una fuerte discusión. En esas circunstancia, Sánchez y su pareja, identificada como Melissa Kumber (27), efectuaron disparos de arma de fuego y resultaron heridos, por lo que debieron ser hospitalizados, añadieron los informantes. La joven recibió un balazo en la sien derecha y murió cerca de las 3 de del pasado viernes en el hospital Iriarte, según su director asociado, Daniel Barquero. En tanto, el policía federal sufrió un balazo en uno de los hombros, por lo que también fue asistido en el mismo centro de salud y, tras ser sometido a las curaciones de rigor, fue dado de alta y quedó detenido, dijeron las fuentes. El femicidio de la agente de la Policía de la Ciudad es el número 86 en lo que va del año en todo el país.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar