Robó en kiosco, se disparó por accidente y murió

Policiales 14 de junio de 2019 Por
Una torpeza produjo la muerte de un ladrón tucumano.
Un hecho realmente insólito tuvo como escenario un comercio tucumano.
Posterior a cometer un asalto a mano armada, un malviviente guardó el revólver en su pantalón y se provocó una fatal herida.
El hombre quiso huir, pero la gravedad de la lesión ocasionada no se lo permitió.
Todo quedó registrado, de acuerdo a un informe de Crónica, por las cámaras de seguridad que filmaron cómo el sujeto ingresó al local con un casco colocado en su cabeza, y exigió al empleado la entrega del dinero de la caja registradora.
Luego, arma en mano amenazó a un cliente que acababa de entrar sin percatarse de lo que ocurría.

UN BALAZO EN
LA INGLE
En el momento de la huida, el atacante guardó el arma en su pantalón y, según se ve en el video, se produjo una detonación por lo que se va rengueando del lugar.
Poco después, según lo aportado por uniformados de la Comisaría 2ª, el ladrón fue interceptado a pocas cuadras del lugar del hecho.
De acuerdo al informe policial el delincuente "se desplazaba en un motocicleta Guerrero sin dominio colocado, y portaba un revolver calibre 38L especial, con cinco cartuchos colocados y una vaina servida. El sujeto exhibió una herida con mucha pérdida de sangre a la altura de la ingle (lado izquierdo), por lo fue trasladado al hospital Padilla".

RAID DELICTIVO
Además, se agrega que el individuo primero había asaltado a una mujer en la calle, luego habría entrado a robar a un drugstore, y finalmente en el local donde terminó herido.
Según autoridades del hospital, como la herida afectó una arteria el frustrado ladrón terminó muriendo en el nosocomio.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar