Los hermanos Canavessio y una ilusión que tomó forma en Europa

Deportes 11 de junio de 2019 Por
Nicolás estuvo en el Arcos de la tercera división española, mientras que Mariano jugó en Treviso e Ilva Maddalena de las categorías menores del ascenso italiano. Tienen decidido volver a Europa, aunque por ahora sin destino definido.
Ver galería FOTO LA OPINION COLMARON SUS EXPECTATIVAS./ Nico y Mariano contaron sobre el año que pasaron en el viejo continente.  SEGUNDO EQUIPO./ Mariano con la camiseta de Ilva Maddalena.  SU GOL! Nico convirtió un tanto con el Arcos.
1 / 3 - FOTO LA OPINION COLMARON SUS EXPECTATIVAS./ Nico y Mariano contaron sobre el año que pasaron en el viejo continente. SEGUNDO EQUIPO./ Mariano con la camiseta de Ilva Maddalena. SU GOL! Nico convirtió un tanto con el Arcos.
Casi al mismo tiempo, los hermanos Canavessio decidieron que era tiempo de buscar nuevos horizontes futbolísticos y porqué no también de vida. Hace un año, Nicolás había culminado su contrato en Atlético de Rafaela (estando a préstamo también en Central Norte de Salta) y superaba una dura lesión de ligamentos cruzados. Mariano, como tantos jugadores locales, ya no tenía el estímulo del Federal B, jugaba en la Liga Rafaelina con 9 de Julio y un buen día decidió dejar también su actividad privada, todo por el sueño de probar en Europa.
Los defensores que se iniciaron y jugaron un buen tiempo en Ben Hur, tuvieron su primera experiencia internacional. Claro, bastante lejos de lo que un chico sueña cuando está en inferiores o dando los primeros pasos en la división superior. Generalmente la imagen que pasa por la cabeza es la de llegar a las grandes Ligas y jugar en equipos reconocidos, donde se gana buen dinero. Ellos, por el contrario, vivieron lo que es el también el sacrificado ascenso de España, en el caso de Nico en el Arcos de la misma ciudad en la tercera división, y de Italia, por el lado de Mariano en Treviso (quinta) los primeros meses, y luego en el Ilva Maddalena (sexta división).
"Me fui de acá en julio del año pasado a Milano a un centro de entrenamiento para jugadores libres y a partir de ahí un representante me consiguió una prueba en Treviso, estuve 15 días a prueba y luego me dieron el okey, pudiendo firmar. Estuve hasta diciembre, jugando, pero hubo problemas en el equipo con cambio de directiva y decidí irme a otro club, buscando redes por todos lados y así llegué al Ilva Maddalena de la Región de Cerdeña", contó Mariano, de 29 años y que tuvo más de 30 partidos entre ambas escuadras.
El Treviso, de quinta división, alguna vez pasó un año por la Serie A. "Es un equipo con tradición, aunque ahora está bajo. La ciudad es casi como Rafaela. Estábamos mitad de tabla para abajo, pero en diciembre cambió la Directiva y decidía buscar otra cosa", apuntó para acotar luego que el otro club en que jugó está en la sexta categoría y terminó en sexto lugar, cerca de los play offs.
Pero más allá de las divisiones, valoró que "con cosas buenas y malas, pero la experiencia fue súper positiva. Fue un cambio en mi vida muy grande, era la primera vez que salía de Rafaela. Dejé el trabajo que tenía acá y el fútbol en Rafaela. Fue una de las decisiones mas importantes de mi vida", contó quien es además Ingeniero Industrial y llevaba previo a su decisión dos años trabajando en una reconocida empresa metalúrgica de la ciudad.

DE BULGARIA A ESPAÑA
Por el lado de Nico (25 años), tuvo que sortear algunas dificultades para tener al fin una posibilidad en Europa. "Por la lesión estuve ocho meses parado y cuando me recuperé me quedaban tres meses de contrato, era mucho el terreno que había perdido. Era poco el tiempo que me quedaba para ser tenido en cuenta por Lucas Bovaglio, que era el técnico de Atlético en ese momento", recordó, para puntualizar después que "entonces me fui a Bulgaria. Tenía todo acordado, estuve mas de un mes entrenando con el equipo (Lokomotiv Plovdiv) y jugando amistosos. Pero por diversos motivos ajenos al jugador no se dio. Allá me encontré con otra cosa a lo prometido a mi y al representante. En agosto tuve que empezar a buscar otra cosa y así llegué al Arcos en España".
Sobre su adaptación, mencionó que "con los entrenamientos y la vida que llevaba en Atlético me sentí super adaptado. Estaba muy bien preparado física y deportivamente. Es una categoría dura, con gente grande y canchas lindas. Como seria un Federal A acá en Argentina", comparó quien se desempeñó como central por derecha.
Destacó que "no tengo nada para reprochar, individualmente estuve muy bien, jugué todo lo que tenía. Hacía mucho que no tenía la posibilidad de jugar 35 partidos seguidos, hice un gol. Pero tengo ganas de tratar de mejorar, ya sea con un equipo de mayor nivel o en otra categoría".
De cara al futuro, los dos tienen decidido volver a Europa. Vale acotar que en estas categorías el nivel es semiprofesional, con jugadores -sobre todo los locales- que también tienen alguna actividad paralela al fútbol. Además, en el caso del hermano menor, Arcos es una ciudad no muy poblada, "como Sunchales", expuso en su descripción.
Un dato fundamental que facilitó la chance de emigrar, es para Mariano que "tenemos ciudadanía italiana los dos, que es fundamental porque sino no quedás. Confié en que iba a conseguir algo y se dio. Mi idea es volver para Europa, me gustaría también probar en España".

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar