Menor escapó de la “13” y su padre lo hizo volver

Policiales 02 de junio de 2019 Por
EN NUESTRA CIUDAD
Un hecho bastante curioso y llamativo se produjo en las últimas horas de nuestra ciudad. Obedeciendo a un procedimiento por averiguación de antecedentes, uniformados de la Guardia de Infantería de la Unidad Regional V de Policía trasladaron hasta la Seccional 13ª al joven Brian Nicolás B., de 18 años de edad, residente en la calle C. de Esperanza al 1300 de nuestra ciudad. Según lo publicado en el portal online de LA OPINION, cuando se estaba confeccionando el acta de rigor, el muchacho se alejó corriendo de dicha dependencia policial con rumbo a su domicilio. En dicho sitio, el padre accedió a que se concrete el retorno hasta la unidad de orden público, en este caso con su compañía. Así las cosas, se tomó conocimiento de que por el joven estaba en vigencia un pedido de detención, en una causa en la que investigadores aún no pusieron fin a sus actuaciones. Por ello se actuó en consecuencia.

MENOR DETENIDO
En relación al movimiento policial que informáramos en la edición de este sábado, y que se produjo el viernes en hora de la noche, se dieron a conocer más detalles de lo sucedido. En este sentido, uniformados de la Seccional 2ª en la calle Cervantes al 800 fueron informados por una vecina, sobre que cuando hablaba por teléfono fue abordada por un menor de edad, quien le arrebató su teléfono celular y se dio a la fuga hacia un lugar donde lo esperaba otro masculino junto a una bicicleta. La denunciante los siguió en su motocicleta, y se percató de que ingresaron a una vivienda sita en la calle Balcarce. Además, comentó a la Policía que observó que descartaron en la vereda el teléfono y la bicicleta. Así las cosas, se llevó a cabo una requisa en el interior de la finca, y en una dependencia se ubicó al menor de referencia, de 16 años, quien fue arrestado y traslado a sede policíaca. Posteriormente, por mandato de la Jueza de Menores fue trasladado hasta la Alcaidía de la Unidad Regional V de Policía, destacándose que un agente policial experimentó lesiones leves en un forcejeo con el transgresor, cuando este opuso resistencia al traslado hasta una unidad de orden público.

ARMADO Y ARRESTADO
Mientras tanto, en la madrugada de este sábado, en un operativo de control de vehículos y personas en el cruce de las calles Geuna y J. Ferré de Rafaela, se interceptó la marcha de un automóvil Opel Vectra al comando de un hombre de 49 años de edad y domicilio en la calle Marini al 300. En una observación realizada en el interior del rodado se observaron distintos elementos que llamaron la atención de los uniformados actuantes. En este sentido, se trató de una espada catana, cuchillos, anteojos de campaña y una boina militar, y ante consulta de si eran de propiedad del conductor este manifestó que no. Pero no todo quedó allí dado que en la butaca trasera se ubicó un bolso que resguardaba un revólver calibre 22 corto con cuatro cartuchos uno de ellos en interior del cañón; una pistola calibre 9 milímetros con un cartucho en la recámara; y un arma de puño de aire comprimido calibre 4,5 con un balín colocado. El vecino en cuestión no acreditó documentación que avale la legal tenencia, por lo que fue detenido y trasladado hasta la Alcaidía de la Unidad Regional V de Policía, en el marco de una causa por portación indebida de arma de fuego de uso civil. De esta manera, las armas fueron secuestradas, al igual que el vehículo, junto a una interesante cantidad de elementos (incluido dinero extranjero), contabilizados en poder del rafaelino detenido.

EN SUNCHALES
En la mañana de este sábado, un llamado telefónico alertó a efectivos de la Comisaría 3ª de Sunchales, sobre que en una vivienda sita en la calle Steigleder al 100 se registraba un hecho de índole familiar. En el lugar, y según la información que brinda nuestra web, una joven de 24 años de edad manifestó que poco antes su pareja la había agredido físicamente al igual que a sus hijas, y que la amenazó de muerte. Al respecto, el fiscal en turno dispuso la detención del sunchalense, y también ordenó que sea remitido a la Alcaidía de la Unidad Regional V de Policía de Rafaela, en el contexto de actuaciones por amenazas calificadas por el vínculo, y lesiones leves dolosas (cuando existe intención de provocarlas). Por otra parte, se conoció que la víctima siente temor por lo ocurrido, por lo cual solicita una exclusión de hogar y prohibición de acercamiento para con el agresor.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar