Combustibles de YPF y Shell subieron 1,5%

Nacionales 02 de junio de 2019 Por
MAS PRESION A LA INFLACION
FOTO LA OPINION EN RAFAELA. La estación de YPF de Bv. Roca y Arenales, con su nueva pizarra de precios.
FOTO LA OPINION EN RAFAELA. La estación de YPF de Bv. Roca y Arenales, con su nueva pizarra de precios.
Los precios de los combustibles de las empresas YPF y Shell aumentaron ayer 1,5%, a pesar de que el Gobierno postergó la entrada en vigencia de un impuesto en el sector. Con el último ajuste, en la Ciudad de Buenos Aires el litro de nafta súper de YPF pasó a costar $ 42,64; el de Infinia saltó a $ 49,20; el de Diesel 500 trepó a $ 40,24 y el de Infinia Diesel aumentó a $ 47,10.
En el caso de Shell, el litro de la nafta V-Power subió a $ 49,98; la Súper trepó a $ 43,63; mientras la V-Power diesel ahora tendrá un precio de $ 47,98 y la Fórmula Diesel de $ 42,23.
Las subas se dieron en un contexto en el que las petroleras intentan recuperar parte de la rentabilidad perdida por la devaluación.
En Rafaela los precios de los combustibles están sustancialmente más arriba que en Buenos Aires, quizás por el impacto de los costos logísticos. Así, en lo que hace a la pizarra de la estación de servicios YPF ubicada en la esquina de bulevar Roca y Arenales (foto), el precio de la nafta Súper se ubica en $ 46,99 (hasta el viernes estaba en $ 46,30); de Infinia en $ 52,72 (antes $ 51,99); de Ultra en $ 42,81 ($ 42,27) y de Infinia Diesel en $ 50,60 ($ 49,98). Por tomar el ejemplo de la nafta Infinia, un rafaelino paga $ 3,50 más por litro que un porteño. 
En tanto, en la estación de Shell de Ruta 34 y Vélez Sársfield de esta ciudad de Rafaela, el litro de la nafta V-Power aumentó a $ 53,76 (antes $ 52,97); la Súper trepó a $ 48,23 ($ 47,59); mientras la V-Power diesel subió a $ 51,96 ($ 51,37) y la Fórmula Diesel a $ 44,73 ($ 43,82).
En el sector estiman que las compañías aún deberían remarcar sus precios al menos un 8% por la persistente depreciación del peso frente al dólar, el cual en mayo acumuló un avance de 75 centavos al cerrar el mes a $ 46,10 promedio para la venta.
Así, la actualización de los precios de los combustibles se puso en marcha pese a que la administración de Mauricio Macri postergó un mes la suba de un impuesto a ese sector con el fin de evitar el incremento en naftas y gasoil.
El aumento, que es el quinto en lo que va del año, pondrá más presión a la inflación, que en abril se ubicó en un 3,4% y en el primer cuatrimestre del año llegó a 15,6%.
Es que el combustible es una herramienta clave para trasladar los alimentos en el país, por lo que el ajuste de sus precios se suele reflejar inmediatamente en las góndolas.
A finales de abril, los precios de los combustibles subieron hasta 6%, aunque pocos días después las empresas anunciaron un recorte en ese incremento en un intento por achicar la brecha de precios entre petroleras y ganar competitividad.
Por último, el gerente general de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (CECHA), Guillermo Lego, indicó que las ventas en el sector registraron una baja en torno al 3 por ciento, mientras criticó la presión impositiva en el país. Destacó que "alrededor del 40 por ciento va al Estado".


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar