Rafaelinos afectados por estafa en la UTN La Plata

Locales 25 de mayo de 2019 Por
Fueron involucrados sin conocer el hecho en una estafa que supera los 181 millones de pesos y por la que está procesado el ex Decano de esa sede universitaria.
FOTO 0221.com.ar EN LA JUSTICIA./ Carlos Fantini es investigado en una causa que depositó al ex ministro Julio de Vido tras las rejas.
FOTO 0221.com.ar EN LA JUSTICIA./ Carlos Fantini es investigado en una causa que depositó al ex ministro Julio de Vido tras las rejas.
El decano de la Universidad Tecnológica Nacional de La Plata, Carlos Fantino, fue procesado por la Justicia Federal a fines de abril, junto a otras autoridades de casa de altos estudios, por el presunto fraude en perjuicio de la administración pública y adulteración de documentos privados, en una causa que investiga el desvío de 181 millones de pesos transferidos desde el ministerio de Acción Social de la Nación, durante la anterior gestión ejecutiva nacional.
El juez federal platense Ernesto Kreplak embargó a Fantini en 20 millones de pesos, e involucró en la decisión de procesamiento al ex vice decano Fernando Zabala; y a Carlos Alberto López, presidente de la fundación de la Universidad, entre otros, envueltos en el desvío de parte de 181 millones de pesos que el ministerio de Acción Social, que por entonces conducía Alicia Kirchner, que se habían destinado a contratar consultores peritos que monitorearan el plan “Argentina Trabaja”. Según se presume en la causa, buena parte de los profesionales que figuran en las listas de cobro por ese servicio nunca participaron de esa auditoría, no cumplían con los requisitos para tal tarea y por lo tanto habrían sido víctimas de sustracción de identidad para el cobro de los cheques, lo que habría ocurrido a través del Banco Nación de La Plata.
El Plan Argentina Trabaja fue conformado en agosto de 2009 y establecía contratos de cobro de un ingreso mensual para desocupados por tareas en obras y mantenimiento del espacio público. Los beneficiarios formaron cooperativas y fueron contratados por municipios, provincias o el INAES, por lo tanto para controlar este esquema el Ministerio de Desarrollo Social firmó convenios con algunas regionales de UTN.
En la resolución judicial también se consignó que “ninguna de las personas a nombre de las cuales se libraron los 1.034 cheques aparecen cumpliendo labores en el marco de la ejecución del convenio que el ministerio de Acción Social preveía con la UTN. “Los cheques librados a nombre de esas personas fueron cobrados siguiendo la misma metodología que los expedidos a nombre de otros 250 supuestos becarios, la cual se habría implementado para concretar el retiro de los fondos desviados” desde un banco, añadió el juez Kreplak.
Es aquí donde se pudo corroborar que hay al menos cuatro profesionales de Rafaela en el listado de afectados por la maniobra. Coincide que quienes en años anteriores hicieran algún curso de posgrado en la Universidad Tecnológica Nacional de Santa Fe, integrarían esta nómina irregular. Por el sistema interno de UTN se habrían tomado los datos de estudiantes de otra facultad para ejecutar el pago irregular de fondos.
Según se supo, los involucrados se enteraron de tal maniobra cuando el Auditor Interno Titular de UTN, Lic. Héctor Garay, les enviara una nota en octubre pasado solicitándoles “su confirmación o negación respecto de si percibió pagos a través de cheques o cualquier otro medio de pago por parte de la Facultad Regional La Plata o la Fundación Tecnológica Facultad Regional La Plata, por haber realizado trabajos de monitoreo realizados en el marco del Plan Argentina Trabaja. En caso negativo informe si tuvo conocimiento de algún uso indebido de sus datos personales”. Las respuestas se podían enviar por correo tradicional o electrónico y pasaron a formar parte del expediente que en la actualidad forman parte del procesamiento mencionado.
Cabe destacar que Fantini, al tiempo que se iniciaba este relevamiento de damnificados fue baleado al ingresar a su casa y luego de haber inaugurado un nuevo laboratorio de química en el establecimiento que representaba. Las investigaciones iniciales habían en su momento dejado de lado la alternativa de robo o delito común, según la UFI Nº 6, siguiéndose el relevamiento como un caso de “ajuste de cuentas” en el que el principal indicio fueron los tres balazos directos que impactaron en el auto del decano.
Por estas horas, el Consejo Directivo de la Facultad Regional La Plata de la Universidad Tecnológica Nacional podría determinar el desplazamiento del decano Carlos Fantini, ya que a través de una resolución por mayoría, con 14 votos positivos y 3 negativos, lo llevan a un sumario interno a través del que se quiere indagar sobre su conducta en relación a la institución. El Consejo revisa si actuó fuera del encuadramiento estatutario (artículo N° 68) establecido para este tipo de comportamientos. Es para aquellos funcionarios que participan “en actos que atenten contra la estabilidad constitucional, así como también contra la dignidad y la ética universitaria” o incurren en “falta de conducta o negligencia grave”.
Cabe desatacar que el mismo sistema de desvío de fondos se investiga en cuanto a partidas de la Mina de Río Turbio, donde quedó procesado el decano de la facultad de Río Gallegos de la UTN, Martín Goicochea, donde se utilizaba a la fundación de la facultad para recibir el dinero de los fondos nacionales y hacer millonarias contrataciones sin llamar a licitación pública. En ese caso se investiga una intermediación de UTN por un monto de 376 millones de pesos.




Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar