Juego de dados por la República

Notas de Opinión 21 de mayo de 2019 Por
Leer mas ...

La política en la república Argentina, es algo muy complejo y que asombra a unos y a otros. A la crisis que hemos llegado luego de tres años y la yapa del nuevo gobierno, se nos presenta un camino de más sombras que luces, casi incierto. Luego de la tal mentada y necesaria consulta a la oposición, esta parece fenecer antes de nacer.
El país no es un coto de caza, ni tampoco una tirada de dados. La propuesta presentada de una serie de puntos por parte del Ministro del Interior, Rogelio Frigerio a representantes digitados del Peronismo Alternativa Federal, son un nuevo globo de ensayo, para escapar de una realidad que no pueden controlar y antes de hacer aguas, queman todos sus cartuchos o buena parte de ellos para tratar de mejorar su imagen electoral.
Esta propuesta recibida por el senador Miguel Angel Pichetto y aceptada a la vez por Juan Manuel Urtubey, generó lógicas respuestas en contrario de Sergio Massa y de Roberto Lavagna. Massa aclaró prontamente que su partido “no está en ninguna negociación con el gobierno”. “La propuesta del gobierno, no es un documento que llama a un acuerdo y dialogo sincero”, dijo. “El gobierno y sus ministros, no tomaron contacto conmigo, no existe negociación posible, si las PYMES, los jubilados y el trabajo, no están sobre la mesa”, agregó.
El gobierno debe convocar a toda la oposición, nadie, ningún partido debe quedar excluido, dado que carecería de fundamentos. 
Roberto Lavagna consideró que el acuerdo que propone el gobierno es “marketing” y rechazó participar de la iniciativa a la que fueron invitados los precandidatos presidenciales de Alternativa Federal. “El diagnostico evidente es que el gobierno, fracasó en su política económica, por lo que debe cambiar de receta”, advirtió Lavagna.
Divide para reinar, es hoy la coyuntura por la que intenta el gobierno lograr sus espacios electorales y en la ambición política puede lograr parte de sus objetivos. Peronismo Federal, se presenta como una tercera opción, donde las PASO deberán determinar un candidato presidencial. 
Pichetto, Urtubey, Lavagna, Massa, Schiaretti, serían los posibles candidatos anunciados. Pichetto, junto a Urtubey, aceptaron la propuesta, pero no solo son parte de un todo, sino que ambos individualmente no motorizan las encuestas a su favor. 
Un Peronismo Federal, que día a día pierde expectativas, porque sus miembros, no aceptan a terceros, por miedo de perder todo. 
Ahora esta convocatoria al diálogo desde el Gobierno perdió fuerza -más allá de que siga en agenda con algunas reuniones- ante el aluvión de candidaturas que se van confirmando. Alberto Fernández y Cristina Kirchner ya estamparon su inscripción en la carrera presidencial. Lavagna, después de tanta indefinición oficializó una postulación de la que nadie dudaba. Massa tiene que resolver su destino en estos días y así la discusión gira en torno a las candidaturas. Los 10 puntos quedaron relegados...
El Presidente hizo forzadamente y necesariamente un llamado “al dialogo” y pide “generosidad” de parte de la oposición. La pregunta que no define, ¿Cuál es la oposición?, ¿Están todos?, o solo aquellos que numéricamente en las PASO nacionales, no podrán ser sus contrincantes de peso. “Acá no hay ningún acuerdo, hay una operación de marketing político del gobierno que carece de contenido, con algunos vacíos y lagunas tremendas”, expresó el ex ministro de Economía Roberto Lavagna.
La cuestión es ser o no ser, para subsistir o llegar a las elecciones con una imagen más positiva y poder ver la luz en el profundo y oscuro túnel.


Te puede interesar