¿Habrá polarización en la elección de intendente?

Notas de Opinión 21 de mayo de 2019 Por
A 25 días de las elecciones generales, los candidatos tienen tres semanas de campaña para conseguir los votos necesarios para ganar.
El escenario electoral rafaelino, para el cargo de intendente, de cara a las elecciones generales del 16 de junio consta de 4 opciones: Luis Castellano (Frente Juntos), Leonardo “Leo” Viotti (Cambiemos), Fernando Muriel (FPCyS) y Oscar Gasparotti (Podemos). Los votos obtenidos por cada uno de ellos en las elecciones primarias del pasado 28 de abril los dejan en posiciones diferentes, estableciendo a priori un escenario de polarización entre el actual intendente Castellano y el concejal Viotti.
La sumatoria de votos obtenidas por las dos fuerzas políticas en sus internas, casi el 37% de los votos válidos cada uno, según los cómputos finales, sacando mínimas diferencias porcentuales a favor de Cambiemos, perfilan un escenario parejo y de mayor disputa, dejando con menores chances a Fernando Muriel (FPCyS) que obtuvo prácticamente un 18% de los votos válidos sin que la fuerza pueda tener el beneficio de la sumatoria y prácticamente con ninguna chance a Oscar Gasparotti (Podemos) quien sacó poco más del 2% de los votos válidos.
Daniel Eskibel, un profesional de la psicología política describe la polarización política como “la alta concentración del voto (y/o de las preferencias ciudadanas) en torno a dos partidos o candidatos principales que son visualizados como los únicos en condiciones reales de ganar la siguiente elección. Esto ocurre debido a un entramado de causas tanto coyunturales como históricas, y tanto políticas como económicas y culturales. El gran aliado y soporte de la polarización es el propio cerebro humano, el cual en aras de simplificar los procesos tiende con mucha facilidad hacia lo binario: ellos y nosotros, blanco y negro, cerca y lejos, amigo y enemigo, ceros y unos. Cuando se configura este escenario político comienzan a ocurrir una serie compleja de fenómenos que incluyen: ambos polos políticos dominan la conversación social en todos los ámbitos; también son los protagonistas casi absolutos de las noticias; sus acciones y opiniones adquieren mayor peso en la opinión pública y circulan con mayor velocidad por la sociedad; los recursos humanos y materiales tienden a concentrarse cada vez más en torno a esos dos polos; el voto útil o estratégico disponible en esa sociedad tiende a moverse también hacia ellos; la construcción de una tercera alternativa se vuelve cada día más difícil; La carga emocional del enfrentamiento político se vuelve progresivamente más intensa”. ¿Se dará así?
Ahora bien, otros análisis pueden permitir lecturas diferentes donde se puede plantear otro tipo de escenarios en el cual si analizamos los resultados obtenidos individualmente la polarización se daría más bien entre “Leo” Viotti y Fernando Muriel, quienes obtuvieron prácticamente el 18% de los votos válidos. Esto favorecería la candidatura del actual intendente, que con sus votos estuvo poco arriba del 34% y donde el voto opositor se dividiría entre los primeros mencionados mayoritariamente, e incluso en porcentajes mínimos hacia Oscar Gasparotti, que en ningún escenario que se plantee tendría chanches.
Hay más escenarios posibles para analizar, pero así quedan luego de las PASO, cada uno de ellos buscará mejorar su techo o su piso y captar los votos que se quedaron sin candidatos o incluso asegurar la sumatoria obtenida. Pero crecer, crecer y crecer es lo que ansían cada uno de ellos. Y como en cada elección los votantes se fijarán en las personas, las propuestas y los partidos al que pertenecen para elegir. ¿Aparecerá ahora el fenómeno Viotti ocurrido en las elecciones de 2017 pero que dejó dudas en las PASO del 28 de abril ya que obtuvo menos votos comparativamente que en las PASO de 2017 y en el mismo sentido la fuerza política a la que representa que padece contrapuntos internos?¿Podrá Castellano lograr un tercer mandato consecutivo apoyado en su experiencia y gestión de gobierno a pesar que también vio levemente disminuido su caudal electoral comparado con las PASO de la categoría intendente 2015?¿Se transformará Muriel en una opción competitiva que pueda superar la polarización establecida a priori entre Castellano y Viotti? La campaña, las encuestas y fundamentalmente la elección del 16 de junio tienen la respuesta. 



Te puede interesar