La AFIP simplifica el pago del impuesto a la renta financiera

Locales 21 de mayo de 2019 Por
Leer mas ...
La AFIP oficializó ayer la simplificación de trámites para presentar y abonar el impuesto sobre la Renta Financiera, y a partir de ahora, por hasta 200 mil pesos en intereses, no se deberá presentar declaración jurada. La decisión se formalizó a través de un decreto publicado hoy en el Boletín Oficial.
Según lo dispuesto, ese nuevo gravamen podrá ser abonado por medio de un volante electrónico de pago (VEP) y sin presentar una Declaración Jurada, beneficio al que podrán acceder solamente aquellos ahorristas que hayan percibido hasta 200 mil pesos de rentas el año pasado. En este caso, la persona deberá generar su VEP de forma digital, en cuatro pasos y sin la necesidad de que esté acompañada por un resumen de todas las inversiones.
Los contribuyentes que superen ese monto podrán hacer una declaración jurada simplificada, en la que solamente se deberá especificar cada tipo de inversión en forma abreviada. Así, en un solo renglón se informarán los rendimientos de 2018 de todos los plazos fijos que pueda haber tenido un contribuyente.
El impuesto a las Rentas Financieras determina una alícuota del 5% para las rentas generadas en moneda nacional sin cláusula de ajuste y del 15% en divisas extranjeras. Este tributo se aplica a los intereses obtenidos por más de 66.917,91 pesos durante el 2018.
Por la devaluación, quienes durante 2018 ahorraron en dólares tuvieron en pesos una ganancia extraordinaria, pero están exentos del pago del impuesto sobre la Renta Financiera. En cambio, quienes ahorraron en pesos y obtuvieron un rendimiento incluso menor a la inflación, sí pagan ese impuesto.
El tributarista César Litvin advirtió que los contribuyentes personas físicas que invirtieron en moneda extranjera, como dólares o euros, esa ganancia por la revaluación o por la venta de la moneda está fuera del alcance del impuesto. "El nuevo impuesto ha sido un motivador para la compra de moneda extranjera y afecta la cotización del tipo de cambio por el aumento de la demanda en relación con la inversión en títulos públicos argentinos o depósitos a plazo fijo", advirtió. "Este ejemplo desnuda de manera contundente el disparate que fue gravar la renta financiera para las personas físicas", señaló. 
Con relación a las inversiones de plazo fijo cuyo rendimiento máximo en 2018 fue del 34% anual con una inflación del 47% y una variación del dólar del 102%, Litvin preguntó: "¿Dónde está la renta? En rigor de verdad hubo una verdadera pérdida de capital. Así a pesar de esa pérdida, igual se paga el impuesto".

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar