Más de mil personas visitaron la Casa de la Cultura en Santa Fe

Información General 21 de mayo de 2019 Por
Ingresaron tras la reapertura y los actos oficiales del sábado y en las visitas que comenzaron el domingo por la tarde. Durante mayo y junio podrán recorrerla de 15:30 a 18:30 hs. con entrada gratuita.
FOTO SCS// CASA DE LA CULTURA./ Multitudinaria presencia acompañó la reinauguración.
FOTO SCS// CASA DE LA CULTURA./ Multitudinaria presencia acompañó la reinauguración.

El sábado pasado los santafesinos fueron protagonistas de un momento histórico. Tras dos décadas en las cuales la emblemática casona de Boulevard y Güemes, denominada “Casa de la Cultura”, estuvo cerrada por su deterioro estructural, el gobierno provincial invirtió más de 80 millones de pesos, realizó una restauración que le devolvió el esplendor y volvió a abrir sus puertas para que todos puedan disfrutar de esta joya de la arquitectura que cobijará al ministerio de Innovación y Cultura.
Para que todos puedan recorrerla, fotografiarla y maravillarse con sus detalles ornamentales, la Casa de la Cultura abrirá sus puertas los sábados y domingos, de mayo y junio, entre las 15:30 y las 18:30 hs. En la primera hora y media, se ofrecerá una visita guiada, en grupos que no superen las 40 personas.


UNA CASA CON UN SIGLO DE HISTORIA

El edificio, inaugurado en el año 1910, representa un exponente del patrimonio arquitectónico y cultural de los santafesinos, único en su tipo.
El edificio fue construido por encargo de Manuel Luciano Leiva, hijo de Luciano Leiva, quien fuera gobernador de la provincia entre los años 1892 y 1896. Luego, la casa fue adquirida por el gobernador Rodolfo Lehmann, quien la ocupó en el período comprendido por los años 1916 – 1919, convirtiéndola en su residencia familiar. Aquella ocupación le dio el nombre al edificio con el cual aún hoy se lo identifica (Casa de los gobernadores).
Posee tipología de chalet suburbano francés, emplazado en un amplio terreno sobre el bulevar Gálvez, también de estilo francés. Fue el sinónimo y símbolo de la representación social de las clases altas y dominantes en el escenario político y económico de la época.
En 1924, la casona señorial fue adquirida por Lorenzo Molina, quien residió en el lugar hasta 1942, fecha en que la vendió al gobierno de la provincia.
En 1990 se modificó la asignación funcional de las acciones encomendadas para la adecuación edilicia, transfiriéndolas a la esfera de la gobernación.
Además, se constituyó el edificio como sede de la Casa de la Cultura de la ciudad de Santa Fe.
Durante la década del 90’, bajo la dirección del inolvidable “Flaco” Rodríguez la casona se abrió como espacio cultural y durante años, cobijó memorables propuestas artísticas. El teatro santafesino escribió algunas páginas de su rica historia en este espacio, entre las que se pueden mencionar las puestas de Julio Beltzer y la performance que hizo el elenco de “La Cantante Calva” dentro de la casa junto a los fotógrafos Hugo y Eduardo Pascucci, de la cual participaron cientos de santafesinos, por citar sólo algunos ejemplos.
En 1998, el edificio, considerado como exponente del patrimonio arquitectónico y cultural de los santafesinos, único en su tipo, fue declarado Monumento Histórico y Cultural de la Provincia.
A mediados de los años 2000, el estado provincial decidió cerrar la casa porque tenía un deterioro estructural que ponía en peligro a las personas que trabajaban o asistían a los eventos culturales.
Tras la preciosista restauración y la incorporación de moderno equipamiento, la Casa de la Cultura se convierte en la sede central del ministerio de Innovación y Cultura de Santa Fe.







Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar