Alberto Fernández: "no soy un títere de Cristina Kirchner"

Nacionales 20 de mayo de 2019 Por
Al hablar en la puerta de su domicilio en Puerto Madero, el precandidato presidencial rechazó las comparaciones históricas al afirmar que "ni Cristina es Perón ni yo soy Cámpora". También dijo que no tiene "la capacidad para disfrazar de buena" a su compañera de fórmula.
FOTO NA A. FERNANDEZ. Admitió diferencias con Cristina, pero destacó que se reencontraron en el afecto.
FOTO NA A. FERNANDEZ. Admitió diferencias con Cristina, pero destacó que se reencontraron en el afecto.

BUENOS AIRES, 20 (NA). - El flamante candidato a presidente por el kirchnerismo, Alberto Fernández, negó ayer que vaya a ser "un títere" de Cristina Kirchner y aseguró que tampoco tiene "la capacidad para disfrazar de buena" a la ex mandataria.
"Ni yo soy (Héctor) Cámpora ni Cristina es (Juan Domingo) Perón Ella lo sabe porque un día renuncié y estuve diez años confrontando políticamente", afirmó al rechazar cualquier paralelismo con el slogan "Cámpora al gobierno, Perón al poder", prólogo de la tercera presidencia del líder justicialista.
El ex jefe de Gabinete sostuvo que le "llamó la atención" la propuesta de la actual senadora nacional para que él encabece una fórmula junto a ella.
Ante los medios de comunicación que fueron a su casa para entrevistarlo en la calle, Fernández explicó que que aceptó la idea porque, "más allá del cariño" que le tiene a la líder de Unidad Ciudadana, también quiere "ayudar al proyecto".
"Cuando me lo dijo, le pedí que lo piense porque era algo muy distinto a lo que venía planteándome, pero bueno, a veces las cosas deben hacer así", señaló.
Por otra parte, el ex funcionario aclaró que "en un Gobierno, el que toma las decisiones es el Presidente" y ratificó que no se arrepiente de las críticas que le hizo a su actual compañera de fórmula cuando era jefa de Estado.
"Cuando tuve diferencias con Cristina, me fui; cuando tuve que criticarla, la critiqué; y cuando tuve que reencontrarme, me reencontré", sintetizó.
Precisó que ambos han "tenido muchas diferencias", pero que "gracias a Dios" se pudieron "reencontrar en el afecto".
"Hasta la semana pasada era el tipo que influía en Cristina y era capaz de disfrazarla de buena y ahora resulta que soy el títere de ella. No soy ni una cosa ni la otra", aseguró.
Además, Fernández defendió la inocencia de la ex presidenta en el juicio por el caso conocido como "Vialidad": "Si hay Justicia, esa causa se va a caer porque ella no tiene nada que ver, lo dije siempre", y enfatizó que "nunca" dudó de "la honestidad" de Cristina.
"Que Cristina me acompañe es esencial para mí, si no, no sé qué hubiera hecho. Ella cree que yo sirvo más para este momento que ella. Pero que esté conmigo ayuda mucho porque es como tener a (Lionel) Messi y que yo sea el 9 que hace los goles", agregó.
Por último, Fernández le pidió a los periodistas que le permitan "seguir haciendo su vida de la misma manera" y destacó que cuando fue jefe de Gabinete nunca tuvo chofer.
"Los argentinos les encantaba ver a (el ex jefe de Estado uruguayo José Pepe ) Mujica vivir su vida como lo hizo siempre.
Mi vida es muy diferente a la de él, aunque tengamos cosas parecidas. La verdad que para que uno pueda ser Presidente, es muy importante que pueda vivir con normalidad", cerró.

CRITICAS AL OFICIALISMO
Por otra parte, Fernández cuestionó duramente al oficialismo al señalar que "nada es más destructivo para la Argentina que el macrismo en el poder".
En un reportaje publicado en Página 12, el ex funcionario kirchnerista también habló de la fórmula que comparte con la ex presidenta: "Lo que a muchos les cuesta entender es que dos personas que se aprecian y se valoran y se respetan un día pueden encontrar un punto de acuerdo para trabajar juntos como trabajaron años antes", subrayó.
Además, Fernández sostuvo que "habla muy bien" de la actual senadora nacional haber decidido acompañarlo en la fórmula cuando ella "tenía todas las condiciones para llegar a la presidencia y para competir".
"No siempre en la historia se dan casos de alguien que puede llegar al poder deje ese lugar en este caso en favor mío. La concibo como un hecho generoso para servir al conjunto. Había muchos motivos para que ella siguiera y prefiere dejarle el lugar a otro porque piensa que puede ser mejor para el proceso colectivo", destacó.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar