Sacó ventaja por Ochoa y los palos

Deportes 20 de mayo de 2019 Por
Ben Hur derrotó a Achirense por 2 a 1 como local en el partido de ida final de la Región Litoral Sur. El delantero anotó en el primer tiempo de penal y en el segundo con un gran remate cruzado. Rodriguez había igualado transitoriamente ante un error del fondo local. La visita tuvo dos remates en los postes en el complemento.
FOTO M. LIOTTA DESPLIEGUE./ Saavedra y sus compañeros del medio debieron trabajar mucho para recuperar la pelota.  TRANQUILO./ Mientras Achirense protestaba, Ochoa pensaba en el penal.
FOTO M. LIOTTA DESPLIEGUE./ Saavedra y sus compañeros del medio debieron trabajar mucho para recuperar la pelota. TRANQUILO./ Mientras Achirense protestaba, Ochoa pensaba en el penal.
A medida que pasan las etapas, en casa Ben Hur se aferra a la efectividad para capitalizar sus oportunidades y a una buena dosis de fortuna que lo viene acompañando para que su arco quede lo más indemne posible. Eso en líneas generales, después están los méritos del sacrificio, de luchar hasta el último instante, de buscar pese a ser superado en algunos pasajes, y de la jerarquía de algunas individualidades para convertir, como en el caso de Leo Ochoa, o para defender en situaciones extremas como se dio ayer en más de una vez cuando Astrada estaba en problemas.
El Lobo pudo quedarse con los primeros 90 minutos por 2 a 1 y sin dudas que es lo más saliente de la tarde-noche con llovizna en el "Néstor Zenklusen". Otro partido jugado con bastante barro, con dientes apretados y con pocos momentos de juego asociado por parte del dueño de casa.
El duelo tuvo para Ben Hur un comienzo casi ideal, porque tempraneramente se puso en ventaja. En la segunda jugada de un corner, el nuevo centro de Castellano rebotó en la mano de Iturbe (o al menos así lo vio el árbitro) y Gariano marcó el punto del penal ante las protestas de los defensores visitantes. Ochoa se hizo cargo con decisión y su remate cruzado a la derecha del arquero abrió el marcador.
No obstante, desde antes del gol, se notaba que Achirense tenía la intención de meter una presión alta y eso complicaba la salida limpia de la BH desde su sector. En ofensiva, el movedizo Julio Rodriguez empezaba a entrar en juego, con la compañía de Bravo y era un llamado de atención para el fondo benhurense. Y justamente parte de la última línea se complicó en un pase en profundidad para Rodriguez. Kummer cubrió la pelota confiando en que Astrada llegaría a tomar la pelota dentro del área. Pero algo falló, hubo un segundo de desconcentración, se cayeron todos y Rodriguez fue más rápido para levantarse, darse vuelta y rematar con precisión contra el palo izquierdo de un arco desguarnecido, para marcar la paridad.
El dueño de casa quedó un tanto desconcertado, se profundizaron algunas imprecisiones del medio hacia adelante y la visita trató de aprovechar el momento. El propio Rodriguez volvió a dar muestras de su intención de no dar por perdida ninguna pelota en el costado izquierdo cuando Ybáñez salía a cortar, se llevó la pelota y buscó un pase filtrado para Cardozo, que apareado por Kummer y Baranosky le dio apenas afuera. En esa jugada se terminó lesionando el jugador entrerriano, que fue reemplazado por Soto.
Recién pasada la media hora empezó a ganar posesión de pelota y campo Ben Hur. Ochoa fue un poco más por la derecha y en ese sector pudo maniobrar en un par de ocasiones. En un centro pasado, Castellano no pudo conectar bien y el arquero no tuvo problemas para contener.
La otra clara fue antes de irse al descanso. Una acción individual de Giacopetti ganándole en el cuerpo a cuerpo a su marcador, girando y sacando desde la media luna un remate combado que sacó el arquero del ángulo.
En el complemento, el inicio fue todo de Achirense. Ya los 30 segundos Soto sacó un gran disparo de 25 metros que devolvió el travesaño cuando Astrada estaba vencido. El local no hacía pie en la mitad de la cancha y el elenco de Las Achiras se animaba a atacarlo por los costados con mucha velocidad, para descargar a Rodriguez que estaba siempre atento con las diagonales.
La más clara para la visita fue a los 6'. Iturbe le ganó a Guibert y envió el centro bajo que conectó de primera Rodriguez. La pelota dio en el segundo palo y el rebote le quedó servido a Bravo, que con todo el tiempo del mundo le dio muy fuerte y una pierna salvadora benhurense pudo desviar por sobre el travesaño.
Fue el pasaje de la visita del cual el Lobo salió indemne. Desde los 10 minutos, con mas tesón que ideas, fue progresando en la cancha. Trullet mandó un doble cambio a la cancha con Paz y Vera por Castellano y Giacopetti, que le dio un poco más de dinámica. Un buen remate cruzado de Guibert que se fue cerca fue la aproximación después de un buen tiempo al arco de Rustton.
Ben Hur apostaba tener un buen pase para sus delanteros, que podía ser inclusive desde un rechazo largo. Y en una pelota que aguantó bien Vera, con un pase incluido por encima del defensor para Ochoa, el ex Peñarol se hizo el hueco por el sector izquierdo del área para eludir el defensor y sacar el remate seco y cruzado que venció a Rustton.
Un gol con el sello de Ochoa, al cual Trullet minutos después sacó ya pensando en la revancha, para que juegue Novello en los últimos minutos. Achirense siguió atacando y tuvo una nueva oportunidad en la que el ingresado Gonzalez (el hermano mellizo de Federico, ex Atlético y hoy en Tigre)  le erró al arco desde el área chica. Inclusive el DT Molina hizo ingresar a Cartosio, un delantero, por el volante Iturbe.
Recién cuando Marotti fue de manera imprudente sobre Astrada y recibió la tarjeta roja de Gariano, Achirense tuvo que sacar un poco el pie del acelerador. Ben Hur no tuvo mucho más para intentar ampliar y el 2 a 1 sin dudas fue un buen resultado. Pero queda claro que tendrá que mejorar, como lo pidió Trullet luego a la salida de los vestuarios. Reconociendo el esfuerzo y el sacrificio, pero haciendo hincapié en que la suerte está dando una buena mano hasta aquí.

Te puede interesar