En una tensa sesión, el Concejo aprobó el pedido de informes sobre la rotonda

Locales 17 de mayo de 2019 Por
La sesión comenzó con el reconocimiento al militar rafaelino Carlos Alberto Podio, por su desempeño en el Ejército Argentino a partir de una propuesta del titular de la Unión liceísta, Brian Mayer y un proyecto del concejal Lisandro Mársico. Después siguió un debate caliente en torno al pedido de informes impulsado por el radical Leonardo Viotti sobre la rotonda de Av. Fanti.
FOTO PRENSA CONCEJO DISTINCION. El general Carlos Podio, junto a Mársico y el presidente del Concejo, Lalo Bonino.
FOTO PRENSA CONCEJO DISTINCION. El general Carlos Podio, junto a Mársico y el presidente del Concejo, Lalo Bonino.
El Concejo Municipal le dio forma a una sesión con fuertes contrastes ya que pasó del momento emotivo en el que distinguió al general Carlos Alberto Podio a la instancia de un debate de alta temperatura por un pedido de informes impulsado desde Cambiemos que pone el foco en la construcción de una rotonda en la esquina de las avenidas Fanti y Suipacha. 
La emoción volvió al recinto, como ocurriera semanas pasadas, en donde ya es una práctica habitual distinguir a rafaelinos que de algún modo reflejan el ADN de la ciudad. En esta oportunidad se distinguió a Carlos Alberto Podio, quien ingresó como subteniente del arma de ingeniero del Colegio Militar de la Nación de El Palomar, el 7 de abril de 1982 con 21 años. Su egreso correspondía que se produjera a fines de ese año, pero la guerra de Malvinas hizo que se ordenara una abrupta finalización del cursado como cadete. Con esta decisión, se buscaba "contar con más oficiales”, explicó el concejal Mársico al dar los motivos de este reconocimiento.
El General Podio se mostró profundamente agradecido y emocionado por este agradecimiento, destacando el trabajo de los concejales y agradeciendo también a los abanderados del Liceo Militar General Belgrano, que estuvieron presentes durante la distinción. 
“Estoy profundamente agradecido, como rafaelino, como ciudadano y como militar por esta generosidad que tuvieron. Lo hago en mi nombre propio, pero quisiera de alguna manera trasladarlo a quienes son en definitiva el origen de lo que somos”, expresó para luego mencionar en primer lugar a sus abuelos, Teresa y Antonio Podio.

LA ROTONDA DE
LA DISCORDIA
Como era previsible, el tema de la rotonda de Fanti y Suipacha generó contrapuntos entre los concejales de la oposición y los del oficialismo, que consideraron inoportuno avanzar con un pedido de informes, después de las explicaciones que brindó el día anterior el secretario de Desarrollo Urbano, Carlos Maina y parte de su equipo de trabajo.
El concejal oficialista, Jorge Muriel defendió la magnitud de la polémica obra y dijo “el nudo vial que se da en ese ingreso a la ciudad era necesario ordenarlo, de eso no creo que haya dudas, pero ni ayer ni hoy, nadie preguntó por la estación de servicio en cuestión, será porque saben la respuesta”.
Por su parte, el autor del pedido de informes, Leonardo Viotti, señaló “que su rol como concejal es el de transmitir lo que me plantean los vecinos y gracias a este pedido que presenté, es que vino Carlos Maina y técnicos de la Secretaría a explicar los pormenores de un proyecto que nunca pasó por el Concejo”.
En tanto, Hugo Menossi se pronunció a favor de pedir información y al valor que tiene respetar la institucionalidad de cada poder del Estado. “Claramente sabemos que la rotonda no es el proyecto, pero por algo vino en el día de ayer (por el miércoles), el ingeniero y asesor de tránsito Sergio Tazzioli y quedó claro que la mayor cantidad de accidentes no se daban donde se ubica la rotonda. Además, había datos del proyecto que yo desconocía”, manifestó. Y respondiéndole a Muriel, dijo: “No me hago cargo de las suspicacias que se generaron en las redes sociales, pero me parece fundamentado el pedido de informes, ya que posibilitó que vengan los funcionarios al recinto”.
Cuando le tocó el turno de la palabra al edil del FPCyS, Lisandro Mársico, disparó duras críticas respecto del proceder del Ejecutivo a la hora de responder (o no hacerlo) por escrito los pedidos de informes. “Acá no hay institucionalidad, no se respetan los roles y se hacen reiterados pedidos de informes y te lo contestan un año después. Además, hablan de las redes sociales como desmereciendo esta vía de comunicación con el vecino, pero ellos para algunas cosas las usan y potencian y para otras no, de acuerdo a lo que les conviene". Y advirtió que "volvió la mano negra al Ejecutivo, que impide el normal funcionamiento de los poderes”.
Por su parte Evangelina Garrappa dijo que “con el concejal Viotti fueron a la apertura del Consejo Universitario de Rafaela (CUR) donde se habló de pos verdad y quedó claro cómo se construye la verdad y me hubiese gustado que este pedido llegue con otra redacción, porque la información siempre estuvo a disposición respecto a esta obra”.
Finalmente, el pedido de informes fue aprobado por todos los concejales excepto los dos oficialistas, Muriel y Garrappa, quienes se abstuvieron.
En la sesión además se aprobó un proyecto antiguo del concejal Mársico, que tiene que ver con la construcción de una rampa de acceso en la Placita Honda, una obra que fue anunciada por el intendente, Luis Castellano, hace dos semanas. 



Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar