La revolución de Internet

Editorial 17 de mayo de 2019 Por
Leer mas ...
¿Y cómo hacían vivir antes sin internet? La pregunta fresca, que nace desde la inocencia de los niños o adolescentes, se repite de tanto en tanto en el interior de las familias o incluso en una clase en la escuela. Hoy está naturalizado tener un teléfono celular, una notebook o una PC de escritorio para acceder al servicio que nos comunica, nos entretiene y nos hace perder mucho tiempo y postergar el cumplimiento de acciones. La discusión de cuánto tiempo se debe permitir a los jóvenes el uso de esta tecnología no tiene fin. Incluso puede ser fuente de discusión de mayor o menor intensidad entre padres e hijos o bien entre un patrón y un empleado que deja de cumplir sus obligaciones para chequear las aplicaciones de mensaje o navegar sin objetivo definido por las distintas redes sociales. 
A los niños que nacieron con la internet masificada, por tanto, no les cabe imaginar un mundo sin esta red que nos abre la puerto a un universo virtual que parece infinito. En estos días se difundió por el sistema de mensajería WhatSapp un video con una historia animada extremadamente ácida respecto a cómo nos ha transformado internet en el teléfono celular, ya que muestra distintas escenas que se suceden cuando solo prestamos atención al aparato sin reparar en el contexto en el que estamos. Como un hombre que camina por la acera con sus ojos posados sobre el teléfono hasta que se choca contra una columna de iluminación que lo hace caer y en esa pérdida del equilibrio engancha y le quita el vestido a una mujer que también fija su atención en la pantalla y sigue avanzando pese a quedar en ropa interior. Se trata de un mensaje provocador que busca a través de una reflexión ponernos en el espejo y pensar que hacemos cada uno con el teléfono. Es que a veces exigimos a nuestros hijos que limiten su exposición a los celulares mientras nosotros no podemos cortar esa dependencia insostenible con esta tecnología. Ordenamos al otro, pero no predicamos con el ejemplo. Y no deja de ser cierto que el aparato también se ha transformado en una herramienta laboral que creemos indispensable.
Hoy, precisamente, es el Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información, una fecha establecida con el objetivo de sensibilizar sobre las posibilidades que el uso de Internet y otras tecnologías de la información y la comunicación (TIC) pueden ofrecer a las sociedades y a la economía; así como fomentar la necesidad de reducir la brecha digital.
Según recuerda las Naciones Unidas (ONU), este 17 de mayo es el aniversario de la firma del primer Convenio Telegráfico Internacional y de la creación de la Unión Internacional de Telecomunicaciones. Este año se conmemora el 50 aniversario del Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información, que viene celebrándose cada año desde 1969. En este Día se conmemora la fundación de la UIT el 17 de mayo de 1865, con la firma en París del primer Convenio Telegráfico Internacional. El secretario General de la ONU, António Guterres, consideró que los avances tecnológicos, como la 5G y la Internet de las cosas, tienen el potencial de generar beneficios sociales y económicos considerables y de impulsar el progreso para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible.
En un reciente documental para redes sociales, el Banco Interamericano de Desarrollo se preguntó ¿qué tan perjudiciales son las pantallas para los niños? Y consignó que la Organización Mundial de la Salud ha establecido pautas estrictas: no recomiendan que menores de un año pasen tiempo frente a pantallas los que tienen entre dos y cuatro años no más de una hora diaria. Al respecto, remarca que actualmente desde las áreas de salud se está estudiando el impacto en el desarrollo cerebral de los niños por el uso cada vez más temprano de la tecnología. 
Además, el BID destaca el caso de Bill Gates, fundador de Microsoft, que no permitió a sus hijos tener celular sino hasta que cumplieron 14 años. Si bien las pantallas pueden servir para comunicar o para desarrollar la creatividad, es
importante que la tecnología no sustituya interacciones fundamentales para la infancia, como las adquisiciones del lenguaje, las habilidades sociales y la inteligencia emocional. 
Un estudio de la empresa Vertiv estima que en el mundo hay cerca de 5 billones de usuarios activos y un 52% del total de la población accede a los contenidos desde su smartphone. En la actualidad, las personas pasan más tiempo navegando en Internet desde sus teléfonos que en cualquier otra actividad. 
Internet, que comenzó como un experimento de comunicación militar en la década de 1960, se convirtió en indispensable en nuestra cotidianidad pues nos acompaña desde que nos levantamos hasta que nos acostamos. Y no sólo a los chicos les cuesta desconetarse. 




Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar