La PDI detuvo a otro acusado

Policiales 12 de mayo de 2019 Por
HOMICIDIO DE VILLALBA

En horas de la tardecita de este sábado, efectivos de la PDI de nuestra ciudad lograron la detención de un individuo de nombre R. Blanco, quien sería el segundo acusado de la muerte de Villalba, sucedida hace algunos días en la zona norte de Rafaela. Cabe consignar que sobre el detenido pesaba un pedido de captura desde hacía varios días, y la misma se llevó a cabo en la zona sur de nuestra ciudad. En tanto, el otro involucrado, Mariano Duarte, el primer acusado, está cumpliendo prisión preventiva luego de haberse entregado de manera voluntaria y de las respectivas audiencias.

EL HECHO
Poco antes del mediodía del pasado 30 de abril, en nuestro portal online dimos a conocer que efectivos de Bomberos Zapadores de esta ciudad aproximadamente a las 11:30 habían regresado de la ciudad de Santa Fe, posterior a dejar en la Morgue Judicial un cadáver hallado -enterrado- en un sector del Noreste rafaelino. También citamos que informaron a la Superioridad que la autopsia se había pospuesto. En el mencionado informe periodístico, se señaló que de acuerdo a la fuente calificada a la que tuvo acceso LA OPINION online, uniformados de la Subcomisaría 1ª (con sede en un sector del barrio Monseñor Zazpe, y organismo dependiente de la Unidad Regional V de Policía) fueron informados sobre el hallazgo de un cuerpo humano enterrado en cercanía del denominado Camino Público Nº 4, no lejos de las vías del ex-Ferrocarril Belgrano.
Más tarde se conoció que se trató de Miguel Alberto Villalba (alias "Toti", changarín de 35 años de edad), a quien desde hacía del sábado no se veía en los sitios que diariamente solía frecuentar, instancia que motivó que familiares lo buscaran intensamente.
Otro de los datos suministrados en la nota, tuvo que ver con que todo indicaría que los Bomberos Zapadores removieron una lona cubierta por tierra, y en un pozo observaron partes de un cuerpo humano. Asimismo, se comentó que Villalba habría sido protagonista de una pelea, que culminó con un trágico desenlace al recibir varias heridas de arma blanca.
En definitiva, por mandato del fiscal en turno personal de Bomberos Zapadores de nuestro distrito trasladó el cadáver de Villalba hasta la capital provincial a fin de que se realice una autopsia, trámite que dejó de realizarse en Rafaela tras haberse jubilado el médico forense a cargo de esa tarea. La misma no se concretó, y se llevó a cabo en la jornada del primer día de este mes. De acuerdo a la autopsia, Villalba dejó de existir debido a heridas contuso cortantes múltiples en el cuerpo y la cabeza.
Y al momento de conocerse dicho protocolo, ya estaban identificados los presuntos autores del hecho por lo cual se libraron las respectivas órdenes de captura a las personas identificadas como Mariano D. y Ricardo B.
Este último -como se señala anteriormente se entregó a personal policial dependiente de la Unidad Regional V-, en tanto Ricardo B. hasta el momento de cierre de esta edición permanecía prófugo de la Justicia.
Los presuntos homicidas residían en proximidades del lugar que habitaba la víctima, en un predio conocido como "el viejo basural", sito en el Noreste rafaelino, no lejos del lugar donde se halló el cadáver de Villalba.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar