Política y mercados

Notas de Opinión 09 de mayo de 2019 Por
Para el oficialismo, la posibilidad de que Cristina sea Presidente, a lo que denomina "incertidumbre electoral" es la causa de esta escalada de desconfianza respecto a la Argentina.
El Gobierno está superando sus peores días en términos de mercados de la gestión Macri. Pero todavía el riesgo argentino es cuatro veces el de Brasil y supera ampliamente los de Turquía, Ucrania y Ecuador, países sobre los cuales existe desconfianza.
Para el oficialismo, la posibilidad de que Cristina sea Presidente, a lo que denomina "incertidumbre electoral" es la causa de esta escalada de desconfianza respecto a la Argentina. Pero esto no es la causa principal en este momento. El riesgo país comenzó a aumentar el lunes 15 de mayo, cuando se supo que el gobierno iba al control de precios, denominado "programa de precios esenciales".
Aumentó sensiblemente el miércoles 17 al anunciarse las medidas, que fueron sugeridas por el radicalismo, en el marco de su presión sobre Macri para obtener más espacio en las candidaturas. El jueves 24, frente a la escalada del dólar, el principal asesor de imagen del Presidente (Durán Barba) participó en la reunión de Gabinete, proponiendo que se abandone el acuerdo con el FMI, para poder usar libremente las reservas para controlar la "corrida".
El radicalismo, Carrió y Durán Barba influyendo en las decisiones económicas, genera hoy tanta incertidumbre como el riesgo Cristina ya que para la elección faltan seis meses y la coyuntura exige medidas adecuadas.
Al mismo tiempo, Cambiemos enfrenta una crisis interna, tanto en lo político como en lo económico. La posible candidatura presidencial de la Gobernadora bonaerense (Vidal) va ganando apoyo dentro de Cambiemos, donde se percibe el costo político de ir a elecciones con Macri encabezando la boleta, dada la insatisfacción económica (sectores empresarios dentro y fuera del país piensan lo mismo). Pero Macri mantiene firme su candidatura.
Recién en la primera semana de junio revisará esta decisión. Vidal por su parte no dará ningún paso sin acuerdo del Presidente, pero ha comenzado a preparar un equipo por si se lo pidiera, mientras urgen más medidas para contener el conflicto social. Pero ella comienza a sentir el desgaste de la situación nacional y además adopta en el ámbito provincial las mismas decisiones que Macri en el nacional.
El resultado de las PASO realizadas en Santa Fe, muestran un retroceso de Cambiemos respecto a 2015. Entonces, las gano por sólo 0,3 puntos sobre la Alianza liderada por el Socialismo, obteniendo más del 30% de los votos. Ahora ha obtenido sólo 12 (18,7%) puntos menos, quedando en tercer lugar. Es la séptima derrota consecutiva del oficialismo nacional en elecciones de Gobernador (Neuquén y Río Negro), PASO provinciales (Chubut, Entre Ríos, Santa Juan y Santa Fe) e internas de Cambiemos (La Pampa). Por candidato se impuso el Socialismo que propone a Bonfatti como candidato a Gobernador con 34,3%, pero la suma de los candidatos del Peronismo (Perotti, quien ganó, y Bielsa) lo superó con 40,7%.
Tuvieron lugar también 4 PASO municipales en Mendoza y 7 elecciones de Intendente en Córdoba. De las 11 el PJ ganó en 9, el Socialismo en una y en la restante, el radicalismo tradicional se impuso sobre el PRO.
En lo económico, la división oficialista está entre quienes sostienen que debe profundizarse la política "intervencionista" iniciada con el control de precios y quienes piensan que la prioridad es recuperar la confianza externa a partir de mantener la política ortodoxa acordada con el FMI.
Cristina por su parte se mueve con habilidad, capitalizando sin hablar el deterioro que a Macri le genera la crisis económica. Primero hizo trascender algunos pasajes de su libro a comienzos de la semana pasada; en 5 días vendió 60.000 ejemplares -hasta ahora es el best seller del año- y la editorial imprime otro tanto y reedita el último libro de Néstor Kirchner; vuelve de Cuba para tener un rol en las negociaciones que se desarrollan en el PJ sobre las candidatura; sus voceros económicos niegan que de llegar al gobierno declararán el default. Este 9 de mayo, ella presentará su libro "Sinceramente" en la Feria del Libro, en una acto con cientos de militantes; al día siguiente, Axel Kicillof expondrá en el Centro Willson -un think tank importante de Washington- sobre los planes de gobierno del Kirchnerismo; las pintadas sobre su candidatura han comenzado en el conurbano bonaerense; ante la consigna oficialista de "Cristina o el caos", ella responderá con "Macri es el caos" y prepara otra en base a la idea de "orden", frente al supuesto "desorden" en la gestión de Macri. Como sucediera en las campañas presidenciales de 2007 y 2011, se muestra moderada y seductora, pero una vez en el poder asumió un ejercicio muy contundente del poder.
Por su parte el PJ anti-K sigue sin resolver su proceso de unidad y organización y el sindicalismo combativo realiza un paro general y dos movilizaciones. Los sindicalistas peronistas dialoguistas realizaron un encuentro con la participación de Lavagna y Massa, quienes dieron muestras de cordialidad pero no de acuerdo. Dos días después, se reunió el sector "progresista" que apoya la candidatura de Lavagna, liderado por Miguel Lifschitz -el gobernador socialista de Santa Fe- y Margarita Stolbizer.
Además de la interna, el ex Ministro de Economía tiene que amalgamar los dos sectores que hoy apoyan su candidatura (el peronista y el no-peronista). Cristina ha enviado emisarios a varios gobernadores del PJ, para pedirles que participen en un acto que realizará en las próximas semanas en un estadio de fútbol sería Racing-. A su vez ellos han señalado a los dirigentes de Alternativa Federal, que la apoyarán si presentan un candidato que garantice 30 puntos, es decir que pueda competir. El sindicalismo combativo, integrado por los gremios peronistas "duros", liderados por Moyano, algunos de los gremios del transporte , no los más relevantes- y el sindicalismo combativo de las tres CTA, realizó un paro general el 30 de abril, el que fue parcial al no haber adherido la CGT. Ese día realizaron también una movilización.
Al día siguiente -día del trabajo- estos sectores gremiales junto con movimientos sociales, instalaron ollas populares en la Avenida Paseo Colón, donde está ubicado el Monumento al Trabajo. Ese día también tuvieron lugar medidas de fuerza de los gremios del transporte, reclamando contra el cobro del impuesto a las ganancias a los asalariados.


Te puede interesar