Guido y Nico jugando en dúo con nuevas reglas

Suplemento Economía 05 de mayo de 2019 Por
Ahora el BCRA tiene autorización del Fondo Monetario para utilizar las reservas y evitar la volatilidad del tipo de cambio en cualquier momento.
FOTO REDES SOC. FORTNITE. Se parece a la economía argentina de estos días.
FOTO REDES SOC. FORTNITE. Se parece a la economía argentina de estos días.
El BCRA se realizó una curación para seguir la partida, cargó su mochila de balas y salió a jugar en dúo con el Ministerio de Economía. Si tienen éxito, viene un período de tipo de cambio estable y estabilización de los niveles de inflación.
Hace apenas unos días el Fondo Monetario acordó con el gobierno que el BCRA pueda intervenir en el mercado de cambios dentro de la banda de flotación establecida, antes solo podía intervenir en el piso y techo de esta, la cual además se movían a razón de un 2% mensual a la suba.
Ahora funciona así, la banda está fijada en $39.80 en la base o piso y $51.50 en el techo. Esta banda cambiaria ya no se mueve y quedará fija hasta fin de año. Este hecho le da predictibilidad al tipo de cambio y mantiene sorpresa en las intervenciones del ente rector, debido a que no sabemos en qué nivel el BCRA intervendrá dentro de la banda. Repetimos, ahora el BCRA tiene autorización del Fondo Monetario para utilizar las reservas y evitar la volatilidad del tipo de cambio en cualquier momento que estime conveniente.
El mercado va a estar abastecido de dólares, por un lado estarán las subastas de u$s30 millones del tesoro, dos de estas por día hasta fin de año y por otro tenemos los dólares del agro que tendrán que liquidarse en estos meses dado el escaso crédito del sistema y las altas tasas de interés, entendemos que el productor una vez levantado el grano, venderá para pagar los gastos y resembrar, lo que volcará al mercado no menos de u$s10.000 millones en los próximos meses. La oferta está garantizada, mientras que imaginamos la demanda dólares retrayéndose debido a la alta recesión, la base monetaria que se encuentra congelada y una tasa de interés a niveles estratosféricos, que por un lado restringe el crédito y por otro llama a realizar colocaciones financieras en pesos. Esto último dado, que con las nuevas medidas, tenemos un tipo de cambio fijado entre $39 y $51, al establecer el mismo, solo podrá subir hasta el techo de la banda es decir un 12% (del valor actual a $51), por lo que convendrá realizar plazos fijos en pesos y aprovechar las tasa de interés. Si en una corrida se llega al techo de la banda, el BCRA puede vender hasta u$s250 millones diarios, con lo que no lo superará.
Traduciendo lo expuesto, son buenas noticias en el corto plazo, ya que al fijar el tipo de cambio, deja vu de la convertibilidad, dará estabilidad en los precios, ya no deberíamos ver remarcaciones por el pánico que genera la volatilidad del dólar, en especial en servicios públicos, alimentos y productos de primera necesidad.
Para el largo plazo seguimos en foja cero, las políticas monetarias solo son una herramienta, para crecer se necesita, readecuar el estado, bajar impuestos y dar un marco propicio a que se realicen nuevas inversiones que nos saquen de la actual recesión. De lo contrario el tiempo atrasará el tipo de cambio, fijo contra la inflación actual. Sostenido en esta última afirmación, recomendamos la adquisición de bienes cuyo valor se encuentre relacionado con el dólar, el cual subió nominalmente y no repercutió en su totalidad en dichos activos, como ser inmuebles en construcción al pozo, electrodomésticos y automóviles entre otros.
Nico Dujovne desde su oficina en Economía y ahora con la habilitación de Guido para que participe desde el BCRA y jugando en duo, con las municiones necesarias para atacar la suba del dólar y la consecuente inflación que genera y sumando al escuadrón los productores que liquidan divisas, con los cascos puestos y hablándose todo el tiempo recorrerán el mapa y las distintas zonas donde el mercado los necesite vistiendo sus mejores skins para instaurar una nueva convertibilidad del peso.

@ElcontadoB @GuilleBriggiler
#BuenaSaludFinanciera

Te puede interesar