Carta de lectores

Carta de Lectores 21 de abril de 2019 Por
Leer mas ...
Dolor, perdón y resurrección

Sr. Director:

Sentir el dolor más profundo, provocado por todos los sufrimientos a que Jesús fue expuesto; con la cruz a cuestas, su cabeza inclinada, la corona de espinas, el rostro ensangrentado lleno de bondad, amor y entrega, para morir crucificado y atravesado por una lanza, brotando de su costado, sangre y agua (Evangelio según San Juan, capítulo 19, versículo 34). Recordar las palabras que Él pronunció "Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen" (Evangelio según San Lucas, capitulo 23, versículo 34). ¡Cuánta misericordia y amor!. ¡Cuánta sabiduría!.
Y... Allí estaba, condenado injustamente, cuando Él, solo daba amor, realizaba milagros y advertía sobre comportamientos indeseables. Sólo pronunciaba el amor al prójimo y el considerarnos hermanos, hijos de Dios... “No saben lo que hacen”…Todo ese dolor, ese ofrecimiento, padecido por el mismo Jesús en carne propia, no es para su beneficio sino para nosotros, para que nuestros pecados sean perdonados y para que la inevitable muerte sea vencida con la Resurrección (Evangelio según San Juan, capítulo 20, versículo 1) "El primer día de la semana, de madrugada, cuando todavía estaba oscuro, María Magdalena fue al sepulcro y vio que la piedra había sido sacada. María se había quedado afuera, llorando junto al sepulcro. Mientras lloraba, se asomó al sepulcro y vio dos ángeles vestidos de blanco, sentados uno a la cabecera y el otro a los pies del lugar donde había sido puesto el cuerpo de Jesús. Ellos le dijeron: “Mujer, ¿ porqué lloras?”. María respondió: “Porque se han llevado a mi Señor y no sé donde lo han puesto”. Al decir esto se dio vuelta y vio a Jesús, que estaba allí, pero no lo reconoció. Versículo 16: Jesús le dijo:” ¡María”!. Ella lo reconoció y le dijo en hebreo ”¡Raboní”!, es decir,”¡Maestro”!.
¡El Vive! y está realizando en cada uno de nosotros, el gran milagro de la vida. Gracias, Jesús por existir, por darnos tanto amor, por Tu perdón y amistad; porque pase lo que pase estás siempre con nosotros.
Gracias Dios por la ¡Resurrección!. Felices Pascuas (Paso de la muerte a la vida)

Ana María Abuh Arias de Abeillé
Rafaela


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar