Sensaciones y sentimientos

Sociales 16 de abril de 2019 Por
Leer mas ...
ALBERTO CORTEZ: ALGO MAS DE UN AMIGO 
Fue y seguirá siendo el amigo cercano en los sentimientos.
Tal vez el que mejor nos entendió. Reflejó cabalmente en las canciones sus estados de ánimo y ya se sabe (partiendo de la base de que el que pinta su aldea pinta el mundo) que quien muestra su pensamiento íntimo estará exhibiendo el mismo de todos y cualquier humano.
Directo. Aparentemente sencillo en canciones con letras espontáneas, intelectual y humanamente honesto, nos identificó en su universal y certera definición de ser persona.
El pampeano José Alberto García Gallo nació en Rancul el 11 de marzo de 1940. Amplio en la manera de concebir el mensaje, dio diversos registros: el drama, la pasión y la vida en sus contenidos opuestos: la alegría de ser y compartir y la crudeza de la muerte.
A los 12 años empezó a componer. A los 17 fue cantor de la Orquesta Arizona de San Rafael. De sus años más jóvenes es el bolero “Un cigarrillo, la lluvia y tú” que, posiblemente por no concordar su edad con la intensidad del mensaje, fue cantado (1964) por Tito Rodríguez y por José Luis Rodríguez.
“Un cigarrillo, la lluvia y tú / me trastornan / dejo mis labios sobre tu piel / me vuelvo loco / La posesión del momento / ya se olvidó del invierno / y a la ventana se asoma buscando sus brazos muertos / Cupido mira desde un cristal / de locura / que hará imposible la invocación / a la luna /La melodía salvaje / que está inventando la noche / se detiene nuestro instante / con un pálido reproche /Un cigarrillo la lluvia y tú /me trastornan / dejo mis labios sobre tu piel / me vuelvo loco /Cuando se acuerde la aurora / de arrebatarnos los sueños / serán pétalos de otoño / no podrán nunca barrerlos / Un cigarrillo, la lluvia y tú / me trastornan / me trastornan /me trastornan”
La variedad de temas que surgieron y nos llegaron de su brillante carrera en España, a partir de sus versiones de “En un rincón del alma”, “Gracias a la vida” -y las propias como “Cuando un amigo se va”, “A mis amigos” y “Callejero” entre tantas más-, no lo abarca totalmente ¿Alguien se acuerda de su versión de “Sucu Sucu”, de Taratenio Rojas?
“Se está poniendo de moda / en toda la capital / el vaivén del sucu sucu / sucu sucu te voy a dar /Ay ay ay ay negra bandida / sucu sucu te voy a dar / Vamos negrita a bailar / el baile más popular / el vaivén del sucu sucu / sucu sucu te voy a dar…”
El año del éxito arrollador del Sucu sucu fue 1963, la misma época en que “Todos los domingos” hizo cantar a tantos.
“Muchachita muchachita la peineta /ponete al pelo vamos ‘pa misa / el pañuelo colorado no te pongas / porque en la iglesia se escandalizan / Un paseo después por la plaza / para dar la vuelta al perro a ver qué pasa / una que otra mirada viene, mirada va. /Por eso yo te pido que vayas a misa / todos los domingos todos los domingos / pedile a San Antonio que te mande un novio / todos los domingos todos los domingos”.
La visión precisa de la vida que mostró Alberto Cortez -totalizante, reflexiva y a veces cruda- no se agota en lo se ha dicho aquí; comienza con la emblemática “A partir de mañana”. Fue el exacto momento en ese momento su mensaje empezó a dar las mejores manzanas.
Queda prometido, lectores atentos, incursionar en el próximo artículo en el Cortez dolido de la vida.


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar