Mataron en la cárcel a femicida con agua hirviendo

Policiales 16 de abril de 2019 Por
Leer mas ...
BUENOS AIRES, 16 (NA). - Darío Badaracco, quien era el único detenido por el femicidio de Araceli Fulles, la joven de 18 años que fue asesinada y enterrada en una casa de la localidad bonaerense de José León Suárez, murió tras ser quemado con agua hirviendo durante una pelea con otros presos en el penal de Sierra Chica.
Tras recibir quemaduras en el 60 por ciento de su cuerpo, el hombre de 31 años murió luego de una semana de agonía en el Hospital de Olavarría, según informó el portal local Infoeme.
Según indicaron fuentes ligadas al caso, Badaracco, que estaba acusado de "homicidio doblemente agravado por haber sido cometido por una o más personas y femicidio", fue atacado a golpes de puño y patadas durante una pelea, para luego ser quemado con agua hirviendo.
Se había podido establecer que la agresión se produjo el 8 de abril último, alrededor de las 17:00, en la celda 766 del Pabellón 10 de la Unidad 2 del penal.
Badaracco fue agredido en el lugar por otros dos presos, por lo que fue llevado en ambulancia al hospital.
Los autores del crimen ya fueron identificados y fueron procesados por el hecho.
En cuanto al caso de Araceli Fulles, la joven había sido vista con vida por última vez el 2 de abril de 2017 y fue buscada intensamente desde entonces en el partido bonaerense de San Martín y alrededores.
El jueves 27 del mismo mes, unos perros rastreadores encontraron su cuerpo desnudo y cubierto con cal debajo de un contrapiso, a unos 35 centímetros de profundidad, en la casa de la familia Badaracco.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar