La vivienda social

Hábitat 15 de abril de 2019 Por
En lo relativo a la vivienda de interés social, es necesario colocar el foco en cómo construir ciudad, cómo configurar espacio público desde lo habitacional, y cómo favorecer la convivencialidad. Porque la buena ciudad, tal como lo señala Jorge M. Jáuregui, tiene que ver con la mezcla sociocultural y de funciones y no con promover barrios socialmente homogéneos, de “iguales”, aburridos, de predominancia de un sector socio-económico-cultural exclusivamente.
VIVIENDAS1

Diferentes sectores sociales, diferentes configuraciones espaciales, variedad tipológica e interacciones, usos mixtos, permeabilidad público-privado, balanceada densidad, adecuada cantidad y calidad de equipamientos y servicios públicos, eficiente sistema de transporte público, elaborada relación entre masa verde y masa construida, disponibilidad de parques, plazas, espacios residuales urbanísticamente tratados; facilitación y estímulo para los movimientos peatonales ¿Tarea difícil? obviamente, pero sin esto no se tienen lugares deseables de ser vividos.

El acceso a la vivienda es un problema  del cual todos los gobiernos y desde hace tiempo tuvieron que hacerse cargo, buscando, a través de diferentes sistemas constructivos y financieros, la solución para estas demandas que emergen tan constantemente como el crecimiento de las comunidades.

La disponibilidad de espacios, y la especulación inmobiliaria son dos factores que siempre jugaron muy fuertes a la hora de pensar un sistema habitacional. La oferta y demanda de los lotes terminan definiendo la ubicación de las viviendas, respondiendo a una cuestión de mercado y no de una ciudad planificada. En nuestra ciudad, si pensamos en uno de los casos más antiguos, como el FONAVI del Barrio 17 de Octubre, fue una construcción en su momento, casi en las afueras de la ciudad. El crecimiento de Rafaela hizo que actualmente, este complejo se encuentre en una de las zonas más pujantes de la ciudad. Por otro lado, tenemos el desarrollo más actual en este tipo, que es el complejo habitacional de la Medialuna, las 132 viviendas, ubicado en Calles B. Anduiza, J. Alvarez y Garibaldi, el cual fue pensado tipológicamente diferente y ya con una inclusión urbana mayor.

Hoy existe un consenso en el sentido de que el orden social y la segregación que marcaran el siglo XX necesitan ser reemplazados por sistemas que articulen diferencias y que sean fácilmente adaptables. Es decir,  existe una demanda formulada desde distintos sectores de la sociedad relativa a una reorientación de la concepción de “desarrollo”, incluyendo la sostenibilidad de las propuestas y proyectos, destinados a favorecer la vida asociativa y democrática a través de intervenciones basadas en una estrategia conectiva de articulación espacial y social, mediante la creación de espacios de calidad a todas las escalas: objetos independientes, la manzana, el barrio y la ciudad.

Junto con la calidad de diseño, se incluye la cuestión fundamental del impacto ambiental de las intervenciones y la reconsideración del factor densidad, lo que tiene que ver directamente con espacios públicos vivos y con la reconversión de lugares capaces de favorecer la convivencia democrática, atendiendo al mismo tiempo a las mayores urgencias.

Las casas de los FONAVI

Iniciado en 1972, el sistema propuesto con el Fondo Nacional de la Vivienda (FONAVI) se extendió por toda la Provincia. En 1982, con el desarrollo en el barrio Fátima, Rafaela recibió los beneficios del sistema nacional, para concretar el último de estos en 2006 en el barrio Mora con 90 viviendas.

En total, teniendo en cuenta los distintos programa habitacionales que administra el Gobierno Provincial en nuestra ciudad, bajo la denominación de FONAVI o Plan Federal, existen 1933 casas distribuidas en 7 barrios: 2 de abril, Fátima, Villa del Parque, Mora, Jardín, 17 de Octubre, San José.

La características de estas viviendas es su formato en bloque o también conocido como monoblock: mono = uno y block = bloque, ya que estos edificios suelen estar organizados en tiras lineales que integran un solo cuerpo. Para el caso del barrio Fátima y 17 de Octubre, fueron diseñadas en dos piezas uniformes, donde una viviendas se ubica en la planta alta y la otra en la planta baja. Todas uniformemente distribuidas y diseñadas, sin patio y diferenciadas según zona o plan por el color. Otro planes con desarrollo posterior ya contemplaron el diseño de viviendas únicas con patio, pero también con tipologías de repetición y ubicadas en lugares desentrañadas de la dinámica urbana.

En general los programas de construcción de estas viviendas tienen que ver con un proyecto a mediano y largo plazo de relocalización de la población de asentamientos irregulares o villas de emergencias a nuevas casas o departamentos ubicados en barrios de este tipo.

Estos procesos, llamados "de urbanización" por las municipalidades, tienen como objetivo hacer desaparecer los asentamientos irregulares e integrar planificadamente las nuevas construcciones a la ciudad. En el FONAVI, en general los destinatarios de este tipo de viviendas son familias de escasos recursos.

La filosofía de planeación y construcción de estas viviendas responden a un modelo militar/industrial: construir la mayor cantidad de unidades, lo más barata y eficientemente posible.

fonvi

Las 132 viviendas

Este complejo habitación está ubicado en el Barrio Villa del Parque y se enmarcó en el Programa de Crédito Argentino Pro.Cre.Ar. Bicentenario. El proyecto fue destinado a sectores socioeconómicos medios de la población.

Todo el complejo es un complejo de tiras con viviendas unifamiliares y multifamiliares, siendo en total  132 casas que se distribuyen en 78 departamentos de 1 dormitorio, 48 departamentos de 2 dormitorios, 4 departamentos de 3 dormitorios y 2 departamentos para personas con dificultades de movilidad.

Es un proyecto urbanístico tiene la singularidad que no se repite en otras ciudades, es decir que fue especialmente diseñado para este caso.

El terreno está ubicado en lo que se conoce como la Medialuna de Villa del Parque, un sector rodeado de vías férreas actualmente desactivadas, posibilitando la reconversión de un hueco urbano.

 

 

 multimedia.normal.9e6282060e4c1865.3135333037375f72616661656c615f6e6f726d616c2e6a7067

 

 

CAPSF

Colegio de Arquitectos de la Provincia de Santa Fe
Distrito 5

Te puede interesar