A 14 años de una masacre en el penal de Coronda

SUPLEMENTO RAFAELA 11 de abril de 2019
En la jornada del 11 de abril de 2005, varios internos oriundos de Santa Fe asesinaron a 14 rosarinos en la cárcel de Coronda. Los acorralaron, acuchillaron y hasta quemaron vivos, en dos casos. Los acusaron de "romper códigos carcelarios" al acosar y hacerlas víctimas de robos a las visitas.
presos
RECORTE DIARIO CLARIN - LAS VICTIMAS. Las catorce personas oriundas de la ciudad de Rosario, asesinadas en 2005 en el penal de Coronda.

Que en la cárcel romper los códigos puede ser muy peligroso y las venganzas brutales, es una verdad no negociada entre los privados de su libertad.

INVESTIGACION JUDICIAL

En la investigación judicial que siguió a la masacre del penal de Coronda, los criminales que asesinaron a los 14 presos rosarinos dijeron que los mataron en represalia por los robos a las visitas, que incluían ataques sexuales a las esposas, hijas y hermanas de otros internos.

La Justicia también determinó (la primera sentencia fue de Darío Sánchez -juez de Instrucción- en junio de 2008) que los presos asesinados fueron seleccionados cuidadosamente en una lista y que la matanza se planificó.

El magistrado también ordenó la prisión preventiva de dos guardiacárceles, a la vez que procesó a directivos del penal.

BRUTAL ATAQUE

El ataque fue brutal, y de acuerdo a lo memorado hoy por Aire de Santa Fe, el grupo de reclusos santafesinos arrinconó a sus enemigos: acuchilló a 10, degolló a otro y quemó a otros dos apuñalados cuando agonizaban.

Una de las víctimas sobrevivió al ataque, y terminó falleciendo más tarde en el Hospital Cullen. Por entonces se supo que las primeras diez personas murieron en menos de 8 minutos.

Para concretar la venganza, los presos tomaron como rehenes a dos guardiacárceles, a los que liberaron una vez que lograron su cometido.

Todo comenzó poco antes de la hora 18 del 11 de abril de 2005 en el Pabellón 7, cuando fueron tomados como rehenes dos celadores y lo  relacionado a  una secuencia de horror tuvo desarrollo en los Pabellones 11 y 1, donde fueron asesinados los 14 presos rosarinos.

LABOR POLICIACA

La Policía tuvo que formar un grupo de choque, que incluyó una barricada con efectivos del Grupo de Operaciones Especiales Penitenciarias (GOEP), para negociar con los líderes de los presos santafesinos.

La memoria permite decir que llevó unas diez horas reestablecer la calma en el penal, y que los amotinados se entregaron luego de exigir la presencia de sus abogados y representantes de medios de prensa.

TIEMPO DE CONDENAS

En octubre de 2015, los presos Ariel José Rojas y Rodrigo Sebastián Romero fueron condenados a prisión perpetua por los delitos de privación de la libertad coaccionante, agravada por haberse logrado el propósito y homicidio calificado por alevosía y el concurso premeditado de dos o más personas (reiterado en 14 oportunidades).

LAS VICTIMAS

Los internos asesinados respondían a los nombres de Amelio Abel Mercado, Diego Hernán Aguirre, Cristian Adrián Heredia, Juan Manuel Ortigoza, Carlos Ariel Barreto, Walter Enrique Gómez, Ramón Andrés Valenzuela, José Itatí García, Sergio Pablo Frías, Fabián Ezequiel Benítez, Juan Ramón Díaz, Ramón Alberto Duarte, Sergio Damián Duarte y Jorge Raúl Yanuzzi.

En tanto, como heridos se contabilizó a Julio César Portella, Luciano Javier Urquiza, Pablo Andrés Arroyo y Mauricio Gabriel Ahumada.

Te puede interesar