Editorial

La Palabra 13 de abril de 2019 Por
Imágenes selectas

En ella se resumen varias nacionalidades. Por nacimiento, por sentimiento, por adopción, por elección. Pero siempre por necesidad desde el afecto. Húngara desde la herencia, pero alemana en lo geográfico, aunque argentina por propia decisión. El esfuerzo, pero fundamentalmente el ámbito familiar, le permitieron conocer a nuestra entrevistada cuál iba a ser su formación profesional desde niña. Emparentada con los colores, detallista y observadora en los paisajes, incentivada por el entorno, fue desarrollando su oficio de ilustradora que le permitió trascender con su nombre propio, permanecer como arquitecta y también ser artista plástica. Supo dar a conocer sus trabajos que fueron superando los espacios y las fronteras del país, para ser considerada una destacada profesional. Numerosas publicaciones difundieron sus paisajes, infinidad de láminas circulan desde las ediciones de la feria del libro, y tantas entidades eligieron su estilo para saludar. Un sólido emprendimiento que contribuye a través de la estética a darle los mejores colores a cada día.   

Raúl Alberto Vigini

[email protected]

Te puede interesar

Boletín de noticias