Crivaro: "la izquierda tiene que estar en las elecciones generales"

Locales 08 de abril de 2019 Por
EN BUSCA DE LOS 40.000 VOTOS NECESARIOS PARA LLEGAR A LA GENERAL
FOTO PRENSA FIT JUNTOS EN ROSARIO./ Nicolás del Caño y Octavio Crivaro, el jueves, en el sur provincial.
FOTO PRENSA FIT JUNTOS EN ROSARIO./ Nicolás del Caño y Octavio Crivaro, el jueves, en el sur provincial.
El precandidato a Gobernador por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) pasó por la ciudad de Rafaela el pasado jueves, tras una recorrida de medios en la capital provincial y en la previa de lo que fue el acto del viernes en Rosario, que contó con la presencia de Nicolás del Caño. 
Recientemente, Crivaro convocó a los votantes de Carlos Del Frade y a los de Ciudad Futura (un partido vecinalista de Rosario, de centro-izquierda, con representación en el Concejo Municipal) a que, al no tener candidato propio para la Gobernación, lo eligieran a él y le permitieran superar el límite de 40.000 votos, que permite a los partidos poder participar de las generales. "En primer lugar, estamos denunciando el piso proscriptivo del 1.5% del padrón -que son aproximadamente unos 40.000 votos a nivel provincial- para pasar las elecciones generales. Es un piso que tiene como objetivo tratar de dejar afuera a las listas que no tenemos el soporte grandes empresarios o de lugares más oscuros que eso. Nos bancan laburantes, docentes, estudiantes", dijo Crivaro en declaraciones a "Algo dirán", (Radio Galena, 94.5 Mhz). 
"En segundo lugar, en esta crisis muy, pero muy grande que se vive a nivel nacional, que está afectando las condiciones de vida de millones de personas, que está empobreciendo a gran parte de la sociedad, que está empujando a la desocupación a muchos trabajadores; la izquierda es la única que habla de esa realidad, totalmente ninguneada por los grandes partidos y la única que habla de una salida por izquierda desde los trabajadores. En ese marco, hacemos una discusión con Carlos Del Frade y la gente Ciudad Futura (Rosario), que criticamos en su momento por haber apoyado a la candidatura de María Eugenia Bielsa (porque no entendemos que quienes se dicen progresistas pueden apoyar a alguien que fue Vicegobernadora de quien privatizó el Banco de Santa Fe, entre otras 'epopeyas' cuando era representante del menemismo local y ahora los dejó de lado en su armado). Entonces, decimos si los dejaron de lado y nos cruzamos con ellos en las luchas en la calle, que saben del piso proscriptivo, etc.; creo que nos tienen que apoyar para llegar a las Generales. Pero ahora, no hemos tenido respuesta a nuestro pedido y veo declaraciones de Del Frade elogiando a Bielsa. Pero bueno, estamos llamando a todos los sectores para que nos apoyen", dijo y agregó: "Es una interna que va a ganar Perotti. Y la primera candidata de Bielsa es alguien que votó en contra del aborto legal y seguro en el Congreso, como Silvina Frana. Las mujeres progresistas no deberían apoyarlas".
En ese punto recordó que "fue la movilización más importante de la historia de las mujeres en el país. Y yo creo que si los trabajadores lograran superar a sus dirigentes que están hoy apostando que a Macri le vaya bien -lo que quiere decir que a nosotros nos vaya mal- si logran los trabajadores imitar el nivel de movilización de las mujeres, creo que podríamos discutir seriamente la posibilidad una salida que implique derrotar el plan del FMI, derrotar el plan de Macri y derrotar el plan tolerado por la oposición". 
¿Cómo se gobernaría Santa Fe desde la izquierda? "El 64% los jóvenes asalariados en Santa Fe de menos de 24 años está en negro. O sea que 7 de cada 3 pibes de 24 años que laburan están no reconocidos por el gobierno provincial, por el Estado, por los empresarios. Eso no es una 'conquista' de un día: en esto han 'colaborado' con esa condena social a la juventud el gobierno socialista, radicales -que son parte del FPCyS-, el peronismo y por supuesto, Cambiemos a nivel nacional que está 'colaborando' muchísimo a que eso se empeore y sea más grave, contra todos los trabajadores en general y los trabajadores en particular", dijo y agregó: "no podemos discutir una salida solamente locales o incluso solamente provincial a una crisis que es nacional y que se está profundizando. Ahí nosotros planteamos un programa de conjunto: o rompemos con el FMI y derrotamos su plan, dejamos de pagar la deuda externa,  atacamos a los principales grupos empresarios capitalistas en Argentina.. o la crisis que se está descargando con crecimiento índice de pobreza, con Rosario llegando a ser nuevamente la ciudad con más desocupación de Argentina, con las principales urbes del país creciendo la desocupación y eso va a empeorar". 
Y detalló: "debemos aplicamos este plan que permitiría resolver las grandes necesidades populares atacando los que más tienen. No puede ser que en Santa Fe vos tengas a los camiones de la soja esperando entrar al puerto -incluso especulando con que crezca el dólar para liquidarla con un precio absolutamente superior al de hoy- y al mismo tiempo crecerá pro es la pobreza, crece el desempleo... Entonces ahí es un planteo que es nacional". 
"Todos los partidos apostaron a que la realidad de hoy sea esa: cuando hubo crecimiento, a los trabajadores le tiran una migaja en la cara con perros y que cuando hay crisis se la descargan con ellos y ponen el desempleo por encima del 12% y que aspiran a que lleguen al 20%. Es una discusión que solo planteamos nosotros. Si queremos que se escuche ese planteo, la izquierda tiene que estar en las elecciones generales", completó. 
"Al electorado le interesa la multiplicidad de voces. La izquierda se alimenta de una bronca que es creciente, a nivel provincial y nacional, por el desempleo, con el Gobierno nacional y con dirigentes políticos y sindicales que cacarean en contra de Macri pero que le hacen todo para que le vaya bien. Pongo como ejemplo a Perotti: ¿cuánto escuchamos a kirchneristas diciendo que Perotti era traidor, que le votó a todos las leyes y luego de un pase de magia, es el candidato progresista, nacional y popular en la Provincia? Perotti sí votó el pago a los fondos buitres y el pliego a los jueces que después votaron el 2x1 a los genocidas. Creo que hay mucha hipocresía", completó.
"Nosotros apostamos a una salida masiva a la calle. No porque nos guste el quilombo, sino porque si no pasa eso, va a haber un 2001. Sin tocar los intereses de los grandes capitalistas, no se va a resolver el problema del empleo, de la falta de viviendas, el hambre va a crecer, los bancos van a fugar, van a expropiar los ahorros de la clase media. La izquierda no quiere todos eso. Hay que discutir una manera de salida de conjunto en la Argentina, y a nivel provincial no puede ser la excepción", concluyó.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar