Alemanes rechazan el aumento de alquileres

Internacionales 07 de abril de 2019 Por
MASIVA MOVILIZACION
FOTO AFP-NA DESCONTENTO. Todos contra los especuladores inmobiliarios.
FOTO AFP-NA DESCONTENTO. Todos contra los especuladores inmobiliarios.
BERLIN, 7 (AFP-NA). - Decenas de miles de alemanes se manifestaron este sábado para denunciar la "locura de los alquileres", con los especuladores inmobiliarios en el punto de mira. En Berlín, donde el precio del alquiler se ha duplicado en diez años, los manifestantes se congregaron en la Alexanderplatz para denunciar a grupos inmobiliarios como Deutsche Wohnen y Vonovia, que han comprado miles de edificios aprovechando precios muchos más bajos que en otras capitales europeas.
"No a la demolición de inmuebles habitables", gritaron los manifestantes, mientras que otros se disfrazaron de "tiburones inmobiliarios".
Tras 45 años de residencia en un edificio de la calle Hasenheide, Von Maydell se enfrenta a un cambio de propietario. Y teme que les pase lo que a otros miles de berlineses: una rescisión de su contrato, seguida de una gran remodelación y luego de un nuevo alquiler a un precio mucho más alto.
"El nuevo propietario es conocido, tiene más de 1.500 apartamentos y por puro negocio (...) compra y vende con dinero de inversores que naturalmente quieren obtener los mayores rendimientos posibles" explicó a la AFP Hans von Maydell, de 75 años.
En 2018, Vonovia aumentó así su alquiler medio en un 4,2%. La sociedad posee unos 350.000 apartamentos.
Este aumento está provocado por la creciente popularidad de ciudades como Berlín, donde decenas de miles de alemanes y europeos se instalan cada año, aunque la oferta sea insuficiente.
"Desde hace cinco años tenemos un crecimiento de las construcciones de nuevas viviendas, pero eso no colma el déficit ya que se construyen demasiado pocas viviendas sociales a precios accesibles", explica Ulrich Ropertz, portavoz de la Asociación alemana de inquilinos.
Además, según él, las compañías inmobiliarias como Vonovia o Deutsche Wohnen tienen un poder de "influencia a escala nacional" que bloquea la adopción de medidas para controlar los alquileres.
Aunque existen normativas para limitar el aumento de los alquileres en un 10% respecto a una tarifa de referencia, se ha demostrado que son ilegales o inaplicables.
Como reacción, se está organizando una campaña para que el ayuntamiento de Berlín expropie a las compañías inmobiliarias que tengan más de 3.000 viviendas, explica Ruzbeh Taheri, portavoz de esta iniciativa. Su petición necesita reunir firmas suficientes para convocar un referéndum local.
Otra solución sería la compra de inmuebles por parte de la ciudad, dirigida por una coalición izquierda-verdes, para impedir que los alquileres se disparen.Esta opción se está estudiando desde hace meses, aunque las arcas del ayuntamiento están en un estado catastrófico. Además, el precio del m2 se ha disparado. La municipalidad debería gastar, según sus propias cuentas, hasta 36.000 millones de euros, mientras que ya ha vendido mucho menos caro que en el pasado una parte de su patrimonio inmobiliario.
"Cuando la gente sepa cuantos miles de millones hay que gastar, muchos empezarán a ver las cosas de forma diferente", admitió el alcalde de Berlín, Michael Müller.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar

Boletín de noticias