El Concejo aprobó el proyecto que declara a Rafaela libre de pirotecnia

Locales 05 de abril de 2019 Por
Los principales argumentos giran en torno a cuestiones de salud pública, en especial niños, personas con autismo y animales. Los concejales aprobaron la iniciativa pese a la advertencia de fabricantes de pirotecnia de recurrir a la justicia. Aunque para ello esperará la decisión del Intendente.
FOTO J. BARRERA BARRA. En el recinto estuvieron quienes apoyan y rechazan la ordenanza sobre pirotecnia.
FOTO J. BARRERA BARRA. En el recinto estuvieron quienes apoyan y rechazan la ordenanza sobre pirotecnia.

Después de consagrar al médico pediatra Miguel Lisi como Rafaelino Destacado, el Concejo Municipal pasó a un cuarto intermedio que por momentos pareció eterno en busca de consensos en torno a las modificaciones de última hora para el proyecto de ordenanza para regular el uso de la pirotecnia en la ciudad. Había dos posturas diferentes por parte de los concejales, ya que por un lado estaban quienes planteaban devolver la iniciativa a comisión, y por otro quienes insistían en votarlo con algunas modificaciones. Después de una hora larga, finalmente los ediles encontraron el punto de equilibrio y aprobaron con pleno consenso la ordenanza que establece en su primer artículo, una "Rafaela libre de pirotecnia de efecto audible, no lumínica".
Una vez que se retiraron del recinto los familiares y amigos del Dr. Lisi, la barra quedó dividida como una tribuna de estadio de fútbol dividida por bandos. Por un lado el sector ocupado por quienes se dedican a la comercialización de la pirotecnia que reiteraban su crítica a la ordenanza a la que consideran violatoria de la ley nacional que regula a este rubro; y por el otro lado ONG proteccionistas de animales y padres de personas con autismo que daban testimonio de los daños que se ocasionan utilizando pirotecnia sonora. 
El concejal Hugo Menossi dio inicio a la ronda de discursos, dejando en claro que el objetivo de dicha norma es lograr proteger a quienes se vean afectados por la utilización de ciertos productos pirotécnicos, y no destruir puestos de trabajo. La flamante ordenanza establece la prohibición total para pirotecnia sonora, mientras que deja abierta la posibilidad de aquella pirotecnia de luces, como por ejemplo los fuegos artificiales.
El Departamento Ejecutivo tendrá ahora la responsabilidad de controlar y hacer cumplir lo estipulado, quedando establecido en el art. 24 que será quien habilitará y facilitará las instancias de denuncias y brindará asesoramiento a las víctimas, en caso de que el incumplimiento de la presente, haya derivado en violaciones a lo dispuesto por leyes superiores. Al menos así lo dispone la larga ordenanza, que desde la semana próxima estará en manos de Fiscalía Municipal para que evalúe y sugiera al intendente, Luis Castellano, los pasos a seguir. Es decir, es posible que el DEM de luz verde a la iniciativa que llega con el respaldo de todos los bloques, o bien puede tomar un camino distinto. Al final y al cabo, si finalmente los fabricantes de artículos pirotécnicos concretan su amenaza de judicializar el conflicto, la denuncia será contra el Ejecutivo y no contra el poder legislativo de la ciudad. 
Siempre que se toma una decisión, hay quienes no quedan conformes, pero de eso se trata la democracia. Es posible que la Cámara Argentina de Empresas de Fuegos Artificiales (CAEFA) y quizás algunos comerciantes que se dedican a este rubro, recurrirán a la justicia. Pero los ediles al avanzar con esta ordenanza ya lo sabían.
Al finalizar la sesión, Ana Paula Rosillo, de la ONG Acción Animal, resaltó el espíritu de la norma y dijo: “Es un cambio cultural que hay que hacer, hay ciudades que hoy están libres de pirotecnia y el cumplimiento es muy bueno y no por eso se pierden puestos de trabajo. Quienes fabrican elementos pirotécnicos, deberán avanzar en la elaboración de productos con más luces y menos ruido. No es tan complicado. Nos vamos con la convicción, de que se comprendió que no se puede festejar, mientras otros la pasan mal”.
En los considerandos de la ordenanza de "Regulación integral de la comercialización y uso de pirotecnia en la ciudad de Rafaela", se remarca que la pirotecnia tiende a "alterar la conducta de terceros - ajenos en la participación del uso de artificios pirotécnicos, afectar el descanso de aquellas personas, quienes por razones laborales deben cumplir con sus obligaciones en horarios donde el resto de la sociedad no lo hace" y que "de manera similar a quienes -por problemas de salud- deben reposar, gozar de ambientes tranquilos, ya sea estén internados en sanatorios, hospitales, o instituciones para ancianos".
Asimismo, explica que "se denomina 'artificio de pirotecnia o cohetería' al destinado fundamentalmente a producir combustión o explosión, efectos visibles o audibles, elaborados con explosivos o sustancias similares". Y que "la utilización de pirotecnia en sus tipologías sonoras genera un gran incremento en lo que se refiere a contaminación acústica afectando de manera directa a personas con un alto grado de sensibilidad especial y a los animales".







Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar