Toyota, una filosofía de trabajo

Locales 14 de marzo de 2019 Por
Una delegación de Rafaela recorrió el imponente predio fabril que la automotriz japonesa posee en la localidad bonaerense de Zárate, donde trabajan 6.000 operarios y se fabrican vehículos para el mercado interno y para exportar a 21 países.
FOTO PRENSA TOYOTA DELEGACION RAFAELINA. Empresarios, periodistas, directivos del Centro Comercial e Industrial y personal ejecutivo de Toyota Argentina en una tradicional foto de familia que retrata la visita a la planta de Zárate.
FOTO PRENSA TOYOTA DELEGACION RAFAELINA. Empresarios, periodistas, directivos del Centro Comercial e Industrial y personal ejecutivo de Toyota Argentina en una tradicional foto de familia que retrata la visita a la planta de Zárate.
Sobre el KM 81 de la ruta 12, en la localidad de Zárate, se despliega uno de los complejos más modernos que la industria automotriz tiene en esta parte del mundo. Hasta allí llegamos invitados por el Centro Comercial de Industrial de Rafaela y Amiun, la concesionaria Oficial Toyota, que representa la marca japonesa en nuestra ciudad como así también, en Santa Fe y Reconquista. 
La numerosa delegación que acompañó esta iniciativa, daba cuenta de una gran expectativa por ingresar a ese fascinante mundo, donde conviven en delicado equilibrio, la previsión con la cual se trazan los proyectos y la alta tecnología de sus desarrollos. 
Las dimensiones de este predio, ubicado a la vera de la Panamericana, es directamente proporcional a la influencia de Toyota en el mercado nacional y también, en los volúmenes de exportación de sus unidades que llegan a toda Latinoamérica.
En el hall central nos recibe una creativa muestra de una camioneta Hilux, que pende del techo del salón en 186 piezas, esa magnífica marioneta, conlleva el orgullo de la marca hacia uno de sus productos mejor impuestos en el segmento y que se ufana de la calidad y precisión, que acompaña su diseño; también se exhibe una réplica de la Copa Libertadores, hasta hace un tiempo, vinculada con esta marca y un prototipo del Corolla con el que Matías Rossi ganara en varias oportunidades, el campeonato de Super TC 2000.
Una ideal bienvenida que predispone a los visitantes, a entrar por la puerta grande de logros deportivos y de emblemáticos vehículos, que se ensamblan y fabrican a partir de una filosofía de trabajo, con la que sus autoridades y operarios en general, se desenvuelven en el día a día. 
La definición, entre otras, que Toyota es una filosofía de trabajo, es fácilmente constatable, en números y en el espíritu de pertenencia que se transmite en cada una de las secciones que componen, este coloso oriental.

¿QUE ES EL METODO KAIZEN?
La palabra, es de origen japonés y se compone de dos vocablos Kai que significa cambio y Zen que se puede traducir como mejora. Su esencia radica en realizar una mejora continua. Teniendo en cuenta que la visión de Toyota es llegar a ser la compañía automotriz más exitosa y respetada, ofreciendo a los clientes la mejor experiencia de servicio, se puso en práctica la implementación de actividades Kaizen tanto en la planta de producción como en los concesionarios. Estas actividades, constituyen una de las maneras más efectivas para lograr la satisfacción de los clientes.
Para desarrollarlas se conforman grupos de trabajo en los que participan personas de diferentes áreas e incluso los gerentes y mandos medios. Allí se detecta un problema concreto o una oportunidad de mejora, para luego proceder a su análisis y desarrollo con el objetivo de prevenir y eliminar diversos tipos de desperdicios en los sistemas y procesos de una organización. A su vez, se busca la manera de estandarizarlo para garantizar su durabilidad en el tiempo.
Con la puesta en práctica de estas actividades Kaizen se apunta a  mejorar las capacidades individuales, mejorar el ambiente de trabajo con una buena comunicación, fortalecer el lugar de trabajo y contribuir al desarrollo de la compañía y lograr la excelencia en atención al cliente.
En conclusión, la esencia del Kaizen es realizar un mejoramiento en los procesos antes de esperar que se obtengan resultados mejorados. Este sistema de calidad es reconocido a nivel mundial como una valiosa herramienta que proporciona resultados  excelentes resultados a quienes la apliquen.

“TODOS DEBIMOS ADAPTARNOS”
Esta afirmación es de Martín Frutero, Gerente General de Amiun que al igual que Roberto Buniva, responsable de la concesionaria Rafaela, oficiaron de anfitriones. “Estoy muy contento de recibir a todos los amigos de Rafaela aquí en esta planta modelo y poder mostrarle lo que hace Toyota para toda Latinoamérica y el Caribe. Aquí hay una cultura del trabajo de la que tuvimos que aggiornarnos todos, también nosotros los concesionarios y proveedores con métodos muy distintos pero con paciencia y mucha perseverancia educativa de los japoneses, lo fuimos implementando y se ha logrado una mejora sustancial en productividad, hasta convertirnos hoy, en una plataforma que exporta autos a 21 países”. 
¿Cómo están los negocios en la región a la que Ustedes representan? “Amiun tiene alcance en todo el centro norte de Santa Fe, tenemos muy buenos niveles de venta y participación de mercado en la zona, hemos sido números 1 en la venta de Hilux y Etios en 2018 y estamos competitivos en otros segmentos”, analiza Frutero. 
Abordamos en el final, el tema del impacto que la economía le propina al sector automotriz, según las estadísticas (negativas) de los últimos meses. “Es un escenario complejo, pero desde Toyota tenemos una visión a mediano plazo y entendemos que la mejor manera de fidelizar a nuestro clientes, es mejorar los niveles de atención y las herramientas financieras para que la marca siga prosperando”, subrayan, optimistas. 
Desafíos continuos y prosperidad, fueron lugares comunes para directivos y funcionarios del gigante japonés. En nuestro país, la planta de Zárate recibe todos los días a 6.000 operarios en dos turnos y 1.500 proveedores que reciben estímulos en capacitación y en crecimiento económico. Toda una excepción en la industria del sector pero también, un buen espejo en el cual reflejarse para trascender la imprevisible economía Argentina.
A fin de cuentas, ese es el único camino para que se pueda replicar en nuestro medio, los resultados que estas empresas logran en distintas partes del planeta y que no resulte para nada asombroso, que se termine también aquí, un auto cada 90 segundos. 

Te puede interesar