El paro de CTERA es una "cuestión política"

Nacionales 03 de marzo de 2019 Por
ASI LO ASEGURO EL MINISTRO DE EDUCACION ALEJANDRO FINOCCHIARO
FOTO ARCHIVO "HACER DAÑO"./ Para el Ministro de Educación, es el objetivo del paro en contra del Gobierno.
FOTO ARCHIVO "HACER DAÑO"./ Para el Ministro de Educación, es el objetivo del paro en contra del Gobierno.
BUENOS AIRES, 3 (NA). - El ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, subrayó ayer que el paro de CTERA por 72 horas se debe a una "cuestión política" cuyo fin es "hacer daño" al Gobierno.
"Cuando un gremio lo que está buscando es una cuestión política y es opositor al Gobierno, lo que quiere es hacer daño a ese Gobierno sin darse cuenta que a quien se hace daño es a cada chico o chica que tiene el derecho a la educación", argumentó el funcionario.
De ese modo, señaló: "Tengo muchas esperanzas de que el miércoles empiecen las clases en casi todas las escuelas del país".
"Siempre ha sido una táctica gremial el hecho de no empezar a negociar hasta febrero", indicó y criticó que ello se usa "como un factor de presión hacia el Gobierno".
En diálogo con Radio La Red, consideró que para "las cuestiones salariales hay que ver la película".
Por su parte, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, cuestionó a los gremios docentes que adhirieron al paro nacional de CTERA antes de que el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires realizara la última oferta salarial.
Así, resaltó: "Este año hicimos una propuesta que 15 de 17 gremios aceptaron", mientras se quejó porque "el kirchnerismo y la izquierda, como vienen haciendo en los últimos años, no aceptaron".
"Se adhirieron al paro nacional de CTERA antes de que pudiéramos hacer la última propuesta", fustigó la funcionaria en diálogo con Radio Mitre.
En ese sentido, justificó: "Está claro que nada de lo que ofreciéramos iban a aceptar".
"Los maestros y maestras tienen en claro que las consignas que están reivindicando en el paro nacional no tienen nada que ver con el sistema educativo en la ciudad", subrayó Acuña.
Además, destacó: "Para que no hubiera pérdida, iniciamos marzo con un 9 por ciento de aumento".
"Un docente que cobró este viernes por una jornada completa, percibió 38.400 pesos. En marzo va a pasar a cobrar 42.800 pesos.
Una jornada simple está en 22.400 pesos de bolsillo para quien comienza a trabajar sin antigüedad", apuntó.

"NO LES IMPORTAN LOS CHICOS"
BUENOS AIRES, 3 (NA). - La secretaria general adjunta del gremio SUTEBA, María Laura Torre, ratificó ayer el paro de 72 horas para la semana próxima, mientras sostuvo que al Gobierno "no le importa si los alumnos están o no adentro de las aulas".
Resaltó que la medida de fuerza se llevará a cabo "ante la confirmación de un Gobierno nacional que desconoce las leyes y que no ha convocado a paritaria nacional".
Además, criticó: "No cerramos la paritaria 2018", mientras argumentó: "Tenemos que cerrar primero la pérdida de poder adquisitivo de todos los docentes de ese año".
"No les importa si los alumnos están o no adentro de las aulas", fustigó Torre, quien aseguró: "Estoy convencida de que la sociedad está de este lado porque nosotros no mentimos".
La dirigente indicó que los sindicatos solicitaron a la administración de María Eugenia Vidal comenzar a discutir salarios durante las vacaciones, pero aclaró que no tuvieron respuestas a ese pedido.
"En enero planteamos fuertemente a la gobernadora que nos convocara porque los alumnos no estaban en las aulas", remarcó.
Según señaló, "hay muchas escuelas que no van a abrir sus puertas y no por la situación del salario, sino de infraestructura".
En diálogo con Radio La Red, subrayó: "Cuando dicen que el sueldo promedio de un docente es de 44 mil pesos, es mentira. La escala comienza en 16.500 pesos y termina con la docente de mayor antigüedad de 22.000".
Consideró que con la oferta del Gobierno bonaerense, sólo se puede "recomponer el salario de los que recién comienzan".
El viernes, los sindicatos que integran el Frente de Unidad Docente Bonaerense anunciaron un paro por 72 horas, por lo que las clases no comenzarán la semana próxima en la provincia, en línea con la medida de fuerza de CTERA a nivel nacional.
En la última reunión, la provincia ofreció que el salario inicial para un cargo docente pase a 20.150 pesos en marzo, lo cual significa un aumento de 3.440 pesos, según aseguró el ministro de Economía, Hernán Lacunza.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar