El "Bar La Gloria" cerrará sus puertas

Locales 14 de febrero de 2019 Por
Por falta de rentabilidad y problemas financieros, los propietarios decidieron cerrar a fin de mes. Estiman que su origen se remonta a tiempos de la colonia y que tiene casi 120 años.
FOTO J. BARRERA ¿FIN DE UNA EPOCA? Envejecido, el Bar La Gloria ya no puede aguantar otra crisis de la economía.
FOTO J. BARRERA ¿FIN DE UNA EPOCA? Envejecido, el Bar La Gloria ya no puede aguantar otra crisis de la economía.

La crisis económica no respeta historias ni trayectorias: el emblemático Bar La Gloria concluirá a fin de este mes casi 120 años de actividad comercial. Así lo confirmaron sus empleados y también su actual propietario, Aníbal Giecco, quien tomó el control de la empresa en 1988. "No se puede pagar más nada, no alcanza. Se vende muy poco. Ya no puedo aguantar, no me queda otra que cerrar. A fin de mes bajamos las persianas. Estoy mal por esta decisión pero los costos aumentan todo el tiempo, el alquiler y la luz son impagables", subrayó Giecco ante una consulta de LA OPINION. 
El amplio bar ubicado en la primera cuadra de calle Lavalle tiene sus paredes viejas, sin mantenimiento, como un reflejo de los tiempos que se viven. A pesar de que la clientela sigue fiel ocupando mesas a la mañana, mediodía, tarde y noche, los ingresos no son suficientes para mantener las puertas abiertas. "Nos avisaron que va a cerrar. Ahora empezamos a negociar por las indemnizaciones. Nosotros le empezamos a avisar a los clientes que en algunos casos ya son amigos", dijo uno de los empleados consultados. En total, son seis los trabajadores que dependen del Bar La Gloria, un punto de encuentro y referencia de cualquier rafaelino.  
Más de 20 parroquianos observaban, ayer por la tarde, carreras de caballos del hipódromo porteño en uno de los grandes televisores. La mayoría con muchas canas y de piel curtida. Estaban en silencio, casi como haciendo un duelo por el mítico bar que ya no será. La antigua barra resiste pese a las huellas del tiempo, que no son pocas. La heladera también. Parece un bar detenido en el tiempo sino fuera por los modernos televisores. 
En el fondo, las mesas donde se juega a las cartas y las mesas de pool le dan profundidad al bar, bien grande que tiene sus raíces en épocas de la colonia Rafaela. Dicen que sus orígenes datan de 1899 aunque ni Giecco se anima a confirmarlo. "Es el mismo complejo que viene desde la esquina de bulevar Santa Fe y Lavalle. Y ahí en ese edificio se puede ver 1899. Si es así, el bar tiene casi 120 años", admite del otro lado del teléfono entre enojado y apenado por las circunstancias. 
"Lamentablemente estoy muy mal. No es una decisión que hubiera querido tomar. Pero es imposible sostener el bar con esta crisis. No puedo aguantar", reiteró Giecco. "A fin de mes cerramos", insistió aunque uno de los empleados no descartaba que entre hoy y mañana el bar ya no atienda. 
"Parece que no hay remedio", reflexionó un cliente en una mesa desde la cual se puede ver la plaza 25 de Mayo en toda su plenitud. "Desde aquí se pudo ver todo lo que pasaba en la plaza sean protestas o fiestas. Me agarra la nostalgia, vengo desde que era chico", agregó con más de 60 años en el haber. 
En un artículo publicado en 2012 en este Diario, se destacaba que el "Bar La Gloria" era el más antiguo de la ciudad que permanecía abierto. "Se puede tomar que dicho edificio, tanto en la parte alta (hoy abandonado por completo), como así también en los que se encuentran contiguos formaron parte de la historia pura en la creación misma de la Perla del Oeste", describía. "Sector histórico de la ciudad que hace a la identidad rafaelina y donde se supieron ubicar instituciones y empresas que se desarrollaron junto a Rafaela y aún persisten. Es un lugar con historia, como así también se reconoce a la Recova de la antigua casa Ripamonti, la Catedral, la misma plaza 25 de Mayo, también está el “Bar La Gloria”", recordaba.
En su sede funcionó temporalmente la Liga Rafaelina de Fútbol en sus inicios y también el Círculo de Ajedrez "Roberto Grau", actualmente en la primera cuadra de calle San Martín. El Club Ben Hur fue pensado entre sus mesas, su nombre nació entre copa y copa. 

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar