Tucura quebrachera: la langosta gigante que llegó a la ciudad

SUPLEMENTO RURAL 14 de febrero de 2019 Por
Tanto en Rafaela como en poblaciones de la región, genera preocupación la presencia de lo que se conoce como langos, o tucura "quebrachera".
Ver galería FOTO INTERNET TUCURA QUEBRACHERA. En el norte del país se la combatirá hasta el 31 de agosto.
1 / 2 - FOTO INTERNET TUCURA QUEBRACHERA. En el norte del país se la combatirá hasta el 31 de agosto.
Se trata de un insecto que suele verse en el monte, y que no representa riesgo sanitario de acuerdo a funcionario santafesino especialista en el tema.
Todo indica que la presencia de "las quebracheras" obedece a cuestiones climáticas, conociéndose en diciembre pasado a través del rosarino Guillermo Palombo, director de Control de Vectores del Municipio, que no se trata de una invasión a la vez que aclaró que la presencia de estos insectos no representa riesgo sanitario para la población.
Por entonces, Palombo comentó que la tucura quebrachera es una langosta que pese a llamar la atención con su tamaño (de alrededor de diez centímetros de largo), no representa riesgo sanitario para las personas.
Por otra parte, manifestó que "lo que hay que hacer es no manipularla, como cualquier especie silvestre", y agregó "tiene las patas aserradas y la manipulación puede generar algún roce pero no tiene ningún riesgo".
"Se llama quebrachera porque termina su ciclo de vida en el quebracho del monte, por eso es difícil y raro que esté en la ciudad. Se ve que han ingresado por cuestiones climáticas, las han desplazado del monte y han entrado para estos lugares", aclaró.

RIESGO AGRICOLA
Por otra parte, Palombo dijo que en todo caso el potencial riesgo de estas langostas gigantes es agrícola, "ya que se alimentan básicamente de plantas".

TROPIDACRIS COLLARIS
Es el nombre de la conocida vulgarmente como langosta o tucura quebrachera, es una especie de saltamontes de la familia Romaleidae. Es una langosta de gran tamaño de América del Sur, también conocida como langosta de alas azules a pesar de que varía enormemente en su coloración.
Es común en los bosques y en las zonas secas de América del Sur, desde Colombia hasta Argentina, y en partes del Norte de Argentina se la considera una plaga.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar