La paritaria de la FESTRAM pasó a un cuarto intermedio

Locales 14 de febrero de 2019 Por
SE VUELVEN A REUNIR EL PROXIMO MIERCOLES 27
Ayer se concretó la primera reunión paritaria correspondiente a los empleados de las administraciones municipales y comunales. Y, como suelen ser estos primeros encuentros, no hubo una oferta concreta, sino que fue una presentación de los estados de situación de cada una de las partes, como así también dejar sentadas algunas pretensiones. El único resultado concreto de la reunión fue un cuarto intermedio hasta dentro de dos semanas, es decir, para el miércoles 27 de febrero.
Así lo dejaron asentado los dos miembros paritarios rafaelinos que participaron del encuentro: Darío Cocco, por parte del Sindicato de Empleados y Obreros Municipales (SEOM), como así también Marcela Basano (secretaria de Hacienda de la Municipalidad de Rafaela), ambos, en diálogo con LA OPINION. 
"La charla rondó en poder solucionar los problemas que generan estas crisis económicas, tanto para los trabajadores como para los intendentes y presidentes comunales", dijo Cocco. "Vi mucha preocupación por parte de los representantes de las comunas por la caída en la recaudación, en particular, por la quita de los subsidios nacionales, como el Fondo Sojero, el Fondo Educativo y el transporte, que afecta a localidades que lo tienen municipalizado, como Venado Tuerto, Ceres y Rafaela", dijo Marcela Basano. 
"Terminamos un año con un acuerdo que, sinceramente, nos protegió de la inflación por la cláusula gatillo. Es por ello que tuvimos un incremento del 49,3% en los salarios. Por eso, queremos continuar con ella", dijo el sindicalista. Basano, a su turno, le manifestó a LA OPINION "sin lugar a dudas fue muy buena para los trabajadores. Debe ser el mejor acuerdo paritario del sector público del país y uno de los mejores junto con algunos del sector privado, como Bancarios o Camioneros. Pero en las comunas esto trajo aparejado algunas consecuencias: algunas debieron resignar prestación de servicios, o hacer menos obras, retrasar pagos o reestructurar la forma en que se venían manejando". 
Ambos coincidieron en que no se presentaron propuestas oficiales ni pedidos formales en cuanto a porcentaje. Sí se dejó sentado, como dijimos anteriormente, la necesidad de los trabajadores de continuar con la cláusula gatillo. 
"Las expectativas son buenas de los dos lados", dijo Basano, aunque indicó que la falta de parámetros respecto a cuál será la inflación a lo largo de este año, dificulta la charla: "la inflación oficial es del 23%, pero los economistas plantean que será del 30% o más.
"La intención es terminar la discusión lo antes posible. De manera personal, creo que los porcentajes pasaron a un segundo plano, porque no asegura que no se pierda contra la inflación. El acuerdo debe pasar por la continuidad de la cláusula gatillo", concretó Cocco a LA OPINION. 

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar