La felicidad de Volken

Deportes 13 de febrero de 2019 Por
El delantero juliense se mostró muy emocionado luego de sus primeros goles en este regreso al club. Pero valoró más la primera victoria que pudo lograr el equipo en el Regional Amateur.
FOTO ARCHIVO GRITO ATRAGANTADO. El Cóndor volvió a convertir luego de 15 largos meses.
FOTO ARCHIVO GRITO ATRAGANTADO. El Cóndor volvió a convertir luego de 15 largos meses.
Consumada la victoria de 9 de Julio ante Cosmos, la primera en el Regional Amateur 2019, seguramente Lucas Volken fue el más feliz y emocionado de la noche. Porque el Cóndor se pudo sacar la mufa en el césped del Germán Soltermam luego de un momento muy complicado en su carrera. Es que el delantero rafaelino venía de una inactividad de más de año a raíz de una seria lesión. Entonces, decidió pegar la vuelta al club para volver a resurgir como jugador, y el último domingo se dio el lujo de convertir su primer doblete después de mucho tiempo. “No caben dudas que estoy muy contento, porque se hizo larga la espera del gol. Pasaron 15 largos meses para poder volver a convertir un gol de manera oficial. Estoy feliz por los goles, pero más allá de eso porque se pudo sumar de a tres y por el sacrificio que está haciendo el grupo. Vamos de menor a mayor, así que ahora hay que disfrutar con tranquilidad estas dos semanas”, relató el jugador apenas terminado el partido, aunque le dio mucha más importancia a lo que logró el equipo dentro de la cancha. “Lo más importante es que se ganó. De a poco vamos mejorando y en este partido se notó. Ya habíamos tenido un buen partido en San Justo”, acotó el ex jugador de Argentino Quilmes, entre otros. “En estos momentos se me pasa mucha gente por la cabeza, ya que fueron muchos los que me han ayudado, profes, kinesiólogos cuando me sentía un ex jugador. Estoy contento con volver a disfrutar de lo que más me gusta y obviamente que siempre está mi familia por delante en primer lugar. La gente que está alrededor mío es muy importante también”, sostuvo el atacante juliense.

VERONESSE, TRANQUILO
A diferencia de Volken, el entrenador juliense no se mostró del todo alegre por el triunfo de sus dirigidos, ya que en primer lugar se refirió a la expulsión que sufrió en el primer tiempo por parte del árbitro sanfrancisqueño Matías González. “No me gusta que pasen estas cosas. Porque cuando se meten con mi trabajo, me molesta y me duele mucho. Y no lo voy a dejar pasar de largo, ya que no puede ser que un tipo no pueda trabajar ni dirigir a su equipo desde el banco. A los 10 minutos ya estaba apercibido de la nada y a los pocos minutos, también de la nada me hecha. Y después, en el entretiempo, me dio una explicación que no me quedó del todo clara. Nosotros estamos haciendo un esfuerzo tremendo desde todo punto de vista, dirigencial, de los jugadores. Fijate cómo terminamos, con dos hombres menos casi. Estamos saliendo de un golpe muy duro, y de paso su arbitraje dejó mucho que desear”, sostuvo en caliente el DT. Pero también se mostró conforme por el juego y la evolución que vienen teniendo sus dirigidos. “Estoy tranquilo por la victoria y por el esfuerzo que están haciendo estos chicos, porque van a descomprimir una situación adversa importante. Me parece que los caminos que utilizó el ‘9’ en ataque han mejorado mucho en relación al primer partido. Pudimos sobrellevar dos golpes duros, porque el de San Justo también fue duro, porque tendríamos que haber ganado y nos empataron por una fatalidad. Y ante Cosmos, el empate provocó un duro golpe también, pero supimos sobresalir con buen fútbol, y me parece que el segundo fue un golazo, porque llegó a través de una buena jugada colectiva. Eso es lo que intentamos hacer y el partido tendría que haber terminado con una victoria por uno o dos goles más. Ellos tienen dos delanteros de mucha potencia, como Dettler, que lo tuve en Belgrano y estuvo a punto de jugar en Primera, y Guerra. En los primeros minutos no estuvimos bien pero después cuando empezamos a presionar y que el Toti Monserrat sea la manija del equipo, crecieron las bandas. También hay una mejoría de Volken y nos falta un poquito más de Funes, de agarrar un poco más de confianza en el uno contra uno. Creo que con el tiempo lo vamos a conseguir. Pero estoy muy conforme con el trabajo de los pibes. Acuña hizo un buen partido y sabía que iba a rendir, de hecho generó la jugada del segundo gol. Manelli jugó un partido para ser titular y Monay fue un señor en el banco, dando indicaciones en todo momento. Tenemos un grupo fantástico y que admiro mucho, porque se hizo desde la adversidad. Ahora estamos en la lucha y no metimos en el torneo”. 9 de Julio debía ganar para irse a la ‘fecha libre’ con algo de tranquilidad y se pudo lograr jugando bien, aunque aún hay mucho por mejorar con vistas al futuro. ““Hay que mirar primero adentro y hacer un mea culpa de los errores que hemos cometido. Nos quedan 15 días para trabajar duro e ir a enfrentar a un Libertad protagonista. Primero hay que establecer pautas de objetivos y mirarnos a nosotros mismos. El penal que hizo el chico Arnaudo fue una equivocación porque va a barrer abajo, producto de su juventud. Hay que trabajar mucho en el escalonamiento, contrarrestar lo que nos pasó en los primeros minutos y lograr que el equipo tenga una continuidad de juego, tal como lo hizo parte del primer tiempo y parte del segundo. Este es el camino para lograr la recuperación. Nos falta ser un poco más efectivos en ataque, porque con otros equipos no podés terminar tan justo. En la medida que tengamos funcionamiento y el que entre lo haga bien, el equipo va a andar bien”, comentó el rafaelino en diálogo con la prensa local.

Te puede interesar