El “9” logró un triunfo tranquilizador

Deportes 11 de febrero de 2019 Por
Con un doblete de Lucas Volken, se impuso con justicia a Cosmos por 2 a 1 en el Soltermam y logró su primer triunfo en el certamen, lo que le da algo de aire fresco teniendo en cuenta que tiene fecha libre el próximo fin de semana.
FOTO M. LIOTTA VICTORIA NECESARIA. Lucas Volken celebra el 1 a 0 tras haberlo convertido de penal sobre el cierre del primer tiempo.
FOTO M. LIOTTA VICTORIA NECESARIA. Lucas Volken celebra el 1 a 0 tras haberlo convertido de penal sobre el cierre del primer tiempo.
9 de Julio ratificó anoche en casa la remontada que había mostrado en San Justo. Luego de aquel mal debut ante Ben Hur, el equipo debía anoche ganar sí o sí para prenderse en la lucha por la clasificación. Y el elenco de Daniel Veronesse lo pudo lograr jugando otra vez bien, sobre todo en el segundo tiempo, aunque terminó sufriendo sin merecerlo. Porque fue muy superior a este pobre equipo de Cosmos, pero no lo pudo liquidar por la impericia a la hora de definir, ayudado además por algo de mala fortuna, y porque los errores defensivos los termina pagando con gol.
Luego de un inicio con algunas dudas, el “9” de a poco se fue apoderando del balón, aunque le costaba asociarse por abajo. De hecho, las chances más claras llegaron por arriba, con un cabezazo de Díaz que salvó el arquero y otro córner de Tosetto que si no fuese por el manotazo del “1” de Cosmos era gol olímpico del ex Atlético. Monserrat por momentos manejaba los hilos del ataque, pero no tenía conexión con los delanteros. Por contrapartida, en defensa el local daba algunas ventajas y Galetto, en soledad, se perdió un gol increíble a la salida de una pelota parada para la visita. Igualmente, el León seguía buscando y generando, y esta vez el que se lo perdió tras un pelotazo y luego de un rebote fue Volken, que definió desviado con todo el arco a su disposición. Al “9” le faltaba puntería y precisión para estar en ventaja y merecía ampliamente el primero, que llegó sobre el final del primer tiempo por una supuesta mano dentro del área de un defensor santafesino que Volken, con categoría, convirtió el penal en el 1 a 0 para sacarse toda la mufa.
El complemento fue más de lo mismo, y fue todo de 9 de Julio. Esta vez, buscó con más insistencia por abajo, tocando y abriendo la cancha. Kevin Acuña se mostraba imparable por derecha, Monserrat empezó a tener más juego asociado, Manelli -que fue titular en lugar de Monay- ganaba la lucha en el medio y los delanteros entraban más en contacto con el balón ante un rival muy limitado en defensa y que apostaba al contragolpe. Hasta que en una jugada aislada, cuando parecía intrascendente, Arnaudo le cometió penal a Dettler y el experimentado Guerra, con clase, puso el 1 a 1.
Tras cartón, el dueño de casa no sintió tanto el golpe y pudo reaccionar. Piedrabuena volvió a lucirse ante un remate sorpresivo de Kevin Acuña y un tiro libre de Monserrat dio en el travesaño. A esa altura, el León merecía estar goleando y no empatando, pero fallaba en el último pase y no lo podía liquidar. Y en base a una buena jugada combinada por derecha, Sebastián Acuña escaló con criterio, envió un centro preciso al medio del área y Volken, con oportunismo y bien ubicado, mandó el balón nuevamente al fondo de la red. Posteriormente, el “9” estuvo cerca del tercero en varias ocasiones y en el final, ya con la expulsión de Aguilar y con un Manelli extenuado, sufrió inmerecidamente. Fue un triunfo merecido y muy necesario para 9 de Julio, que sigue en levantada y descansará con cierta calma el próximo fin de semana, ya que se prendió en la lucha por la clasificación.

Te puede interesar